De América a Independiente: Los 'Maracanazos' del Flamengo

Márquez-Flamengo-Cabañas Getty Images

MÉXICO - La pérdida del título de la Copa Sudamericana ante el Independiente en el Maracaná no fue la primera vez que el Flamengo decepcionó dentro de su estadio. En años anteriores, el equipo ya había llegado a partidos definitivos, pero no logró imponerse y salir con la victoria.

ESPN.com enumeró otras oportunidades en las que el equipo brasileño vivió situaciones parecidas, donde incluso con el apoyo de la hinchada en casa, todo salió mal.

- 2017 - Flamengo 1-1 Independiente-ARG - Final de la Copa Sudamericana

Flamengo entró en 2017 como uno de los protagonistas del fútbol brasileño. Con poder financiero y un equipo reforzado, tenía el objetivo de disputar el título de todo lo que disputara en el año.

La eliminación en la fase de grupos de la Libertadores, representaba un fracaso en el seno de Flamengo, pero al menos daba derecho a disputar la Copa Sudamericana.

En Brasil, veían la Copa Sudamericana como la principal oportunidad para que Flamengo levantar una copa en el año, ya que en la Copa de Brasil perdieron en los penales con el Cruzeiro en el Mineirão y se quedó con el subcampeonato.

Las atenciones se volcaron entonces a la Copa Sudamericana. En el camino, Flamengo eliminó al Chapecoense y a su máximo rival Fluminense, en los octavos y cuartos, respectivamente. Incluso lejos de casa, aseguró el paso a la final tras una victoria contundente contra el Junior Barranquilla-COL. Era su primera final en una competición continental desde la Mercosur de 1999.

La derrota fuera de casa en la vuelta por 2 a 1 no sacudió en nada la confianza de los flamenguistas que estallaron cuando Lucas Paquetá abrió el marcador a los 29 minutos de la primera etapa.

El golpe, sin embargo, vino diez minutos después. El penalti polémico marcado y el joven Barco dejaba todo igual, marcando lo que sería el bi-campeonato del Independiente en la competición y el segundo subcampeonato del Flamengo en el año.

- 2014 - Flamengo 2-3 León-MÉX - Fase de grupos de la Copa Libertadores

La conquista de la Copa de Brasil en 2013 devolvía la oportunidad al Flamengo de soñar nuevamente con la Copa Libertadores. Después del título nacional, cerraba con llave de oro el primer año de la administración de Eduardo Bandeira de Mello al frente del Flamengo. Por eso, la expectativa de una buena campaña en la Libertadores del año siguiente era alta y el entusiasmó de la afición rubro-negra también estaba por las nubes.

En un grupo con Bolívar-BOL, Emelec-ECU y León-MÉX, el equipo era considerado el favorito para avanzar. Pero dentro de campo la realidad fue otra.

El Flamengo sufrió con las oscilaciones en la fase de grupos. Con dos victorias, un empate y dos derrotas, el equipo dirigido por Jayme de Oliveira llegaba con la obligación de una victoria en lo que sería un enfrentamiento directo por la plaza en los octavos ante el León.

La hinchada una vez más hizo su parte llenando el Maracaná con más de 60 mil personas, pero vio un escenario parecido al de seis años atrás. Una vez más un equipo mexicano llegaba al estadio y cubría el sueño rubro-negro en pesadilla.

El empate 2 a 2 ya no servía para el Flamengo que necesitaba la victoria para avanzar, cuando Carlos Peña al final del segundo tiempo puso otro gol definitivo en el paso del Flamengo en la Libertadores. Sería la cuarta eliminación del club en la fase de grupos de la competición.

- 2008 - Flamengo 2-4 América-MÉX - Octavos de final de la Copa Libertadores

La posibilidad de la redención del año anterior vino en la misma fase y con una situación aún más favorable.

Así como en 2007, Flamengo hizo una gran campaña en la fase de grupos con apenas una derrota y la segunda mejor campaña en general. Pero al contrario de lo que había ocurrido, el equipo ganó bien fuera de casa y luego encaminaba la clasificación: victoria contundente por 4 a 2 en pleno estadio Azteca y la casi certeza del paso a los cuartos de final.

El partido de vuelta contó con un Maracaná lleno para festejar la clasificación y despedirse del entonces técnico Joel Santana, contratado por la selección de Sudáfrica.

Dentro del campo, todo el clima positivo hecho desde el principio se transformó en tragedia. Apático, el Flamengo fue tragado por su adversario desde el primer tiempo.

Cabañas pronto mostraba a lo que vino cuando acertó un bello tiro que superó a Bruno que marcó el primer gol. Esqueda aprovechó gran contraataque e igualó la desventaja antes del descanso.

Gracias a la cantidad de goles marcados fuera, los mexicanos aún necesitaban marcar una vez más para lograr el milagro. Y lo lograron. En el cobro de falta desviada, Cabañas enterró el sueño rubro-negro en la Libertadores y aseguró la segunda eliminación consecutiva del equipo en la fase eliminatoria.

- 2007 - Flamengo 2-0 Defensor Sporting-URU - Octavos de final de la Copa Libertadores

El Flamengo volvió con todo para la Libertadores en 2007. Cinco años sin participar en la competición, el inicio fue de ensueño para el equipo.

La campaña dentro de su grupo fue casi perfecta: sólo un empate contra el Real Potosí-BOL en la altitud y cinco victorias. Además, las buenas actuaciones daban las mejores credenciales al elenco rubro-negro.

En las eliminatorias, tenía por delante a un Defensor Sporting que había sido irregular dentro del grupo de Santos. Su clasificación se dio por el saldo de goles y perdió la mitad de los enfrentamientos disputados.

Por eso, el favoritismo era todo del Flamengo, que viajó a Uruguay pensando ya en la victoria. Sólo que todos los pronósticos cayeron por tierra dentro del gigante Centenario.

Sin dar ningún tipo de oportunidad, el Defensor batió por 3 a 0 un Flamengo prácticamente irreconocible, uno totalmente diferente a las presentaciones anteriores en la competición.

En la vuelta, la única alternativa era partir hacia arriba y revertir la goleada sufrida lejos de casa. Renato Augusto daba un inicio de esperanza marcando al final del primer tiempo, y Renato Abreu mostraba que podía ser posible con un golazo con apenas dos minutos de la segunda etapa.

La presión fue grande por un gol que al menos llevaría la disputa a los penales, pero el Defensor se agarró bien hasta el final. A pesar de la victoria por 2-0, el Flamengo salió descalificado del Maracaná.

- 2004 - Flamengo 0-2 Santo André - Final da Copa do Brasil

Un año después del subcampeonato obtenido ante Cruzeiro, el Flamengo estaba en otra final de la Copa de Brasil. Y al contrario del año anterior, el adversario no era el campeón nacional, sino un equipo de la Serie B del Brasileirao: El Santo André.

Lo que parecía una misión fácil se convirtió en una de las mayores sorpresas de la historia del fútbol brasileño.

El Santo André mostró ya en el partido de ida que no iba a ser esa tontería imaginada. Después de que Roger abrió el marcador, los paulistas se volcaron con goles de Osmar y Romerito. Athirson empató en la recta final de la confrontación e impidió la derrota.

Más de 70 mil aficionados asistieron esperando salir en la conmemoración de la segunda conquista en la Copa del Brasil. Sin embargo, Sandro Gaucho y Élvis trataron de estropear la fiesta rubro-negra y dieron el primer título nacional de la historia del Santo André y silenciaron al Maracaná.

- 1997 - Flamengo 2-2 Gremio - Final de la Copa del Brasil

Flamengo y Gremio jugarón la final de la Copa de Brasil de 1997 en medio de momentos complicados.

Los gauchos venían de una década extremadamente victoriosa, ganando prácticamente todos los títulos que disputaron. En 1996, se convirtieron en campeones brasileños y eran considerados como el mejor equipo del país.

En cambio, el Flamengo buscaba reordenarse después de un año trágico del centenario en 1995. Después de mucha inversión, el equipo fracasó en el año y tenía que reanudar el camino en los siguientes campeonatos.

La trayectoria hasta la final del lado flamenguista envolvió dos goleadas y derrotar a Internacional y Palmeiras en fases subsiguientes.

El Gremio llegaba diferente al equipo que seis meses antes ganó el campeonato nacional. Felipão fue a Japón y Evaristo de Macedo fue su sucesor, y nombres importantes como Adílson Batista y Jardel dejaron el club.

En la ida, el Flamengo fue al Olímpico y aseguró el empate sin goles, dejando la decisión abierta para el Maracaná. En la decisión, João Antônio abrió el marcador a los seis, pero Lucio y Romario se voltearon y daban el título al sonido de "Ah, yo soy loco" de una efusiva hinchada.

Sólo quedaban cinco minutos para el final, Carlos Miguel marcó el segundo, empató el partido y dio el título al Gremio por los goles marcados fuera de casa. Al final, el grito que resonó en todo el Maracaná fue de los gremistas: ¡Ah, yo soy gaucho!

- 1966 - Flamengo 0-3 Bangu - Campeonato Carioca

Ya hace tiempo que el Bangu se limita a disputar las divisiones inferiores en Río de Janeiro. En la década de 1960, sin embargo, el equipo disputaba de igual a igual con los otros grandes en el estado.

En 1966, el Carioca era disputado por 12 clubes, de los cuales los primeros ocho se clasificaban para la siguiente fase. Quien puntuaba más, era el campeón.

El Flamengo fue el líder de la primera parte con 19 puntos, seguido justamente por el Bangu con 18. Los dos volvieron a ser los mejores en la fase final y pelearon casi aislados por el título.

Los dos equipos se enfrentaron en lo que sería considerada la final de la competición. 143 mil personas estuvieron para ver la decisión del entonces campeón más importante del país.

El partido se considera polémico hasta hoy. Los flamenguistas se quejan de la actuación del árbitro Aírton Vieira de Moraes, el Sansón, y del portero Waldomiro, bajo la acusación de que estarían vendidos. El Bangu en la época era presidido por Castor de Andrade, responsable de poner dinero en el equipo.

En la práctica, los alvirrubios dominaron la partida por completo y no dieron ninguna oportunidad al Flamengo. El juego aún quedó más marcado por las peleas dentro del campo, involucrando a los jugadores de ambos equipos. Ocimar, Aladim y Paulo Borges anotaron y dieron el título al Bangu.