Uno por uno de Croacia frente a Inglaterra

El equipo balcánico tuvo lo suficiente para vencer a Inglaterra e instalarse en la final. EFE

SUBASIC. Ágil. Sorprendido en el lanzamiento de falta de Trippier apenas comenzar el partido, no se vino abajo y cumplió con firmeza. Salvó el 2-0 en una doble intervención, prodigiosa, ante Harry Kane.

VRSALJKO. Salvador. De su centro nació el empate de Perisic, salvó bajo palos un remate de gol y cumplió con solvencia después de una primera mitad muy discreta.

VIDA. Firme. Inconmensurable en el repliegue y muy serio en defensa, evitó males mayores en los centros ingleses al área.

LOVREN. Duro. Lideró con solvencia la zaga croata, no se complicó con el balón, subió al ataque cuando tuvo oportunidad y sufrió una entrada de Maguire que pudo ser penalti.

STRINIC. Menor. Pasó muchos problemas en defensa, cometiendo un error que pudo costarle a su selección un 2-0 que habría sido mortal en la primera parte. Fue sustituido, en la prórroga, por Pivaric.

BROZOVIC. Atacado. Dele Alli, Lingard y Sterling le provocaron muchos problemas durante la primera mitad. Le costó salir al ataque hasta que Croacia se hizo con el control del juego en la segunda parte.

REBIC. Multiplicado. Intentó mantener en pie a su equipo en los peores momentos ante el dominio inglés, siendo el mejor de sus jugadores hasta que Modric tomó el mando. Le sustituyó Kramaric en la prórroga.

RAKITIC. Potente. De desaparecido a imponente, el azulgrana completó una primera hora de partido muy desdibujada para, después, recuperar todo el ritmo a base de potencia.

MODRIC. Despertado. Su poca prestancia en la primera mitad hizo temer lo peor para Croacia… Fue mejorando con el paso de los minutos y a partir del gol de Perisic se convirtió en el líder del equipo, combinando con presteza y dirigiendo la mejoría croata. Badelj le sustituyó en el último suspiro.

PERISIC. Bestial. De la nada al todo, fue prácticamente invisible en la primera mitad y se convirtió en decisivo para entender la victoria croata. Primero marcó el empate adelantándose con los tacos, inmediatamente después envió un balón al palo y acabó asistiendo de cabeza a Mandzukic para el 2-1 definitivo después de un despliegue físico inconmensurable.

Manzdukic. Listo. Puede quedar como el héroe del triunfo croata, marcando el gol definitivo en la prórroga al mantenerse atento al toque de cabeza de Perisic. Antes había tenido poca incidencia en el juego, aunque peleó todos los balones con insistencia y estuvo cerca de marcar, evitándolo una excelente salida de Pickford. Le sustituyó en el minuto 115 Corluka.

PIVARIC. Pulmón. Entró por Strinic, ya en la prórroga, para dar consistencia y refresco al equipo.

KRAMARIC. Sabio. Colocado, tranquilo y firme, fue un refuerzo vital en la prórroga.

CORLUKA. Presente. Entró por Mandzukic, después de su gol, para fortalecer el juego de contención croata.

BADELJ. Testimonial. Sustituyó a Modric en el minuto 119. No tuvo más incidencia en el desenlace del partido.