Matías Britos es refuerzo de Gallos

Matías Britos volverá al futbol mexicano ya que este viernes firmó con Gallos Blancos, según adelantaron fuentes a ESPN Digital.

Así, el delantero charrúa, quien hace seis meses dejó a Pumas para aceptar una oferta del Al-Hilal de Arabia Saudita, jugará en Querétaro de cara al Clausura 2018.

Hace unos días ya había trascendido en medios árabes que Britos volvería, debido a que luego de seis meses fuera de México no tuvo las oportunidades que buscaba y apenas disputó seis encuentros y anotó un solo gol en el futbol árabe.

Hasta el momento, Gallos no ha oficializado el pase, pero se espera que en las próximas horas haya un anuncio oficial sobre ello.

Britos defenderá su tercera casaca en la Liga MX, luego de que en el pasado fue parte del León y de Pumas.

SABE QUE LA AFICIÓN LE EXIGIRÁ

Durante su presentación oficial en conferencia de prensa, Britos, de 29 años, se mostró emocionado por regresar al futbol mexicano y señaló que defender los colores del Querétaro significa un gran reto. El ariete uruguayo aclaró que sabe que la afición de Gallos Blancos es muy rigurosa y espera cumplir con las expectativas.

"Se de la exigencia que tengo desde el momento de mi llegada. Trataré de responder tanto. La confianza y a la exigencia dentro de la cancha. No me queda de otra y estoy consciente de eso. No hay nada mayor para un jugador de futbol que confíen, que le exijan y de esa manera le logran sacar el máximo a uno porque en cada partidos las expectativas y exigencia son continuas", expresó.

Por otro lado, Matías aclaró que no le obsesiona pelear por el título de goleo porque recalcó que lo más importante será conseguir los objetivos del equipo, situación que le brindaría alegría y tranquilidad tanto a la afición como a la directiva.

"Creo que lo grupal está por arriba de lo individual, creo que eso es fundamental y lo mejor para cada uno va a llegar en su momento cuando se haya conseguido el objetivo grupal. Espero contribuir y se que la exigencia va a estar en los goles", señaló.