Coaching, una herramienta cada vez más frecuente en el futbol

MÉXICO -- En el futbol actual cada vez son más los equipos que asumen que ya no basta solamente con prepararse bien física y tácticamente. La mente, la alimentación y el descanso también son factores que ya se consideran como algo elemental.

En cuanto a la mente, el coaching es una actividad que poco a poco es más tomada en cuenta en México. Desde hace años América tiene a su propio coach, con Marcelo Schejtman, mientras Chivas tiene su propio departamento de desarrollo humano comandado por Cecilia Ramírez. A ellos se unió recientemente la Selección Mexicana con Imanol Ibarrondo, quien arribó al combinado mayor después de la goleada 7-0 frente a Chile.

El coaching “es una metodología de entrenamiento”, de acuerdo a Guillermo Cárdenas, coach con experiencia en equipos de la Liga MX y socio fundador de Sports Coaching World en México, quien analiza lo que le aporta a los jugadores y equipos que requieren sus servicios:

“El coach no te va a decir qué hacer, no te va a dar un consejo ni una respuesta. El trabajo específico del coaching es ser un espejo del pensamiento y las emociones del deportista para que se observe y de ahí busque soluciones para lograr sus metas o para quitarse aquello que le impide avanzar”, explicó en entrevista con ESPN Digital.

La labor de este personaje es igual a la de un entrenador de porteros o la de un preparador físico, pues forma parte del cuerpo técnico en busca de resultados positivos. El punto central es dejar libre la mente de los jugadores para que muestren su potencial sin ninguna alteración externa como puede ser el mismo entorno, una mala racha, desconfianza, una afición en contra o incluso una racha negativa.

“Hay que decir con humildad que el coach no hace que gane el equipo, porque es una persona que tiene unas habilidades que le puede aportar al equipo y son muy importantes como la habilidad de establecer contacto humano con el jugador para que el jugador se conecte y se entienda con él y a su vez, entienda las instrucciones del entrenador y lo transforme en metas”, añadió Cárdenas al respecto.

El término 'coaching' se ha vuelto cada vez más común en México, gracias a que los equipos buscan una ayuda externa de alguien que ayude a trabajar en la mente tanto de jugadores, entrenadores y hasta directiva. Los resultados, analizado por propios jugadores que han recibido esta metodología de entrenamiento, es positiva.

“Ha sido muy buen trabajo el mental. Todo lo que venga es para sumar, siempre hay que aprender de otras personas y siempre que aprendo algo me siento más ignorante, así que hay muchas cosas que aprender”, explicó el portero Alfredo Talavera apenas unos días después de que Imanol Ibarrondo se uniera al Tri justo antes de vencer a Estados Unidos en Columbus, en las eliminatorias mundialistas.

En el caso de Imanol Ibarrondo, en cada concentración del Tri observa atentamente los entrenamientos y los partidos, hace sus anotaciones y posteriormente platica con cada jugador o incluso con el grupo en general para entender los objetivos que quieren alcanzar. Su labor también ha sido de integración.

“La derrota ante Chile en la Copa América fue un momento muy importante. Hubo una interpretación de pensamiento y de emoción desde el entrenador hasta la afición y había generar esas conversaciones en las que se acompaña al deportista a tener las herramientas para dejar eso atrás y justamente enfocarse en lo que ahora se ha logrado”, continuó Cárdenas.

El trabajo de estos profesionales ha sido valorada por los jugadores y algunos como Jesús Corona, por ejemplo, no verían con malos ojos que llegara un coach a Cruz Azul para tarabajar con todo el equipo en general.

"Siempre es importante gente que venga a sumar y un coach podría ser algo que le venga bien al equipo y sabemos que en este tipo de situaciones, siempre es bueno un respaldo de ese tipo", explicó el portero hace unas semanas.

En el futbol mexicano cada vez son más los casos de equipos que asumen que el trabajo mental es igual de importante que el físico en esa búsqueda de los resultados deseados.

“Hoy en día empieza a surgir esta figura que podemos llamarle del preparador mental, que es la persona encargada y preparada con las habilidades para acompañar al deportista, entrenador e incluso la directiva a identificar cuáles son los recursos con los que cuentan y lo que les impide dar su máximo potencial”, apuntó Cárdenas.