Lucen Benjaim y Gable en el Smackdown de cierre de año, gana Owens

AJ Styles y Kevin Owens tuvieron su mejor lucha del año en SmackDown Cortesía WWE

Después de que el Raw final del 2017 reforzó su reputación con momentos llamativos e impactantes en torno a una o dos luchas importantes, el último SmackDown del año también estuvo a la altura de su propia reputación.

Aprovechando al máximo una primera hora libre de comerciales, SmackDown apretó seis luchas diferentes e impulsó todas sus historias principales a través de la acción dentro del ring y en breves momentos intermedios. Comenzó con otro en una creciente línea de tremendas luchas de la división de parejas de SmackDown, y en el otro lado, una lucha de 20 minutos de AJ Styles contra Kevin Owens cerró el año para SmackDown, todo lo cual demuestra por qué los martes por la noche deberían continuar emocionantes durante las próximas cuatro semanas y en el Royal Rumble.

Un contendiente al título de la WWE surge cuando Shane McMahon inconscientemente ayuda a Owens a vencer a Styles

En su mejor momento, Styles vs. Owens fue una gran serie de luchas de pay-per-view que elevó el prestigio del campeonato de Estados Unidos; en el peor de los casos, hubo finales fallidos y cambios de título para arreglar. En general, la rivalidad fue uno de los aspectos más destacados del año para SmackDown, y le dio al gerente general Daniel Bryan todos los motivos de la historia para volver a visitarla con un partido final en 2017 que cerró el año.

No siempre ha sido perfecto, pero en este momento en el tiempo las muchas capas de historias entre Bryan, Owens, Styles, Sami Zayn y Shane McMahon se han unido para formar un complejo y convincente tapiz de interconexión. Bryan sigue haciendo movimientos que pueden ser igualmente juzgadas como preferenciales para Zayn y Owens, o completamente justificadas por lo acontecido antes, y de cualquier manera está llevando a McMahon contra una pared.

Las diferencias entre las dos figuras de autoridad de SmackDown siguió cocinándose a fuego lento con una tensa confrontación entre bastidores, pero como resultado del evento principal, se movió un par de peldaños más hacia el punto de ebullición. Owens y Styles presentaron lo que pudo haber sido su mejor lucha televisada hasta la fecha, con todas las combinaciones de powerbombs y trampolines que podrías esperar y más. Styles encontró nuevos enfoques y configuraciones para sus movimientos de poder, aunque tiende a hacerlo constantemente, pero la mayor innovación vino de Owens, quien aterrizó lo que comenzó como una bomba Vader y terminó como un codo volador.

Zayn se mantuvo satisfactoriamente fuera del camino hasta el final, cuando Styles golpeó un antebrazo volador hacia el exterior que lo derribó. Cuando Zayn se sacudió el golpe y se subió a la plataforma para protestar, McMahon salió a sacar a su adversario, solo para desencadenar una cadena de eventos que permitieron a Owens obtener una victoria por primera vez sobre el campeón de la WWE.

Esto establece el escenario para que Bryan coloque a Owens en la posición correcta para darle una oportunidad al título, empujando aún más a McMahon por la borda, y la espiral de locura seguirá dando vueltas hasta que todo llegue a su punto de quiebre. Ya sea que suceda en el Royal Rumble, o más tarde, la anticipación debería ayudar a impulsar a todos los involucrados en 2018.

Chad Gable y Shelton Benjamin arruinan el día de Rusev

El público de Allstate Arena fue mucho más moderado el martes que en Raw, pero ciertamente se levantaron de sus asientos para celebrar el Día de Rusev. Bryan abrió el espectáculo con su enfoque en el campeonato de Estados Unidos, pero fue interrumpido rápidamente por Chad Gable y Shelton Benjamin. Propusieron una oportunidad en los campeonatos en pareja de los Usos y SmackDown, pero Rusev & Aiden English, y luego New Day, salieron con argumentos igualmente convincentes.

Como suele ser el caso en este tipo de situaciones, el problema se resolvió en el ring con una triple amenaza para determinar los nuevos contendientes número 1. Los Usos estaban en el ringside para esto en lugar de estar involucrados, pero esta versión de la lucha aún tenía el mismo tipo de energía que el Fatal 4 Way en Clash of Champions. Resultó ser un escaparate tremendo tanto para Gable como para Rusev, dos muchachos que han tenido problemas durante la mayor parte de los cuatro meses desde que se enfrentaron sorprendentemente bien entre sí a principios de agosto.

Gable conectó un doble suplex que incluía Big E, mientras que Rusev hizo power bomb a dos hombres, uno con cada brazo. Los seis hombres tuvieron sus momentos para brillar, y lo tomaron, y apenas disminuyeronn la velocidad en el transcurso de su lucha ininterrumpida (por comerciales) de más de 13 minutos. Cada equipo parecía tener la lucha ganada en diferentes puntos de la misma, y la multitud hizo saber a quién estaban apoyando, pero finalmente Benjamin y Gable fueron la pareja que salió triunfante. Tendrán su oportunidad ante The Usos por los títulos en pareja la próxima semana, y el divertido tiovivo entre los cuatro equipos debería continuar hasta que se considere que los Bludgeon Brothers están listos.

Desaparece Dolph Ziggler, comienza el torneo por el campeonato de EE.UU.

Todavía no estamos completamente seguros de lo que está sucediendo en el mundo de Dolph Ziggler, y si sus comentarios a ESPN y al Podcast de Awesomeness de E & C fueron indicios genuinos de su inminente partida o de las frustraciones que sentía en ese momento. En cualquier caso, Bryan abrió la edición de SmackDown de esta semana para afirmar que Ziggler dejó el título en el ring y el consiguiente silencio fue suficiente para que el campeonato de Estados Unidos que ganó en Clash of Champions quedara oficialmente vacante.

Un torneo de ocho luchadores para coronar al siguiente campeón se puso en marcha inmediatamente el martes, con el último campeón y contendiente número 1, no llamado Ziggler, se enfrentaron para ponerlo en marcha. Después de algunos choques inconexos en las últimas semanas, Baron Corbin y Bobby Roode tuvieron su mejor esfuerzo el uno contra el otro, en un partido que fue nítido y suave en todo. Ninguno de los dos pudo realizar su maniobra final, pero Roode logró planchar con un viraje para amarrar la victoria sobre Corbin y avanzar.

El segundo enfrentamiento de la primera ronda contó con el ex campeón de la WWE Jinder Mahal enfrentando a Tye Dillinger. Terminó como se podría imaginar una lucha entre un tipo que todavía tiene mucha consideración y un tipo que no ha aparecido en una lucha televisada en más de dos meses. Mahal mantuvo la ventaja durante la mayor parte de la lucha, y finalmente agarró a Dillinger de la cuerda del medio para conectar el Khallas y llevarse la victoria.

Todavía tenemos que ver la otra mitad del respaldo, aunque uno podría imaginarlo incluyendo alguna combinación de Mojo Rawley, Zack Ryder, Sami Zayn, Rusev y algunos competidores del equipo de parejas, porque el roster de SmackDown es demasiado superficial para considerar a muchos otros candidatos.

FALLOS Y ACIERTOS

- Ruby Riott obtuvo una victoria sorprendentemente rápida sobre Naomi, después de que Liv Morgan y Sarah Logan ofrecieran suficientes distracciones para permitir una patada Riott y una plancha. El trío golpeó a Naomi después de la lucha, y luego hizo lo mismo con la campeona de mujeres de SmackDown Charlotte Flair cuando intentó intervenir. Espere que el impulso cambie el momento en que Becky Lynch regrese, lo que podría ocurrir en cualquier momento. El combate Royal Rumble femenino podría ser un momento decisivo en este choque, que se ha convertido en algo así como un monstruo de tres cabezas que también incluye al Comité de Bienvenida, especialmente con Riott y Natalya entrando oficialmente al campo el martes.

- Konnor y Viktor son los terribles mejores amigos de Breezango, pero después de la manera en que han sido tratados en los Fashion Files, no se les puede culpar. Aunque The Ascension detuvo la segunda paliza de Breezango a manos de The Bludgeon Brothers, también ofrecieron a Fandango y Tyler Breeze para una tercera lucha.

- Randy Orton buscará oficialmente defender su corona en el Royal Rumble del 2017, y su más reciente pareja, Shinsuke Nakamura, también está oficialmente en la mezcla para el Royal Rumble masculino. Ambos podrían desempeñar papeles claves en esa lucha.