Fase de clasificación
  • Frickson Erazo (81')
  • Felipe Caicedo (82')

Argentina perdió con Ecuador en el debut de las Eliminatorias

BUENOS AIRES (DyN) -- El seleccionado argentino fue impotente en su frustrante debut en las Eliminatorias Sudamericanas hacia el Mundial de Rusia 2018 con una dolorosa derrota ante Ecuador de 2-0 en el Monumental.

Ecuador aprovechó la mala noche de Argentina, sin la carta brava que significó la ausencia de Lionel Messi, e hizo historia al ganarle por primera vez como visitante por Eliminatorias y hacerle perder un invicto de 40 partidos en este escenario.

Los tantos ecuatorianos llegaron en forma de ráfaga, porque a los 35 y 36 minutos de la segunda mitad Frickson Erazo y Felipe Caicedo, respectivamente, anotaron ante la pasividad defensiva argentina, que además dejó en evidencia una alarmante carencia de ideas ofensivas.

En ese sentido la ausencia de Lionel Messi por lesión se sintió y mucho, aunque el entrenador Gerardo Martino no supo impregnar a este equipo de un estilo de juego definido, ya que las acciones de mayor peligro llegaron por jugadas individuales y no por asociación.

Luis Antonio Valencia fue la figura del encuentro con sus incansables subidas por el sector derecho de su ataque, al tiempo que Angel Correa y Angel Di María fueron lo más destacado en un irregular conjunto argentino.

Argentina, además deberá reponerse de la lesión de Sergio Agüero, quien se retiró lesionado con pronóstico oscuro de cara al partido ante Paraguay. Las expectativas de Carlos Tevez, el futbolista más reclamado, se fueron desvaneciendo con el correr de los minutos.

Deslucido en el juego. Así se mostró el seleccionado argentino en la primera mitad del encuentro ante los ecuatorianos, porque no supo contrarrestar la presión alta propuesta por su rival, mientras que tuvo una evidente anemia a la hora de la creación.

Ecuador, por su parte, se mostró bien parado, intentó aprovechar cada error del equipo local y explotó las bandas con Valencia por la derecha de su ataque y el veloz Jefferson Montero por izquierda, siendo cada uno respectivamente un dolor de cabeza para Facundo Roncaglia y Emmanuel Mas.

En ese contexto, la Argentina tuvo una buena ocasión a los 17 minutos cuando Correa le ganó la pelota a Gabriel Achillier en el borde de área y remató bajo, exigiendo la respuesta del arquero Alexander Domínguez. En el rebote, Di María cedió para Agüero, pero el Kun remató muy mal desde inmejorable posición.

En la jugada siguiente el delantero del Manchester City intentó pelear una pelota sobre el lateral derecho de la defensa ecuatoriana y debió ser reemplazado por un pinchazo en el posterior izquierdo.

Ecuador, por su parte, tuvo sus ocasiones a los 27 y a los 29. Primero Valencia se fue en profundidad por derecha y cedió para Miller Bolaños, quien remató muy alto, luego, Montero por izquierda envió un preciso centro para Bolaños, aunque su cabezazo se fue desviado.

En la segunda parte, Argentina siguió con una carencia notable en la creación, porque sus líneas se mostraron inconexas y los arrestos individuales fueron pulverizados por la defensa ecuatoriana, además de la propia impericia de los atacantes.

La tuvo primero Di María con un remate bajo, que desvió Domínguez al corner a los 16, mientras que la mas clara de la etapa llegó a los 21 con una buena triangulación entre Tevez, Correa y Mascherano, cuando el capitán argentino terminó empujando, aunque a las manos del arquero.

Los dirigidos por Gustavo Quinteros siguieron fieles a su libreto y sacaron máximo provecho en dos minutos. A los 35, Martínez envió un corner desde la derecha, la peinaron por el primer palo y por detrás apareció Erazo para arrojarse de palomita y empujar de cabeza para el 1-0.

Poco después, Valencia, el mejor jugador de la cancha, se fue a pura velocidad ante la pasividad defensiva argentina, llegó hasta el fondo de la cancha por derecha y tocó por lo bajo para el ingreso de Caicedo, quien con mucha tranquilidad marcó el segundo tanto visitante.

Argentina sufrió la ausencia de Lionel Messi, es verdad, aunque también no supo generar juego, tuvo tibieza a la hora de atacar y en defensa regaló las bandas para que los ecuatorianos se hicieran un festival.

De cara al encuentro con Paraguay del próximo martes en Asunción, Gerardo Martino deberá dar vuelta rápidamente la página y mentalizar a sus jugadores para tener un mejor juego colectivo.