El sube y baja queretano

Nuevamente los queretanos están en la cuerda floja Mexsport

MÉXICO -- Ahora que los Gallos Blancos del Querétaro definirán su permanencia en primera división en un sólo partido, es momento para recordar que esta angustiosa situación en su batalla con Santos Laguna para evitar el descenso no es un hecho nuevo para la institución.

Querétaro tiene una larga historia de compra-venta y desapariciones de franquicias, con pésimas temporadas y hasta leyendas de un estadio maldito, que convierte el equipo queretano en un péndulo que oscila entre el máximo circuito y la división de ascenso.

EL NACIMIENTO

Querétaro fue una de las sedes elegidas por la Federación Mexicana de Fútbol en 1949 para tener un equipo de segunda división y el 8 de julio de 1950 nació el Club Querétaro A.C. luego de que al campeón local, Piratas, se le cambió el nombre y junto con Irapuato, Zacatepec, Toluca, Morelia y La Piedad serían pioneros de la Segunda nacional.

Tuvieron que pasar 30 años de buenas y malas temporadas, y de cambiar nombre de Gallos Blancos a Atletas Campesinos para que de la mano de Antonio Carbajal, Querétaro lograra el título de la segunda división y el ascenso, el 22 de junio de 1980, al vencer en la final por 2-1 a los Osos Grises de Toluca, en el estadio Municipal de Santiago.

LA PRIMERA VENTA
Querétaro ya era un equipo de primera división y la directiva apostó por mantener a los mejores hombres con los que consiguió el ascenso. Sin embargo, las temporadas 80-81 y 81-82 fueron un rotundo fracaso y la franquicia fue vendida al Sindicato de Petroleros de Ciudad Madero, Tamaulipas. De esta forma para la temporada 82-83, Querétaro se convirtió en el Tampico Madero, una simbiosis que se repetiría en varias ocasiones más.

Pasaron dos años y para la temporada 1985-1986 las recién creadas Cobras de Querétaro, equipo formado por Grupo Televisa para foguear a los jóvenes del América, vencieron al Pachuca en la final de segunda y lograron el ascenso.

Esas Cobras fueron el primer equipo en jugar en el estadio Corregidora, pero bajo el mando de Jorge el Coco Gómez, el hombre que los había llevado al título en segunda. Hicieron un pésima temporada en la 86-87, además de que nunca lograron identificarse con la afición, por lo que siendo el peor equipo del torneo descendieron al registrar sólo 31 puntos en 40 partidos. El equipo se mudó a Chihuahua y se convirtió en Cobras de Ciudad Juárez.

QUERÉTARO AZULGRANA
Terminó la década de los 80 sin equipo de primera, pero estuvieron cerca en una trágica final de la segunda división que disputaron los Gallos Blancos de la Universidad Autónoma de Querétaro contra Correcaminos y que cobró la vida de tres elementos del equipo queretano luego de sufrir un trágico accidente en la carretera cuando se dirigían a la ciudad de México para disputar un tercer partido en el estadio Azteca, que al final ganaron los Correcaminos en penales.

Para la temporada 1990-1991, el ahora presidente ejecutivo del Atlante, José Antonio García, compró la franquicia del Tampico Madero y creó el Querétaro FC, regresando así al máximo circuito, ya con los colores que ahora conocemos.

Y VA DE NUEVO
El Querétaro FC es el equipo de esta plaza que más tiempo ha permanecido en primera división, bajo el mando de los hermanos Vázquez Mellado quienes compraron el equipo a José Antonio García en diciembre de 1991, pero luego de cuatro temporadas en las que la mediocridad seguía apareciendo en cada partido, Querétaro cayó nuevamente en la campaña 1993-94, con Carlos de los Cobos en el banquillo.

Para la temporada 1994-95, el Tampico Madero se quedó sin sede por problemas entre su dueño Antonio Peláez Pier y los arrendadores del estadio Tamaulipas, por lo que la jaiba brava se mudó a Querétaro y se transformó en TM Gallos Blancos cuando la campaña ya estaba empezada.

Lo que mal empieza mal acaba y el supuesto Querétaro descendió cinco fechas antes de terminar el torneo regular con José Camacho y después Juan de Dios Castillo como entrenadores, aunque en el registro oficial aparece Tampico Madero como el equipo que se fue a segunda división.

NUEVO MILENIO Y NUEVO EQUIPO
Pasaron varios años sin equipo que los representara, con todo y que Atlante, Pumas y hasta el América convirtieron en numerosas ocasiones al estadio Corregidora en su sede provisional.

Para el 2002 Gallos Blancos y Querétaro se fusionaron para crear al equipo que ahora conocemos y gracias a la adquisición de la franquicia de los Reboceros de La Piedad, regresaron a la élite del fútbol azteca.

DESAPARICION POR ARTE DE MAGIA
Los Gallos Blancos lograron aferrarse al máximo circuito en los torneos Apertura 2002, Clausura y Apertura 2003, y el Clausura 2004 con gente como Mario Zanabria, Demetrio Madero, Julio César Uribe, Humberto Hernández, Octavio Mora, Alfredo Tena, Oswaldo Batocletti y nuevamente Carlos de los Cobos en la dirección técnica, pero cuando se preparaban para el Apertura 2004, la Federación Mexicana de fútbol decidió reducir el número de equipos en el torneo de 20 a 18 y sin ninguna explicación Irapuato y Querétaro desaparecieron de la primera nacional.

Con el dinero que otorgó la Federación para cubrir la 'desaparición' del equipo, los dueños compraron la franquicia del Zacatepec en Primera A y comenzaron una nueva lucha para regresar a la máxima categoría. En el Clausura 2005, Gallos rompió una sequía de 55 años sin ganar un título al vencer en la final 3-2 al León, obteniendo así su derecho de jugar la final por el ascenso contra San Luis. Sin embargo, los tuneros ascendieron tras superarlos 2-3.

Para el Clausura 2006 y ya con Salvador Reyes como entrenador, Querétaro volvió a levantar el título tras superar de manera dramática a los Indios de Ciudad Juárez en tiros penales.

La final por el ascenso fue contra el Puebla, de Emilio Maurer, quien mandó traer desde Argentina a César Luis Menotti para dirigir los dos partidos y garantizar el regreso del equipo de la Franja, pero los Gallos sacaron sus mejores espolones y despedazaron 5-1 global a los camoteros, para ascender por primera vez mediante méritos deportivos en 56 años.

QUERÉTARO DE DANIEL GUZMÁN
Luego del ascenso tendrían que superar el aspecto económico para reforzarse en un draft que tenían encima. De esta forma, el equipo fue vendido al estado y se formó un patronato para manejarlo encabezado por Pablo Cañedo White, que de manera sorpresiva le dio las gracias a Salvador Reyes, el técnico que los había regresado a primera, y presentó a Daniel Guzmán, el mismo que ahora se juega la vida con Santos Laguna, precisamente contra Querétaro.

Guzmán realizó la pretemporada y a tres semanas de arrancar el Apertura 2006, Cañedo junto con Alejandro Irarragorri --quien ahora es vicepresidente deportivo de Grupo Modelo, dueño de Santos--, se retiraron de sus cargos por diferencias "ideológicas y de dirección" con el patronato, por lo que Guzmán también decidió irse con los hombres que lo llevaron.

Axel Bulle Andrade retomó la presidencia y pidió el regreso inmediato de Salvador Reyes, quien sumó 18 puntos en los 17 partidos de la temporada regular y logró implantar un estilo de lucha, garra y buen trato de pelota.

CONDENA O NUEVA HISTORIA
Los Gallos Blancos llegan a la última fecha del Clausura 2007 con la permanencia en sus manos y aunque tendrán que enfrentar en patio ajeno a unos Rojinegros del Atlas que también se juegan la temporada, de ellos depende el escribir una nueva historia en el equipo o confirmar que se arrastra una larga condena desde su creación.

Atrás quedaron esos tres puntos arrancados de manera injusta por no cumplir con el reglamento de jugadores menores a 21 años, aquellas fallas increíbles ante el arco de los rivales y las infames fallas arbitrales son sólo estadísticas. Es momento de ser testigos si el sube y baja queretano se detiene para comenzar un camino viendo siempre hacia delante.