2017/2018 Portuguese Liga
  • Héctor Herrera (90')

Porto sueña con el campeonato gracias a Herrera

Getty Images

Héctor Herrera apareció como el mejor cazador para definir la batalla por el campeonato. El ‘Zorro’ fue un auténtico depredador que requirió de un disparo de fuera del área en el ocaso del partido contra el Benfica para comandar la victoria del Porto y retomar con ello el liderato de la liga portuguesa.

El mexicano anotó un gol de otro partido. Águilas y Dragones no se regalaron un solo espacio ni alguna oportunidad. Había mucho en juego como para que se definiera por algún error. Fue justo por eso que destacó el exjugador del Pachuca, quien se encontró con un balón en los linderos del área para disparar con todas sus fuerzas e incrustarlo al ángulo. Lo hizo cuando la batalla estaba por terminar. Era el momento justo y decisivo.

Héctor no se lo pensó dos veces. Desde que tocó el balón sabía lo que tenía que hacer y con esa decisión remató para dejar tendidos a sus rivales en su propio campo. Fue un gol de campeonato, a falta de cuatro encuentros más para la finalización de la Liga.

Antes de ello, el Porto soportó cada uno de los embates del Benfica, ultra motivado y apoyado por su afición en Lisboa. Era su momento de tomar una distancia casi imposible de remontar y fallaron. Las oportunas apariciones de Iker Casillas y compañía ayudaron a mantener la meta en cero y seguir con el guión como estaba escrito.

Raúl Jiménez, del lado de las ‘Águilas’, fue de los más insistentes, aunque esta semana, a diferencia de las pasadas, no fue influyente para que el balón llegara a las redes. Casillas siempre encontró la manera de meter las manos y salvaguardar su arco.

El Porto también se acercó con cierto peligro, pero sin éxito alguno. Fue un partido por demás tenso, cerrado y siempre peleado en cada zona del campo. Ninguno sacó a flote sus vulnerabilidades, mientras que tampoco relucieron sus principales virtudes. Los ‘Dragones’, a final de cuentas, eran quienes debían arriesgar más, pues lo único que les valía era la victoria.

Fue en ese momento cuando Héctor, su gran capitán, apareció para mandar un misil imposible de detener que valió tres puntos. Pudieron ser unidades decisivas en la lucha por el campeonato.