A Bruno Marioni aún le cuesta imponer su estilo en Pumas

MÉXICO -- El técnico argent Bruno Marioni afirmó que es muy difícil cambiar rápidamente el estilo de juego Pumas, luego de más de un año de trabajo de la anterior gestión.

De cara al clásico contra América, Marioni manifestó que el equipo va creciendo poco a poco. “Es muy difícil cambiar un año y tanto de cuando estaba David (Patiño) con una idea diferente”.

Dijo que paulatinamente va metiendo a Pumas a su estilo de juego, a lo que quiere, y asegura que contra el campeón de la Liga MX el domingo la gente verá a un equipo agresivo, ordenado y con una intención de ataque.

Bruno considera que la única forma de hacerles olvidar a los jugadores la goleada que le propinaron las Águilas a Pumas en la Liguilla pasada es “seguir trabajando en la recuperación de la confianza”.

Aseguró que las estadísticas cuentan mucho para todo mundo y no se puede dejar atrás el pasado, pero “yo tengo dos semanas en Pumas y me responsabilizaré de lo que haga el equipo de esas dos semanas en adelante”.

Sin dudarlo afirmó que el domingo “el equipo va a dar una buena cara”.

El timonel volverá a enfrentarse a un entrenador experimentado como Miguel Herrera, algo que le significa “un lindo desafío”.

Ya le tocó estar frente a Diego Alonso en liga y Enrique Meza en Copa. “Es algo muy bueno porque me hace crecer. Valoro muchísimo la experiencia de los técnicos a los que me toca enfrentarme y espero ganar la partida”.

En cuanto a sus seleccionados Sub-20: Brian Figueroa, Idekel Domínguez y Carlos Gutiérrez, confía en que regresarán más que cansados, motivados por la distinción de ser considerados en un representativo mexicano.

Por otro lado, informó el timonel que el defensa Alejandro Arribas sigue haciendo trabajo especial, aunque no descarta que pudiera estar en condiciones de jugar el fin de semana.

El único refuerzo del plantel, el colombiano Jeison Ángulo, está preparado para debutar en el futbol mexicano. Comentó el timonel que como venía jugando en su país se encuentra bien, después de trabajar aparte con el preparador físico.