Nuestra guía alternativa del Mundial Rusia 2018

Hay todo un universo de espectáculos más allá del fútbol en el Mundial. ESPN

Admitámoslo: vemos el Mundial por el espectáculo que ofrece. Claro, disfrutamos de los partidos, pero también vivimos por esos sublimes momentos virales: Locas tarjeta rojas, captar a celebridades (¡David Beckham! ¡Rihanna! ¡Tom Brady! ¡Shakira!), hinchas ostentosos vestidos de distintas formas para mostrar su fidelidad a un equipo, y las peleas... verbales y físicas

Han llegado al lugar apropiado. Aquí tienen, a su disposición, nuestra guía alternativa al Mundial. No conseguirán análisis tácticos, nada de formaciones con tres defensas o volantes de marca. Por el contrario, este es su manual para conocer sobre otros aspectos distintos al fútbol que hacen de la Copa del Mundo el mayor espectáculo sobre el planeta Tierra.

Cómo inaugurar un Mundial
Prácticamente inmunes a las sensibilidades culturales, inclinaciones políticas e innovaciones tecnológicas, las ceremonias inaugurales del Mundial cuentan con reglas que deben ser seguidas a todo costo. Primero y principal, debemos contar con un balón gigante (con un tamaño similar a una casa), al igual que montajes coreográficos con grupos gigantescos, espeluznantes y muy bien entrenados de niños en edad escolar. ¿Qué mas necesitamos? Música futurista, danza interpretativa, extraños disfraces y, faltaba más, Diana Ross pateando un penal

Al igual que la mayoría de los principales eventos deportivos del orbe, el Mundial es tan notable por las personalidades en la tribuna como por los que juegan en la cancha. Un ejemplo de ello es Rihanna: La cantautora y estrella de “Ocean’s 8: Las estafadoras” fue el gran hit del Mundial de Brasil, publicando sus pronósticos en Twitter y siguiendo a la selección de Alemania hasta la gloria del campeonato. Fíjense en Miroslav Klose: es el principal goleador de todos los tiempos de la justa mundialista, pero parece todo un novato cuando posa al lado de RiRi.

Entre otras súper estrellas que hicieron su aparición en Brasil se encuentran Ashton Kutcher, Tom Brady, Mick Jagger y Kobe Bryant (la estrella del baloncesto también disfrutó de su estadía en Sudáfrica hace ocho años), mientras que el as del tenis Rafael Nadal festejó a lo grande la victoria de España en 2010. Argentina podría esperar que el Papa Francisco también se anime a visitarlos: podrían necesitar de intervención divina para que Lionel Messi se meta en la pelea por el mayor palmarés del balompié mundial.

Sin embargo, no todas las celebridades están allí para festejar: antes de asumir la conducción de “The Price Is Right” (El precio justo), el comediante Drew Carey fue, en varias ocasiones, fotógrafo para la selección de Estados Unidos durante el Mundial 2006, utilizando el seudónimo “Brooks Parkenridge” para evitar que su trabajo fuera conocido por razones distintas al mérito de sus fotos. Las cuales fueron de buena calidad, por cierto.

¡Goooooooooooooooooool!
Cuando se trata de celebrar un gol en el Mundial, no hay nadie que pueda superar al más grande de todos los tiempos:

No importa si Antoine Griezmann se convierte en líder de una rutina digna del juego Fortnite , o si los abdominales de Cristiano Ronaldo explotan en tensión dramática o Harry Kane hace ese pequeño salto y alza su puño por la ocasión número 704 en el presente año, seguramente nada se comparará a lo hecho por Marco Tardelli en 1982.

Con unas cuantas excepciones coreografiadas (por ejemplo, Roger Milla bailando cerca de la bandera del tiro de esquina , Bebeto haciendo un gesto paternal , o James Rodríguez bailando el Ras Tas Tas , por mencionar tres), no hay verdadero sustituto al correr tan rápido como se pueda y girar alocadamente al llegar a la línea.

Camisetas nuevamente de moda
Muy bien, es cierto que siempre serán la lucrativa punta del iceberg comercial. Sin embargo, las camisetas no deben ser subestimadas como parte crucial de la iconografía de la historia de los Mundiales. Si bien la gran mayoría de los diseños mostrados en 2014 no lograron cautivar la imaginación de los aficionados, parece que Rusia 2018 podría ser recordado como “el Mundial en el cual las camisetas se pusieron nuevamente de moda”.

A fin de asegurarlo, muchos países (mejor dicho, las fabricantes de camisetas contratadas por las distintas federaciones) han revisado sus archivos para marchar hacia adelante. Colombia y Alemania se han inspirado en los vibrantes y geométricos diseños lucidos en Italia ’90, por ejemplo, mientras que la camiseta de España es prácticamente una reedición de su versión de Estados Unidos ’94. La casaca de Japón tiene un estilo discreto y elegante, mientras que Perú nos muestra un tributo triunfal a los días de Teófilo “Nene” Cubillas.

¿La ganadora? La camiseta de Nigeria, inspirada en Estados Unidos ’94 y fantástica al estilo Chevron. Es diferente, memorable y garantizamos que alguien en su “picado” semanal la vestirá en algún momento.

Recibamos a los Faraones, Águilas de Cartago y Leones Atlas
¿Escogerán a su equipo favorito por su apodo? Si es así, no hay mejor opción que las selecciones del Norte de África. Egipto cuenta con “los Faraones”, lo cual parece ser muy obvio. Sin embargo, “los Leones Atlas” de Marruecos, las “Super Águilas” de Nigeria y “Leones de Teranga” de Senegal se aprestan a sembrar el caos en Rusia. Los animales, en muchas ocasiones emblemas de orgullo nacional, constituyen aproximadamente el 25 por ciento de los apodos de las nacionales mundialistas, lo cual no debe sorprender a nadie.

Con ello en mente, seguramente Túnez lo entendió bien: “las Águilas de Cartago” suena más feroz que los “Socceroos” de Australia, “los Canaleros” de Panamá o “los Cafeteros” de Colombia. Nuestra mención honorífica es para Islandia, cuyo equipo es apodado Strakarnir okkar: “Nuestros muchachos”.

Esto debería recibir una tarjeta roja
En muy pocas ocasiones se espera que la nación anfitriona del Mundial tenga un desempeño estelar, pero sí logran beneficiarse si no apestan sin disimulo. Sólo Sudáfrica, en 2010, no logró avanzar más allá de la fase de grupos. Entonces, no hay presión para Rusia, selección con el ránking más bajo entre los participantes del sorteo hecho en diciembre (Desde entonces, han logrado superar a Arabia Saudita).

Por otra parte, el gran temor entre todos quienes estamos pendientes del certamen mundialista debe ser el tan cacareado “Árbitro asistente de video” o VAR, por sus siglas en inglés. La innovación de la FIFA, aún inmadura y sumamente complicada, tiene a los puristas del balompié en pie de guerra (los hinchas de Australia aún están tratando de superar el efecto que tuvo el VAR en la Gran Final de la Liga de su país ) en varias ligas alrededor del mundo y este verano, la confusión podrá darle paso a frustración y enojo a diario. Por lo menos, se mostrarán repeticiones dentro de los estadios .

¿Quién ganará el Mundial de Himnos?
Las interpretaciones de los himnos nacionales pueden tener efectos diversos: ciertamente extrañaremos a Gianluigi Buffon por su versión de Il Canto degli Italiani , mientras que Brasil no contará con la ventaja de su afición en casa que los puso a vibrar hace cuatro años. Más allá de los extraños murmullos de canciones sobre verdes tierras, cielos azules, trabajo manual y hazañas de guerra, hay versos entretenidos: “Gigante por la propia naturaleza, eres bello, eres fuerte, impávido coloso”: el himno nacional brasileño raya en la arrogancia. Pero han ganado cinco Mundiales, así que lo dejaremos pasar.

“Marcharemos con el corazón y las manos”: el himno de Australia parece contener una carta de amor a Diego Armando Maradona y su “mano de Dios”.

“Como nación, heredamos brazos como torres de granito”: Aquí se muestran algo presumidos en Túnez.

“………” – Los españoles consiguieron la combinación correcta: Un himno nacional sin letra significa que no tendremos controversias con respecto a si algún jugador irrespeta a su selección y su país por no cantar.

En general, los Mundiales se asocian con la música mucho más de lo que podemos pensar: desde canciones oficiales de calidad dudosa hasta clásicos absolutos .

El técnico con mayores probabilidades de ser el primero en perder los estribos
La selección de México, lamentablemente, no contará con la presencia de su volátil ex DT Miguel Herrera, quien manejó a El Tri en Brasil 2014 (y cesanteado tras un supuesto incidente en un aeropuerto con un periodista , obviamente). Entonces, la cotizada posición de “Técnico Agitador en Jefe” está vacante.

El humeante Hervé Rinard presentará sus camisas impecables e imposiblemente blancas al escenario mundialista por primera vez como técnico de Marruecos, y el combustible DT de Panamá, el colombiano Hernán Darío “Bolillo” Gómez parece ser alguien con quien el técnico de Inglaterra Gareth Southgate no querrá meterse durante la fase de grupos .

Aunque, si quieren un técnico cuyo estilo de juego sea similar al de la energía que muestra en el banquillo y con el potencial para perder los papeles en encuentros decisivos (sin mencionar la presión que tendrá sobre él y su equipo para traer el trofeo a casa) entonces apuesten todo a Jorge Sampaoli, el técnico albiceleste.

Jugadores merecedores de grandes titulares
Si el Mundial de Fútbol fuera el Oscar, estos hombres serían grandes candidatos para el premio a la carrera de toda una vida.

Un ejemplo lo representa el arquero Essam El-Hadary, de 45 años. Ha sido guardameta profesional desde 1993, con 153 salvados para la causa de Egipto. “No conozco el significado de la palabra ‘imposible’”, afirma El-Hadary, quien podría convertirse en el futbolista más longevo en disputar un Mundial y quien fuera denominado por Didier Drogba como “el mejor oponente” al cual se ha enfrentado. Y esto se pone mejor: Egipto se encuentra en el mismo grupo que Arabia Saudita, donde El-Hadary juega fútbol de clubes.

En el otro lado del mundo se encuentra Australia, selección que sigue contando con la presencia de Tim Cahill, actualmente de 38 años, quien sigue marcando tantos para la causa de los Socceroos. ¿Sigue contando con ese salto de cuando era joven? Ya lo veremos.

Por su parte, estén pendientes del capitán, leyenda y líder de la selección panameña, Román Torres. El coloso defensa de 32 años anotó el tanto que selló el ticket de “Los Canaleros” a Rusia (momento que ha conmemorado con un tatuaje en su pantorrilla) y quizás sea la segunda mayor leyenda del deporte panameño, después del recordado boxeador Roberto “Mano de Piedra” Durán, aunque también se puede colar en la lista el ex cerrador de los Yankees de Nueva York Mariano Rivera, líder en salvamentos de todos los tiempos en Grandes Ligas. La gran interrogante, aunque con respuesta poco probable, es: ¿En qué parte del cuerpo de Torres podrían hacer un nuevo tatuaje si Panamá gana el Mundial? Definitivamente, ya tiene poco espacio en su piel.

Igualmente, debemos hacer una mención especial a Islandia. Ese equipo lleno de una fuerza de voluntad indómita que vimos en la Eurocopa 2016 y gracias al cual NUNCA olvidaremos ese increíble comentario y el sonido del Trueno, lo que debería bastar para ganarse el corazón de la audiencia mundial.

¿Quién hará gestos similares al cabezazo de Zidane?
Estén pendientes del panameño Blas Pérez. En un amistoso ante Dinamarca, intentó patear al mejor estilo “Nigel de Jong contra Xavi Alonso” al arquero Kasper Schmeichel. Entonces, ¿qué tendrá preparado para el Mundial? Mientras tanto, el defensa colombiano Jefferson Lerma fue amonestado en 16 ocasiones durante 26 encuentros de Liga con el Levante esta temporada. Como dijo Ron Burgundy, aquél inefable personaje de la película Al diablo con las noticias sobre su leal compañero Baxter: “Ni estoy enfadado, ¡qué asombroso!”

También tenemos al defensa portugués favorito de todos: ¿Quién puede olvidar el “Impacto” de Pepe en Brasil 2014? Y eso, ¡sin mencionar sus repercusiones sobre Thomas Muller!

¿Quién brillará para así causar impacto en el mercado de fichajes... y será comprado inevitablemente por el Real Madrid?

No hay otro elemento que cause un efecto más extraño en el mercado de fichajes que la celebración de un Mundial. Cada cuatro años, los clubes del mundo pegan sus narices en las vidrieras de exhibición de la FIFA aspirando emocionar a sus atribulados hinchas con una precipitada adquisición.

Algunos de ellos se convierten en leyendas, mientras que otros desaparecen sin dejar huella. Tal fue el caso de El Hadji Diouf en 2002 y, en menor medida, el de James Rodríguez hace cuatro años, cuando fue fichado por Real Madrid. Sin embargo, la aspiración enceguecedora de conseguir una joya siempre se impondrá en la psique de los grandes clubes del mundo.

Las estrellas que podrían convertirse en revelaciones este año podrían incluir al iraní Alireza Jahanbakhsh, destacado en la Eredivisie holandesa con el AZ Alkmaar, quien puede definir y crear con su elegante derecha. Por debajo de Jahanbakhsh en la lista de artilleros en Holanda se encuentra Hirving Lozano, cuya primera campaña en Europa sobrepasó todas las expectativas y llega justo a tiempo para ser protagonista de la selección mexicana en Rusia.

No podemos olvidar al dúo serbio conformado por Aleksandar Mitrovic y Sergej Milinkovic-Savic, ambos con 23 años, quienes llegan al Mundial luego de tener temporadas sobresalientes. Milinkovic-Savic es considerado el próximo gran talento del mediocampo oriundo de los Balcanes.

Hinchas imperdibles
¿Recuerdan haber visto esto en la Eurocopa 2016? Claro que Islandia llevará su “Golpe del Trueno” a Rusia, además que veremos a la “Fiebre amarilla” colombiana invadir Rusia. Sólo los aficionados del país anfitrión, Estados Unidos (ellos sabían que no clasificaron, ¿verdad?) y Brasil han comprado más boletos que en la tierra de James Rodríguez y Radamel Falcao García.

¡Marquen sus calendarios!
Es una verdad jamás dicha que la fase de grupos es cuando vemos la verdadera magia del Mundial, lo cual se debe en gran medida a tener en nuestros televisores la fresca y gloriosa oferta de fútbol en vivo todos los días. Aunque si la vida real trata de interferir con su disfrute, aquí les indicamos tres días en los cuales querrán llamar a la oficina y excusarse con “una enfermedad”:

16 de junio: La primera fecha del Mundial con cuatro partidos está llena de intriga. ¿Podrá la selección francesa, repleta de talento, conseguir el equilibrio ante los australianos, comandados por Cahill? ¿Qué podrá hacer Islandia, selección heroína de culto de la Eurocopa 2016 al enfrentarse a Lionel Messi? ¿Cuál camiseta se verá mejor en televisión de gloriosa alta definición o 4K: la de Croacia o Nigeria?

25 de junio: Los Grupos A y B llegan a su punto culminante. Rusia, la anfitriona, necesitará hacer algo grande al enfrentarse a Uruguay en Samara. Por su parte, el técnico iraní Carlos Queiroz se enfrenta a la selección de su país natal, Portugal, y a Cristiano Ronaldo, mientras que España intentará hacer que Marruecos entre en trance gracias a su hipnotizador “tiki-taka”.

27 de junio: Corea del Sur ante Alemania y México frente a Suecia son apenas los aperitivos llenos de choque cultural antes del plato principal: el apetecible enfrentamiento entre Serbia y Brasil en Moscú, con Neymar y compañía buscando redimirse tras aquel resultado de 2014 en el Mineirao que los canarinhas aún intentan olvidar.

Equipos que apoyar
¿Cuál selección será designada como ‘la opción hípster’? ¿Qué equipo dejará la cautela atrás para así ganarse los corazones de los hinchas neutros? Y, ¿por quién valdrá la pena alentar cuando tu equipo original haya abandonado el torneo de forma temprana?

Perú, Islandia y Nigeria parecen ser opciones atractivas para un Plan B, mientras es posible que, finalmente, sea la hora de que la sumamente talentosa generación de futbolistas belgas rinda los resultados esperados. También tenemos a Egipto: de regreso en un Mundial luego de 28 años, tienen en sus filas al conquistador y casi siempre alegre Mohamed Salah, quien actualmente está enfrascado en una carrera contra el tiempo tras haberse lesionado durante la final de la Champions League, además del mediocampista suplente de nombre “Trezeguet” y son comandados por el técnico favorito de todos a mediados de los 90: el argentino Héctor Cuper.