Contundente victoria

GUADALAJARA (Notimex) -- La selección mexicana de futbol
sub-23 consiguió un lugar en los Juegos Olímpicos Atenas 2004, al
vencer por contundente 4-0 a su similar estadunidense, en partido
semifinal disputado en un lleno Estadio Jalisco.

Las anotaciones del conjunto mexicano fueron de Rafael Márquez a
los 25 y 54 minutos de tiempo corrido, Diego Martínez a los 27, e
Ismael Iñiguez a los 90, con lo que consiguieron un boleto a la justa
cuatrienal y ahora enfrentarán a Costa Rica en la final para definir
al Concacaf uno y dos.

El encuentro comenzó muy cerrado para ambas escuadras y ninguna
de las dos atinaba a tener el control del esférico para comenzar a
dominar, aunque el conjunto tricolor comenzaba a dar los primeros
pasos para hacer daño a la meta enemiga.

Los estadunidenses, por su parte, trataban de llevar el balón
con toques cortos y presionando al rival en su reducto defensivo con
escasas llegadas de peligro, pero poco a poco bajó el ritmo y cedió
la iniciativa a México que aprovechó su salida por sector derecho.

Esa salida le rindió frutos ya que al minuto 25 consiguio el 1-0
por conducto de Márquez, en llegada por derecha de Diego Martínez
quien envió centro al corazón de la meta defendida por D.J. Countess,
para que Márquez rematara contundente con la cabeza.

Dos minutos después, el mismo Martínez se volvió a hacer presente
en jugada que hizo el 2-0 en llegada por pradera derecha y centró a
segundo poste que techó a Countess y se incrustó en la meta de éste
ante la vigilancia de Márquez y así darle la ventaja a México.

La escuadra dirigida por el argentino Ricardo La Volpe, estuvo
cerca de la tercera anotación cuando Sergio Amaury Ponce entró
también dicho carril pero en lugar de servir al desmarcado Márquez
prefirió tirar y estrelló el balón en el travesaño.

Además, el propio Márquez tuvo un par de opciones más para
terminar con las aspiraciones de los estadunidenses pero volvió a
fallar de manera increíble ante el marco de Countess, para irse al
descanso con la ventaja 2-0. Estados Unidos nunca pudo reaccionar.

Al regreso del descanso, la presión de México fue más evidente y
en los primeros dos minutos hizo daño, ahora por izquierda y a los
dos minutos ya había puesto en apuros al arquero visitante que
contuvo bien los disparos de Márquez y Mario Pérez cuando ya se
cantaba el gol.

Sin embargo, Márquez volvió a hacerse presente en el marcador al
54 en una serie de rebotes a intentos de disparos dentro del área
enemiga y tras uno de ellos, tomó de aire el balón con la derecha y
la puso en la base del poste del mismo lado de Countess para el 3-0.

El cuadro de las barras y las estrellas no se pudo recuperar de
la superioridad que mostró de principio a fin el conjunto mexicano y
cayó en la desesperación, lo que causó la expulsión de Nat Borchers,
por doble cartón amarillo, el acabose para los estadunidenses.

Ya sobre el tiempo, México estuvo cerca del 4-0 en llegada por
la izquierda a centro al área donde Gonzalo Pineda remató a bocajarro
pero estrelló el balón en el travesaño y en el contrarremate, Ismael
Iñiguez voló el esférico, pero al 90 hizo el efinitivo 4-0.

El árbitro del encuentro, el trinitario Neal Brizan, tuvo una
regular actuación y amonestó a los mexicanos Luis Ernesto Pérez y
Aarón Galindo, así como a los estadunidenses Chris Wingert, Nat
Borchers, expulsado por doble amarilla, y Ricky Lewis.

Alineaciones:

México: José de Jesús Corona, Mario Pérez, Aarón Galindo,
Gerardo Espinoza, Ismael Rodríguez, Diego Martínez, Juan Pablo García
(Gonzalo Pineda, 66), Francisco Rodríguez, Sergio Amaury Ponce,
Rafael Márquez (Ismael Iñiguez, 80) y Luis Ernesto Pérez (Alonso
Sandoval, 78). DT Ricardo La Volpe (ARG).

USA: D.J. Countess, Ricky Lewis, Nat Borchers, DaMarcus
Beasley, Logan Pause (Eddy Gaven, 75), Brad Davis, Chad Marshall,
Bobby Convey, Chris Wingert (Kyle Beckerman, 46), Ed Johnson (Alecko
Escandarian, 63) y Landon Donovan. DT Glenn Myernick.