Joaquín Niemann y un sueño cumplido

El joven jugador chileno Joaquín Niemann, que entró al profesionalismo este año en mayo, luego de jugar como aficionado el Masters de Augusta, acaba de lograr su status regular para temporada 2018 - 2019 en la gira más importante del mundo, el PGA Tour, por el camino más difícil: los puntos de la FedEx Cup. Solo dos jugadores en la última década han logrado hacerlo: Jordan Spieth en 2013 y Jon Rahm en 2016.

“Es el mejor día mi vida” escribió Niemann en su Twiter.

Neimann, de solo 19 años, necesitaba alcanzar 365 puntos para quedar adentro, y con el empate en el 5to puesto en el Greenbrier, el torneo que se jugó la semana pasada en West Virginia, y luego de una sensacional vuelta final de 64 golpes, el joven chileno alcanzó 414 puntos.

También confesó que debería estar en la universidad de South Florida, pero debido a una confusión con el examen de ingreso, y gracias a estar jugando muy bien al golf, ahora es parte de una institución mucho más exclusiva, el PGA Tour.

Pero una golondrina no hace el verano. Son varios los logros que ha alcanzado Niemann en los últimos meses en suelo estadounidense. Luego del Masters y su paso al campo rentado, tuvo una sólida actuación en su debut, gracias a una invitación, en el Valero Texas Open. Salió sexto y saltó del puesto 1527 al 640 del Ranking Mundial. Luego quedó octavo en el Fort Worth Invitational y trepó al puesto 406. En una gran actuación en el Memorial Tournament, donde obtuvo el 6to lugar, volvió a ascender en el ranking quedando en el puesto 223. Y con esta última actuación en el Greenbrier, se ubica en el puesto 171. Un recorrido soñado para la joven promesa latinoamericana.

Tanto la prensa especializada como sus compañeros en la gira no dudan en vaticinar un sólido futuro para Niemann. Ya se perfila como candidato a Novato del Año, y a estas alturas no sería extraño verlo en el tope del tablero, o incluso besando su primer trofeo ante las cámaras.