El fan que ha seguido al Tri por 80 países y pocos recursos

play
El Tri lo ha 'llevado' a 80 países sin dinero y con mucha ilusión (1:26)

Ismael Ureño ha acompañado a la selección con una muestra de México en su ropa. (1:26)

MOSCÚ -- "¿Van a tomar video?", pregunta ávido de luces Ismael Ureño, mexicano nacido en Jerez, Zacatecas.

Posee una particularidad que es de llamar la atención. Donde juega la Selección Nacional este seguidor del Tri aparece sin falta no obstante que no cuenta con los recursos suficientes para viajar por el mundo.

Su colorida vestimenta roba las miradas de los rusos que buscan tomarse una foto con este personaje de 56 años, quien llegó esta mañana a Moscú y de inmediato se fue al Centro de Convenciones para ‘celebrar’ que México haya obtenido, junto a Estados Unidos y Canadá, la sede de la vigésimo tercera Copa del Mundo.

‘Isma’ trae consigo un sleeping bag. Asegura que lo utiliza en las noches donde caiga. A veces en iglesias, aeropuertos, terminales de trenes y en hostales. Prácticamente en el lugar que le agarre la noche.

La realidad es que con los 800 dólares que trae consigo no le alcanza para un hotel, comidas y transporte en una ciudad tan grande como Moscú. Confiesa que dada su falta de dinero sólo realiza una comida al día.

Cuando se queda sin dinero o se pone a trabajar o pide limosna, acepta, pero nadie le quita el sueño de seguir a la Selección donde sea que se presente, algo real que periodistas mexicanos han presenciado.

Ureña asevera que viene de una familia pobre, sin embargo esa falta de dinero, advierte, la compensa con la felicidad que le da apoyar a México en todos los escenarios del mundo. Rusia no podía faltar.

Vestido con un traje blanco y coloridos símbolos mexicanos como pirámide de Chichen Itzá y rusos como la Catedral de San Basilio, orgulloso muestra la fusión de ambas culturas en su pantalón y camiseta pintada por paisanos suyos que sabían que viajaría a Rusia a fin de seguir un capitulo más del equipo mexicano.

“Estoy orgulloso de ser mexicano”, exclama en medio de rusos que comentan su peculiar vestimenta.

Siempre carga una bandera mexicana que tiene bordado el lugar al que pertenece, Jerez, Zacatecas. Solicita a las rusas, incluso, a través de un video saludar a su gente de su tierra lo cual ellas hacen gustosas.

Luego se incorpora a los cánticos y fotografías que a veces cobra para poder ir manteniendo sus gastos diariamente.

Le preguntamos cómo va a viajar a Rostov y Ekaterimburgo, sedes de los otros dos juegos del Tri, y no tiene empacho en decir “como sea”, pues está seguro que ahí estará.

Es seguro, en el sitio donde se presenta el representativo mexicano seguro aparecerá Ureña en medio de cientos de mexicanos que siempre quieren acompañarlos. La historia de Ismael es una apenas entre las miles que llegarán a Rusia.