'Chucky' Lozano, quinto mexicano firmado por el PSV

PSV Media

MÉXICO -- La apuesta del PSV Eindhoven por el talento mexicano tiene una nueva escala en las piernas de Hirving Lozano, habilidoso extremo tricolor que finalmente definió su futuro a nivel de clubes. A partir de la campaña 2017/18 competirá en la Eredivisie vistiendo el uniforme a rayas.

Gracias a esta nueva incorporación, los 'Granjeros' han alcanzado la suma de cinco tricolores contratados en poco más de una década, cifra que ha sido redituable gracias a los antecedentes brindados por Carlos Salcido, 'Maza' Rodríguez, Andrés Guardado y Héctor Moreno.

Todo comenzó en el verano de 2006, cuando el ahora campeón con las Chivas del Guadalajara, Carlos Salcido, fue contratado por el equipo de Eindhoven tras la Copa del Mundo; con el conjunto rojiblanco pasó un lapso de tres años para luego salir con destino a la Premier League, donde jugó para el Fulham.

Otro zaguero que duró tres años con el PSV fue Francisco Javier Rodríguez, quien en 2008 dejó el seno del Rebaño para incursionar en el balompié holandés, donde incluso coincidió con Salcido, para luego abandonar la institución con el Stuttgart como destino.

Tuvo que llegar el 2014 para que otro seleccionado mexicano fuera firmado por el multicampeón holandés; Andrés Guardado fue el elegido y de inmediato se convirtió en uno de los máximos referentes del club, conquistando el corazón de los aficionados en cuestión de meses.

La compañía ideal para el también exjugador del Deportivo la Coruña fue Héctor Moreno, otro zaguero de precoz incursión por el balompié europeo y quien recaló en la Eredivisie en 2015, para una segunda etapa luego de haber servido al AZ Alkmaar y recién ser fichado por la A.S. Roma de Italia.

Con casi 22 años de edad, Lozano Bahena se ha convertido en el quinto futbolista mexicano en llegar al PSV, club con el que firmará hasta 2023 y al que habrá de incorporarse de cara a la siguiente campaña, justo cuando termine su participación con la Selección Mexicana en Copa Confederaciones.

El desequilibrio constante y la explosividad en el contragolpe son los principales argumentos del 'Chucky' de cara a su estreno en el futbol europeo; y a diferencia de sus cuatro antecesores, se trata de un elemento de ataque que buscará la puerta contraria desde cualquiera de los costados de la cancha.