Aficionado de Cruz Azul niega ser pagado para manifestarse en La Noria

play
Ángel Pérez demuestra que es fiel seguidor de Cruz Azul (0:53)

Uno de los aficionados que se manifestó en la Noria compartió imagenes donde muestra "no ser comprado" (0:53)

MÉXICO -- Ángel Pérez es empleado de una empresa que organiza espectáculos en el poniente de la Ciudad de México, y desde el jueves planeó con un grupo de amigos manifestarse afuera de las instalaciones del Cruz Azul. No sé presentó el viernes a La Noria porque en su trabajo no le dieron permiso, pero el sábado sí pudo asistir.

"No somos pagados, no somos paleros, es mentira. Me hubiera gustado que me dieran una moneda, que me hubieran dicho ahí están tus 10, tus 20 o tus 50 para tu manta o pasaje. Esto fue organizado por nosotros, no formamos parte de un grupo social ni mucho menos, somos aficionados que sienten los colores", contó el aficionado cementero que se manifestó en las instalaciones de La Noria el sábado pasado, previo al juego contra el América.

"La noticia de que éramos pagados la vi en la noche, me dio coraje porque uno busca la manera de acudir al estadio y comprar los artículos del equipo, insulté a Caixinha desde mi casa. Para mí, su comentario es una burla, no sé porque nos dice pagados si todos tenemos evidencia de que somos aficionados del equipo, nunca los he abandonado", complementa el exintegrante de una porra de los celestes.

Ángel tiene tatuado el escudo del Cruz Azul en el pecho y guarda una colección de 250 boletos de los partidos de La Máquina Celeste. El sábado, un día antes del partido de vuelta contra el América, acompañado de 12 amigos, colgó una manta afuera de las instalaciones del equipo: "Ustedes manchan la historia, jugadores sin …".

"En el partido del jueves el equipo no jugó nada y el equipo se vio mal. Ese día estaba muy triste, frustrado, hasta me puse a llorar porque siento mis colores. Sentía impotencia y la idea surgió porque tengo un grupo de WhatsApp de alrededor de 40 aficionados del Cruz Azul. Estábamos molestos y pensamos en accionar, les propuse que fuéramos a manifestar y yo llegué con las mantas", dijo.

La idea del lema de la manta se la dio su esposa y uno de sus amigos le ayudó a comprar los aerosoles. Tardó dos horas y veinte minutos en trasladarse de su casa, en el Estado de México a La Noria.

"Nada más se gastó lo de los pasajes", aseguró. "Desde un principio quedamos que nos íbamos a manifestar pacíficamente, acordamos no golpear vehículos, no quitarle tiempo a los jugadores y así fue".

"El señor Caixinha creo que lo mejor que puede hacer es retirarse del equipo, es cierto que viene jugando bien, pero la reacción fue gracias al alboroto que se organizó el sábado", expresó.