2019 Liga BBVA Bancomer, Torneo Clausura 2019
  • Milton Caraglio (24')
  • Hugo Nervo (30')
  • Eduar Preciado (47')

Crónica: Cruz Azul liga tres juegos sin victoria al caer ante Santos

play
RESUMEN: Cruz Azul 1- 2 Santos (0:58)

2019 Liga BBVA Bancomer, Torneo Clausura 2019 (0:58)

Iván Cañada | ESPN Digital -- Cruz Azul dejó bien enterrada en el pasado esa estrella que traía consigo en el segundo semestre de 2018. Todo lo que hace unos meses le salía bien, ahora simplemente es un recuerdo distante. No hay goles, la defensa muestra signos de debilidad, el Estadio Azteca no pesa más, la afición está alejada y las derrotas están presentes. Este sábado llegó una más al caer (1-2) contra Santos Laguna.

Convencidos y hambrientos de victoria, los cruzazulinos comenzaron su tercera presentación en Liga en el Estadio Azteca frente a unos Santos que parecían no llevar prisa y tener un ritmo distinto, aunque no por ello se mostraban llenos de confianza o sobrepasados de soberbia.

Los Guerreros contuvieron algunos embates e incluso recibieron el primer gol, pero no se salieron de su guion. Si el rival fue superior en el primer cuarto de hora y llegó hasta las redes, sorpresivamente mediante un delantero como no había pasado en toda la temporada, los de la Comarca respondieron rápido para volver a igualar los cartones.

A Cruz Azul le cuesta un mundo anotar en lo que va de esta temporada, lo peor que les puede pasar es que les empaten de inmediato y les dure poco el gusto. Eso fue justamente lo que hizo Santos, que sin mostrarse con cierto peligro en el Azteca, le bastó una llegada para dar con las redes. Fue un golpe en seco y directo al corazón cementero.

El tanto de Milton Caraglio todavía era festejado cuando de pronto ya tenían el empate sobre la mente. Las jugadas a balón parado fueron uno de los fuertes para los de la Comarca, quienes, mediante Hugo Nervo, igualaron los cartones apenas seis minutos después de que La Máquina se adelantara en el electrónico.

El golpe fue fulminante para los de Caixinha, quienes de inmediato perdieron la concentración y comenzaron una de las facetas que menos saben entender esta campaña como es el sufrimiento en los partidos. No tardaron en llegar los arribos constantes y remates ante la portería de un siempre consistente Jesús Corona, listo para sacar las manos cuando se le requiere.

La tendencia del partido siguió ese mismo rumbo hasta que un error de Pablo Aguilar a la hora de despejar un balón, le dejó una oportunidad única a Ayrton Preciado para que venciera a Corona al inicio del segundo tiempo. Gol de vestidor que frustró más las aspiraciones cementeras por reencontrarse con su afición.

Caixinha, urgido de una respuesta, entendió que la mejor manera de encontrarla era mediante Misael Domínguez, un joven intrépido y atrevido que arrancó ilusiones desde las gradas, pero que no tuvo balones ni jugadas a modo para demostrar su calidad y causar el desequilibrio que le pedían desde el banquillo.

La desesperación aumentó conforme el cronómetro avanzaba. Ocurría en el campo y también en las gradas desde donde descendieron los primeros pitidos y abucheos a los suyos por las escasas oportunidades creadas. Ahora el problema no pasó tanto por la contundencia y sí por la creatividad para llegar a las ansiadas oportunidades.

Santos, seguro de sí mismo y con los tres puntos en el bolsillo, se dedicó simplemente a cerrar filas desde el mediocampo para evitar siquiera los arribos celestes. La estrella de la campaña pasada que tenía La Máquina se quedó en el olvido de pronto y el equipo comienza a rezagarse en busca de zona de Liguilla.