El sueño inconcluso de Marbella Ibarra

Marbella Ibarra encabezaba la Asociación Civil Futfem sin Fronteras. @maribarra6

El último post del Facebook de la Asociación Civil Futfem sin Fronteras es una invitación a un juego de futbol “en honor a Marbella Ibarra”. El partido se desarrolló en la localidad de Rosarito, Baja California, el mismo lugar en donde fue encontrado el cuerpo de una de las principales promotoras del futbol femenil en México, con las manos y pies amarrados, envuelta en plástico, sin vida.

“Ahorita la asociación está en pausa. Esto fue un golpe muy duro para mí. No he podido retomar el proyecto porque estoy sola y todavía no estoy preparada, no quisiera retomarlo de una forma improvisada porque a Marbella no le gustaba que las cosas fueran así. En la página de Facebook y por medio de Whatsapp nos siguen llegando los mensajes de niñas y chicas que están interesadas en el futbol, pero por ahora no tenemos los medios para apoyarlas”, cuenta Karla Pérez, que fue la pareja de Marbella Ibarra por más de una década.

Marbella estuvo desaparecida 27 días y fue encontrada sin vida el 15 de octubre de 2018, ella era el corazón de la AC Futfem Sin Fronteras, la cual promovía por medio del hashtag “#Ellasjuegan” el futbol femenil. El día que se encontró el cuerpo de Mar, como le decían sus conocidos, cubierto con una manta blanca, con marcas de golpes en cuello, cara y cuerpo, la Asociación también perdió fuerza.

“El proyecto de Mar estaba ligado a una escuela de futbol para niñas y la asociación. Al principio teníamos la escuela de Xolos y Mar se dio cuenta que muchas niñas no podían pagar la mensualidad, a pesar que no era tan cara. Entonces hizo la Asociación Civil, por sus propios medios, de ahí salía el dinero para pagar arbitrajes, cancha, profesor, todo lo que se tenía que pagar para que las niñas pudieran seguir jugando”, describe Karla, que también fue futbolista en los Gallos de Querétaro.

“A mi se me ha acercado gente para ofrecerme apoyo económico, pero lo que en realidad necesito es el lugar para trabajar. Cuando sucede lo de Mar, me regreso de Querétaro, pero por el tiempo que no estuvimos, pues perdimos los horarios de las canchas que teníamos para entrenar. Me han ofrecido canchas para seguir con la escuela, que era la parte fundamental de la Asociación, pero los horarios disponibles son de ocho a 10 de la noche y no me gustaría hacer que niñas de 11 o 12 años salgan a esa hora de sus casas a jugar futbol. En otros lugares hay horarios más temprano, pero son muy caros. En la frontera es difícil encontrar un lugar”, explica Karla Pérez, que vive en una ciudad en la que en promedio una mujer es asesinada cada 48 horas.

La idea de fomentar el futbol femenil nació en un salón de belleza. Ibarra fundó un equipo de futbol de mujeres con los recursos que obtenía de una estética y a partir de ahí empezó a impulsar el balompié femenil. Transmitía partidos de su equipo por medio de Facebook Live y con su Asociación consiguió que varias futbolistas se acomodaran en diferentes equipos de la Liga Mx Femenil. En Tigres, Atlas, Querétaro...

“Marbella trabajaba así, las chicas la buscaban por medio de redes sociales o whattsapp, se evaluaba las capacidades de la niña. Si veíamos que tenía talento, la mandaba a visorias, para que que hubiera resultados. Sino, se quedaba a entrenar, para que sus capacidades explotaran y luego le buscaban equipo. Mar le pagaba todo, el viaje, el hospedaje y hasta la visoria”, recuerda Karla Pérez. “Nosotras no sólo pensamos en una niña futbolista, pensamos en una niña que pueda tener una disciplina, ir a la escuela, y pueda aportar a la sociedad. La Asociación era un complemento a los entrenamientos, era para las niñas que no podían pagar una colegiatura de una escuela, un viaje, o una visoria”

En los primeros 45 días del 2019, en Tijuana se registraron 22 asesinatos de mujeres y pocos fueron resueltos, al igual que el caso de Marbella Ibarra, que dejó un sueño inconcluso.

“La verdad es que sabemos muy poco del caso, yo sé muy poco. Nos aseguran que siguen investigando, que no hay información. No quiero ser cruel o pesimista ni tirarle a nadie, pero la verdad no creo que algún día sepamos qué pasó con Mar”.