Tecos lucha por resurgir de la mano de 'Pony' y Leaño

MÉXICO -- Este fin de semana se cumplieron siete años del descenso de la franquicia de Estudiantes Tecos, que en el 2012 perdió la categoría. Su capitán y propietario Juan Carlos Leaño se retiró del futbol para actualmente comandar el proyecto deportivo de la institución universitaria, que lucha por volver a resurgir y no descarta un regreso al Ascenso MX.

Después del descenso, el club fue vendido a Grupo Pachuca en 4 millones de dólares en el año 2013 y un año después la franquicia se mudó de Zapopan para rebautizarse como Mineros de Zacatecas, proyecto en el cual la familia Leaño siguió involucrada por conducto del propio Juan Carlos, quien después se separó del proyecto para atender su cargo en la Universidad Autónoma de Guadalajara y comandar el nuevo proyecto deportivo de Fuerzas Básicas con la casa de estudios de la cual forma parte.

Actualmente Juan Carlos Leaño combina sus actividades en la universidad como Vicerrector administrativo y también dirige el proyecto con Rafael Medina como director deportivo.

Comenzaron nuevamente desde cero y al poco tiempo llevaron a su equipo de la Tercera a la Segunda División Premier con derecho a ganar un lugar en el Ascenso MX. El club está bajo el mando de Rodrigo ‘Pony’ Ruiz.

Actualmente Tecos tiene su equipo en la Liga Premier y otro más en Tercera. En el equipo de Segunda División jugó Juan Pablo Leaño Mondaca, primogénito de Juan Carlos y actualmente a préstamo con Rayados de Monterrey, club en el cual Duilio Davino funge como director deportivo.

“Tiene más técnica que yo”, reconoció en su momento el propio ‘Cheto’ sobre su hijo, que juega como volante central y es titular en el cuadro que dirige Gerardo Alcántara. El sueño es volver a Tecos Y y volver a los principales reflectores del futbol mexicano.

‘Pony Ruiz’ comenzó el proyecto en Segunda, ahora busca nuevos aires

Rodrigo Ruiz fue el último gran emblema de los Tecos en la época previa al descenso.

Fue un jugador caracterizado por su zurda dentro del campo y su profesionalismo, que lo llevó a prolongar su carrera hasta después de los 40 años. Hizo huesos viejos en tres organizaciones: Toros Neza, Santos Laguna y finalmente en Esudiantes Tecos.

Como reconocimiento a su trayectoria como futbolista y tras su retiro de las canchas, Juan Carlos Leaño le ofreció el cargo como técnico del equipo de Tercera División, en el que también ya dio frutos: ascendió al equipo a la Segunda División Premier, que es un escalón debajo de la Liga Ascenso MX, circuito al cual Tecos aspira a regresar pronto ya sea por la vía deportiva o comprando una franquicia.

“Ya casi tenemos cuatro años de que me invitaron a trabajar acá, cuando inició el proyecto en Tercera División después de que la franquicia de Ascenso se la llevaron a jugar a Zacatecas y la intención de ‘Cheto’ fue empezar desde abajo. Afortunadamente en el segundo año pudimos ascender a la Segunda (División Premier), aunque ahora nos quedamos sin la posibilidad de pelear por clasificar”, contó el ‘Pony’ en charla con ESPN.

Ruiz de Barbieri, quien se quedó en México y se naturalizó, no se arrepiente de su decisión de permanecer en la Universidad Autónoma de Guadalajara. Por el contrario, agradece a la familia Leaño la confianza que le brindaron para asumir el reto.

“Siempre he estado muy agradecido porque esta oportunidad me llegó justo cuando estaba terminando el curso de entrenador y se dieron los tiempos”, dijo.

Sin embargo, en Segunda División Premier el panorama cambió y mucho. Las posibilidades de ascender se redujeron pues hay clubes más competitivos que invierten más por subir al Ascenso MX.

“Es una liga competitiva en donde hay cuatro o cinco equipos que invierten mucho dinero y pelean fuertemente la posibilidad de ascender. Hemos tenido que lidiar con eso, pero me deja tranquilo el hecho de que siempre se trata de competir y dar pelea a los rivales que tenemos”, apuntó el ex atacante.

Cuatro años después de arrancar su carrera como técnico, el ‘Pony’ sueña con una oportunidad en Liga de Ascenso, pues ya demostró que tiene capacidad y claras ideas y conceptos sobre el manejo de un equipo y lo que desea plasmar en el terreno de juego.

“Actualmente ya me siento más que preparado para afrontar otro reto y estamos en eso, a ver si se concreta algo. No he tenido ninguna propuesta, pero, así como Tecos tiene su intención de estar en un futuro en Liga de Ascenso, mi intención también es de ir creciendo en esta etapa como entrenador. Pasé dos categorías diferentes y lo importante es que me dieron la oportunidad de seguir trabajando y me sirvió como experiencia para afrontar un reto más grande.

“En el camino que he recorrido en este tiempo ya tengo bien claro cómo quiero que juegue mi equipo y esos detalles que busco plasmar en un cuadro de un equipo de Ascenso. Considero que, si a veces no tenemos tanta calidad y hacemos las cosas medianamente bien, creo que estando en un equipo donde se puedan tener esos jugadores de experiencia, ya con un recorrido se pueden dar cosas importantes”.