Así trabaja y así es el estilo de Gerardo 'Tata' Martino

MÉXICO -- La Selección Mexicana arranca el primer microciclo con su nuevo entrenador con Gerardo Martino y con ello ganó a un hombre que exige disciplina y condición física, que apuesta por la posesión de balón y la presión alta, que se gana la confianza de los jugadores y gusta de darles un trato personal más allá de lo deportivo.

El ‘Tata’, de 56 años, es un hombre con experiencia en combinados nacionales como Paraguay y Argentina, que probó la gloria en clubes como Libertad y Cerro Porteño, además de su amado Newell’s Old Boys, sin dejar de lado lo más recientemente logrado con el Atlanta United en la MLS, y hasta su breve paso por el Barcelona entre 2013 y 2014.

ESPN Digital consultó a tres periodistas distintos de tres de los países por los que pasó, para desmenuzar su forma de trabajo y el tipo de entrenador con el que se encontrará un equipo que sueña con evolución y la trascendencia en cada Mundial.

Idea futbolística

Martino es un amante de la posesión de balón, de su circulación veloz, la presión alta y los equipos disciplinados en cada una de sus líneas. Además, se adapta a los hombres de los que dispone y el estilo que tengan.

“Lleva seis años y medio en equipos que tienen una característica esencial y es la búsqueda del protagonismo y la iniciativa a partir de la posesión de pelota. Poco a poco se fue adaptando a diferentes tipos de planteles. En la selección paraguaya no se veía lo que se ha visto últimamente, pero si él puede elegir el material -y lo ha podido hacer porque tuvo a la selección de Argentina y a Newell’s, y porque Atlanta United también lo armó- está claro que siempre elegirá equipos que partan de tener la pelota”, explicó Ariel Senosiain, periodista de TyC Sports en Argentina, quien siguió de cerca a la ‘Albiceleste’ que dirigió Martino después del Mundial de Brasil.

Esquemas

El estratega argentino suele adaptarse al tipo de futbolistas que tiene para que, a partir de ahí, defina temas tácticos y sus distintos parados. En Paraguay, por ejemplo, lo recuerdan más por un 4-4-2 o un 4-4-1-1, mientras que en Barcelona y Argentina fue más constante con el 4-3-3.

“En cuanto a esquemas no cambia mucho del 4-4-2, del 4-4-1-1, muy pocas veces los 4-3-3. Se adapta mucho a los rivales”, analizó Víctor Sostoa, periodista del Diario Última Hora de Paraguay.

Relación con los jugadores

El ‘Tata’ es un entrenador que entiende perfectamente a los jugadores. En su etapa como futbolista fue un destacado creativo y siempre le quedó claro que es muy importante para los equipos que cada elemento esté bien y pleno en el aspecto personal para que todo funcione a nivel grupal. Es un tipo cercano y que habla de frente, pero también que es exigente y con la disciplina por delante.

“Su relación con los jugadores hace prevalecer los estados de forma sobre los nombres y las jerarquías. Es valiente en ese sentido porque podía dejar a Messi en el banquillo después de dos partidos; Neymar no fue titular sino hasta el cuarto juego de la temporada porque recién venía llegando”, compartió Hilario Alcayaga, periodista de Publimetro en Barcelona.

“Manejo de vestuario le sobra. Fue líder desde que fue futbolista y eso se ve reflejado. Todos los futbolistas que estuvieron con él hablan de una persona motivadora, fraternal con sus futbolistas, que se interesa por los jugadores y no solo en lo futbolístico, sino también en lo personal. Tiene una facilidad de manejo de grupo notable”, recordó el paraguayo Sostoa.

Relación con los directivos

A Martino le gusta meterse lo menos posible con temas administrativos. Confía en los directivos y altos mandos, no suele involucrarse más de la cuenta y se dedica más a su trabajo de campo.

“Hay que ver de acuerdo a cada etapa porque fue distinto. Él no tuvo una dirigencia conflictiva en ese momento, sino que tenía buena relación. En Paraguay tuvo excelente relación y en Argentina sucedió que fue parte de la época de transición, porque asumió poco tiempo después del fallecimiento de Julio Grondona, pero terminó con buena relación con Tapia y no así con los otros”, contó el argentino Senosiain.

El estratega argentino gusta de repetir alineaciones siempre y cuando no haya situaciones que lo obliguen a cambiar como lesiones, expulsiones o bajas muy pronunciadas de juego.

“La mejor manera de potenciar a los jugadores es dándole confianza a los que considera titulares. Si ponemos atención a sus equipos, juega mucho con un mismo plantel. Lógicamente que cuando hay lesiones o expulsados o incluso de visitante, algunas veces hace algunos cambios. Realmente son pocos los detalles. Lo que refleja como persona en cuanto a personalidad y orden, se refleja en sus equipos”, analizó Sostoa por lo que hizo Martino en Paraguay, tanto a nivel de clubes como en selección.