Mancini negocia para ser el nuevo seleccionador italiano

El técnico de Zenit, Roberto Mancini, ya se reunió con el vicepresidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Alessandro Costacurta, para acordar su contratación como nuevo seleccionador de la escuadra Azurra.

"Costacurta se reunió con Mancini para discutir los detalles sobre su futuro trabajo en la selección italiana de fútbol", dijo un portavoz de la federación transalpina a la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.

Mancini, que lleva menos de un año al mando de Zenit, habría dado su visto bueno para hacerse cargo de Italia, negociaciones que se cerrarían una vez concluya la liga rusa, el próximo 13 de mayo.

Hace semanas que la prensa rusa ya da por hecho que el entrenador italiano dejará en breve el equipo de la antigua capital imperial, que a falta de dos jornadas para el final del campeonato es cuarto y está fuera de los puertos de Champions League.

Pese a los malos resultados del equipo -que perdió en casa con Krasnodar y no pasó del empate sin goles ante el CSKA-, el italiano ha hecho en las últimas semanas varias escapadas a su país, lo que disparó todos los rumores.

El propio Mancini aseguró hace unos días que no le interesa el dinero de Zenit, lo que llevó a algunos medios a informar de la pronta dimisión del técnico.

El fiasco de Zenit no parece haber afectado a Mancini, campeón de Liga con Manchester City e Inter de Milan, ni echado para atrás a los dirigentes del fútbol italiano que buscan un especialista experimentado para sacar de la crisis a su selección.

Por si fuera poco, Mancini, un auténtico superviviente, ha recibido ya el visto bueno de otro viejo conocido del fútbol ruso, Fabio Capello.

La selección italiana es, junto a la holandesa, la gran ausencia del Mundial de Rusia, ya que fue sorprendentemente apeada en la repesca por Suecia.

Además de los malos resultados en liga y la eliminación en la Liga Europa ante Leipzig, se ha estropeado la relación con la directiva del club patrocinado por Gazprom, a la que el italiano culpa de no satisfacer su demanda de refuerzos invernales.

El club gastó casi 100 millones de euros en fichajes, en su mayoría argentinos, pero Mancini insiste en que no cuenta con futbolistas de suficiente calidad para cumplir los objetivos.

"Antes de celebrar un entierro, hay que encontrar un cadáver", dijo Mancini en rueda de prensa tras ser eliminado por Leipzig en Liga Europa.

El proyecto de Zenit recuerda en los últimos años al de PSG, ya que ha invertido cientos de millones en fichajes, pero sólo ha ganado tres Ligas en los últimos diez años y en Champions nunca ha pasado de los octavos de final.

La prensa rusa ha mencionado al italiano Carlo Ancelotti y al español Unai Emery, que ya entrenó brevemente en Rusia a Spartak Moscú, entre los candidatos al banco de Zenit.