Culpables y consecuencias de la eliminación del Tri Femenil

Imago7

La eliminación de la Selección Mexicana Femenil del Campeonato de Concacaf arrojará muchos nombres como culpables, sin embargo una combinación de varios factores, algunos prevenibles, concretaron el fracaso.

NO HUBO REESTRUCTURA

Roberto Medina llegó al Tri a inicios de 2017 como resultado de la renuncia de Leonardo Cuéllar y luego de formar parte de esa misma estructura al entrenar al cuadro Sub-20. Su llegada fue más una consecuencia que una designación, misma que no se hizo de forma oficial.

No existió una reestructura pese a este cambio y luego del primer llamado de atención: el fracaso de no clasificar a los Juegos Olímpicos Río 2016.

La falta de proyectos de futbol femenil fuertes en la zona de Concacaf, excepto por Canadá y Estados Unidos, potencias mundiales, enaltece los errores que se cometieron con este Tri.

Aún así, cabe recordar que esta generación todavía fue aquella que se creó con jugadoras que fueron seleccionadas aún sin una liga nacional.

Charlyn Corral, Bianca Sierra y Cecilia Santiago son solo algunos ejemplos de jugadoras que buscaron iniciar sus carreras en Estados Unidos y después en Europa. El sueño de una liga en México no era una posibilidad cercana.

LIGA QUEDA FUERA DE SU ALCANCE

Curiosamente y a pesar de abrir camino en España e Islandia, por nombrar algunas ligas, solo un puñado de estas jugadoras tienen posibilidad de integrarse a la liga local, tanto por el límite de edad (solo cuatro jugadoras pueden superar los 24 años) y por la restricción que existe hacia mexicoamericanas.

Bianca Henninger, Bianca Sierra, Kaitlyn Johnson, Mónica Flores, Kiana Palacios, entre otras futbolistas son seleccionadas, pero no pueden militar en la liga del país del cual también tienen ciudadanía.

La Liga MX Femenil fue creada para fortalecer a Selecciones Nacionales, pero el equipo mayor quedó fuera en gran parte de ese apoyo precisamente por todavía no tener una camada consolidada, contrario a la Sub 20 que sí se verá favorecida poco a poco.

OTROS FACTORES

Los esfuerzos por mejorar la preparación del Tri han mejorado, sin embargo no todos con la exigencia que se requiere para crecer constantemente.

Previo al premundial, el Tri tuvo dos partidos amistosos de alta exigencia en Francia, uno ante la selección y otro ante el PSG. También enfrentó dos veces a Estados Unidos (donde quedó 4-1 y 6-2) antes de los Juegos Centroamericanos, donde consiguieron la medalla de oro.

El nivel de estos rivales se contrapone con el de la gira que se realizó en marzo en Turquía, donde enfrentaron a Letonia, Jordania y Polonia.

La falta de patrocinios también ha sido un tema que afecta a algunas seleccionadas, como Charlyn Corral, que no han recibido apoyo pese a sus logros.

¿SE TRUNCAN SUEÑOS?

La eliminación de Francia 2019 hará que numerosas jugadoras tengan que esperar a 2023 (aun sin sede) por una nueva oportunidad de disputar una Copa del Mundo.

La mayoría de plantel actual rondará o superará los 30 años y la generación que disputó el Mundial Sub 20 este año será la que levantará la mano para tomar la batuta a ese nivel.