2017/2018 Spanish Primera División
  • Gareth Bale (8')
  • Borja Mayoral (45')
  • Darko Brasanac (66')
  • Gabriel (90'+3')

Real Madrid acecha el subliderato

Real Madrid festeja contra Leganés Getty Images

MADRID (Paola Núñez, corresponsal) -- El Real Madrid 'B' sacó una insípida victoria por 2-1 sobre el Leganés en otro partido con final polémico en el Santiago Bernabéu.

Real Madrid necesitó muy poco para cumplir con su primer victoria liguera en casa en tres partidos. Un titular habitual, Casemiro, algo de suerte, y lo que queda de sentido del deber al escuadrón B. El de Bale y Benzema, relegados a un segundo plano pero con el aliciente de hacer méritos para que al menos uno de ellos sea considerado para jugar el martes en el partido grande, el de la vuelta de semifinales de Champions League frente al Bayern Munich; el choque para el que Zinedine Zidane se ha reservado a los importantes.

Fue esa necesidad de mantener la cabeza en alto lo que sostuvo al Real Madrid y no dejar que el partido se resolviera solo, aunque por momentos pareciera lo contrario. 90 minutos que se hicieron larguísimos, pues no hay discurso que motive al grupo a darlo todo cuando se trata de jugar a no perder.

De idea de juego, poca cosa. Si había un equipo que ponía algo de sustancia era el Leganés, que al menos tenía algo en juego con ese punto que le falta para asegurar la permanencia.

Pero fue el Madrid el que se adelantó, casi por inercia a los ocho minutos. Una distracción defensiva de los pepineros permitió que Benzema probara con un cruzado que Bale, casi rozando el balón, acabó incrustando en la red.

A partir de entonces los hombres de Zidane, tal vez producto de esa necesidad de hacer algo, aunque no sepan qué, jugaron a resolver en medio del caos y la imprecisión en ataque y la angustiosa debilidad en defensa.

El Madrid ya luce frágil cuando juega la zaga titular. Con una defensa inexperta y parchada con Casemiro, acompañando a un nervioso Vallejo en la central, resulta angustioso.

Leganés no igualó por falta de puntería. Aunque el Madrid tenía el balón, lo perdía constantemente - y de manera absurda - en zonas comprometidas permitiendo que Amrabat, sin mucha oposición, llegase varias veces. Por eso resultó casi cruel que el Madrid duplicara su ventaja con la única jugada que verdaderamente los hizo lucir, un centro al área bombeado desde la izquierda que Mayoral midió perfectamente para rematar después de ganarle la espalda a Cuéllar. Leganés entero clamó en protesta por lo que les pareció fuera de lugar, pero no hubo manera de convencer al árbitro.

La situación empeoró para el Real Madrid tras el descanso. El tedio empezó a invadir al Real Madrid, que para el minuto 62 cuando Marco Asensio y Toni Kroos relevaron a Benzema y Kovacic, llevaba un rato limitándose a dejar pasar el tiempo. Cuatro minutos después, Amrabat le ganó la carrera por banda a Theo para poner un centro al área que Darko clavó en la red para descontar con toda la tranquilidad, aprovechando que Vallejo estaba perdido en algún lugar lejano al área y no había nadie que le impidiera el disparo.

Madrid hizo el amago de cerrar filas tras el gol, pero al final, fue Casilla el que impidió que pasara a mayores con dos oportunas atajadas. Del resto del equipo merengue, ya pensando en el partido de Champions que jugarán 'los otros', no volvió a saberse nada. Del Leganés tampoco, porque no quiso el árbitro. Pitó el final justo cuando El Zhar se disponía a disparar solo ante Casilla, y no conforme, mostró una roja a Gabriel ante las protestas cuando ya los locales se dirigían al vestidor.

Noticias - La Liga