¿Los últimos momentos de Óscar Pérez en el terreno de juego?

Imago7

MÉXICO -- Luego de sucumbir en octavos de final de la Copa MX ante Atlético Zacatepec, Óscar ‘Conejo’ Pérez habría disputado su último partido en el futbol profesional.

El guardameta nacido en la Ciudad de México hace 45 años firmó seis meses más de contrato con Pachuca que finalizarán al término del torneo de liga, en el cual no ha sumado minutos en 10 partidos; pues solo gozó de actividad en la Copa MX, con cinco juegos como titular.

Solo si Diego Alonso decide brindarle minutos en los siete encuentros que le restan al Pachuca en el torneo de liga, se podría presenciar de nueva cuenta al arquero en una cancha antes de decir adiós al balompié profesional.

“Esto se había hablado desde antes, el ir apoyando a Alfonso Blanco para que ya empezara a jugar y tuviera un poquito más de participación, para que se fuera afianzando. Es un buen chico; ha estado trabajando bastante bien y ha ido mejorando. Hoy ha cumplido, lo ha hecho bien. Fue un acuerdo que se habló con la gente del club, con el cuerpo técnico y yo”, declara a ESPN Digital el tres veces mundialista.

Dice que la decisión de que Blanco jugara toda la liga y él la Copa fue del técnico Diego Alonso “y yo apoyo desde donde me toca. Traté de andar muy bien en el torneo para entregar buenas cuentas”.

Para Óscar, ver los partidos de liga desde la banca en el torneo de su adiós no es muy grato y confiesa que “después de 24, 25 años de carrera y siempre jugar no es fácil de asimilar. Trato de llevar las cosas lo mejor posible. Obviamente, las ganas de jugar siempre están”.

Comenta el guardameta que no se arrepiente de haber aceptado las condiciones del club. “Siempre he dicho que por algo pasan las cosas y no me quejo. Ya veremos qué pasa más adelante”.

Para Blanco solo tiene buenos comentarios. Afirma que es su amigo y "siempre estamos hablando y sacándole el mayor provecho a las jugadas, a los entrenamientos. Hemos hecho una gran relación y eso también ayuda mucho para estar un poquito más tranquilo”.

El portero hecho en las filas de Cruz Azul dice que amigos y excompañeros le dicen que debería estar jugando “y uno con la inquietud de poder despedirme en la liga, pero así es esto”. Le dicen que disfrute sus últimos minutos como profesional desde donde sea “porque después ya nada es igual. Por eso juego la Copa como si fuera la liga. Estoy bien”.

Óscar trata de ver el presente lo más optimista posible. “Qué ‘chido’ que me recuerden y que estén al pendiente de mí, de que juegue o no, eso se agradece”. Y sobre el futuro señala: “Me llama mucho la atención de ser director deportivo y trataré de prepararme lo mejor posible”.