Fichaje de Reyes, gestionado por empresa 'fantasma' de Bunge

Luego de conocerse que Héctor Herrera y Diego Reyes tendrían dinero dentro el paraíso fiscal de Malta, a través de los Paradise Papers que dio a conocer Mexicanos Contra la Corrupción, esta misma asociación publicó información sobre cómo trabajan las empresas con las pagan menos impuestos a sus socios implicados.

En el caso de Reyes, surge el nombre de Matías Bunge, representante del jugador, así como de Jesús Corona, quien habría utilizado una empresa ‘fantasma' llamada Cónclave para fichar a ambos jugadores, consiguiendo una comisión de ocho millones de euros, los cuales fueron llevados a Malta. Cónclave fue declarada el 10 de abril de 2017 como empresa fantasma por el Servicio de Administración Tributaria de México (SAT).

Utilizando esta lógica, Bunge creó, con Reyes como socio, dos empresas en Malta con la idea de pagar la menor cantidad de impuestos posibles. El propósito de crear un par de compañías era la devolución de impuestos a los accionistas, ya que el fisco en Malta permite la devolución cuando se demuestra que una realiza la mayoría de sus actividades fuera del país; “el hecho de incluir una firma en 'la panza de otra' arroja beneficios para los dueños”, explica la investigación.

Así se creó la empresa Nemo Limited, constituida el 11 de junio del 2014, en la cual el futbolista mexicano aparece como socio mayoritario y su agente, Matías Bunge Saravia,es director y representante legal. El mismo día se creó una segunda offshore en Malta, “Pelon Investments Limited", cuya situación legal es peculiar: "el 97% del capital (485 acciones) han pertenecido a Nemo Limited, la primera empresa del jugador y de Bunge. Una firma esconde a la otra. La restante participación, de 15 acciones, quedó a nombre del propio defensa central de la Selección Mexicana de futbol”, señala Mexicanos Contra la Corrupción.

“Pero esos no fueron los únicos beneficios. Pelon Investments pagó originalmente 158 mil 898 euros (2 millones 787 mil pesos mexicanos) de impuestos, pero la mayoría de este dinero les fue devuelto por medio de Nemo Limited. El régimen fiscal de Malta permite la devolución del 100% de los impuestos pagados por una holding que tenga una subsidiaria”, asegura el reportaje.

Así, Reyes recuperó 145 mil 250 euros, como ‘devolución de impuestos para los accionistas’.

Para el periodo fiscal de junio de 2014 a junio de 2015, Pelon Investments –una de las empresas creadas por Reyes y Bunge- reportó ingresos por 466 mil 666 euros (8 millones 185 mil 321 pesos mexicanos). Según el informe sobre las cuentas anuales que entregó a los Registros de Malta, ese dinero corresponde a "servicios profesionales" derivados "de la asignación y transferencia de derechos de imagen".

La empresa reportó gastos administrativos de 12 mil 931 euros y beneficios antes de impuestos de 452 mil 486 euros (7 millones 936 mil 604 pesos mexicanos). Por estas cantidades pagó 158 mil 898 euros de impuestos (2 millones 787 mil 70 pesos mexicanos), correspondientes a una tasa del 35%.

Además, distribuyeron 269 mil 750 euros (4 millones 731 pesos mexicanos) entre sus accionistas, es decir, con Nemo Limited. Se pagaron a sí mismos, según consta en los estados de cuenta revisados.

Por separado, los reportes de Nemo Limited en el mismo periodo fiscal reflejan “ingresos de inversión” por 415 mil euros y, esa cantidad, se refiere a su posición en Pelón Investments.