Podría peligrar la presencia de Inglaterra en el mundial

En el caso de que se comprueba que Rusia ordenó envenenar al espía Sergei Skripal, condenado por traicionar a colegas ante la inteligencia británica, Inglaterra podría quedarse fuera de la Copa del Mundo por decisión del Gobierno.

En una comparecencia de urgencia en el Parlamento, el ministro Boris Johnson aseguró que en esta fase de la investigación no está señalando a nadie, pero se refirió a Rusia como “una fuerza maligna y alborotadora”. “Sus señorías se darán cuenta de los ecos a la muerte de Alexander Litvinenko en 2006”, señaló, en referencia al exespía ruso fallecido 23 días después de ser envenenado con polonio radiactivo, de cuya muerte una investigación oficial británica responsabiliza al propio Vladímir Putin. "Digo a los Gobiernos de todo el mundo que ningún intento de acabar con vidas inocentes en suelo británico quedará impune", advirtió Johnson.

“Sería malo prejuzgar la investigación, pero puedo asegurar a la Cámara que, en caso de que emergieran indicios que implicaran responsabilidad de Estado, el Gobierno de Su Majestad responderá apropiada y contundentemente”, agregó el ministro, que insinuó que Reino Unido podría boicotear el Mundial de fútbol en Rusia: “Creo que sería difícil de ver cómo una representación de Reino Unido en el Mundial pudiera seguir adelante”.

El espía en cuestión recibió asilo en Londres, luego de ser condenado en su país durante 2006 a 13 años de carcel, pero ahora pelea por su vida a los 66 años por "una sustancia desconocida".