Tavano, un mexicano muy Kiwi

El mexicano jugó cinco años en Nueva Zelanda Facebook Fabrizio Tavano

MÉXICO -- Al mediocampista Fabrizio Tavano, integrante del equipo Sub-20 del Santos Laguna, nadie le cuenta sobre lo que es la vida cotidiana en Nueva Zelanda.

Allá vivió durante tres años y disfrutó el clima cambiante de un día, con frío, lluvia y por momentos, el resplandeciente sol.

Es defeño, hijo de un periodista mexicano (Oreste Fabrizio Tavano) y nieto de italianos. Desde chico le gustó el futbol y siempre encontró la manera de practicarlo, como cuando la familia emigró a Oceanía por cuestiones de trabajo de su papá. "Allá hizo algunas de sus entrevistas, aunque ahora ya no está metido en los medios".

Cuenta Fabrizio a ESPN.com que de los 12 a los 14 años jugó en el club Centro United, y durante el último año en Nueva Zelanda tuvo en suerte entrenar con el primer equipo del Auckland City Football Club, mismo en el que hoy milita el seleccionado nacional y capitán de los All Whites, Ivan Vicelich.

Recuerda muy bien ese pasaje de su joven historia. "Al principio fue un poco difícil adaptarme, pues no hablaba el idioma, y el estilo de futbol era diferente al de México. Allá se juega más al balonazo, con pases largos buscando al delantero; acá se busca tener más el balón. El clima es frío y de repente puede llover. Las canchas pueden estar enlodadas. Allá los entrenadores son diferentes también. Se juega más apegado al futbol inglés".

Claro que le sacó provecho a esa experiencia. Señala que en México a veces se inclina más por el futbol físico, meter el cuerpo y la velocidad, aunque "también busco tocar el balón".

Sobre Vicelich, a quien volvió a ver después de cinco años, ahora jugando en el Estadio Azteca contra México, dentro del repechaje hacia Brasil 2014, afirma: "Me da mucho gusto por él, pues de chiquito yo soñaba con ser seleccionado y jugar con México. Entrené muchas veces con él y como yo era el más chico me daba consejos. Me decía que mantuviera la pelota; 'no te desesperes; intenta hacer la jugada más fácil', me comentaba".

Por ese conocimiento que tiene Fabrizio del futbol neozelandés, dice que previo a la ida del repechaje del pasado 13 de noviembre, le aseguraba a sus compañeros de equipo que la Selección Mexicana vencería a los All Whites.

"Si no ganaba México no tendría que hacer nada en el Mundial. Nueva Zelanda no tiene el nivel de futbol nuestro", dijo sin titubeos por la vía telefónica desde Torreón, Coahuila.

"Allá no se le invierte dinero al futbol como al rugby. Además, la mayoría de los jugadores de México eran del América y se conocen muy bien. México tenía que ganar".

Y de cara a la vuelta del repechaje, ahora en Wellington, afirma: "Nueva Zelanda querrá jugar distinto, ya no meter el camión atrás. El Tri querrá ganar, yendo al frente. Por nivel de juego, México va a ganar otra vez y calificará al Mundial", fue contundente.

-¿Descartas una sorpresa?

"Son 11 contra 11 en el campo; hoy en día el chico le puede pegar al grande, pero no creo que suceda por como he visto jugar a la Selección Mexicana. Me gusta el equipo con Miguel Herrera como técnico nacional".

Después de su experiencia en Nueva Zelanda, Fabrizio jugó en dos equipos de la serie B de Italia (Vicenza y Capri), y desde hace un año y medio defiende los colores del Santos. Tiene doble nacionalidad: mexicana e italiana. Su familia sigue viviendo en Auckland.