Falta de apoyo dio más sabor a mi medalla: Misael Rodríguez

MÉXICO -- Misael Rodríguez fue el primero de cinco medallistas en Río 2016 que volvió a México, y destacó que todo trabajo tiene su recompensa, que siempre se mantuvo la fe en los deportistas para conseguir los resultados, y que gracias a la falta de apoyo, hoy el bronce le sabe más.

Aunque a las 14:00 horas va a ofrecer una conferencia, ‘Chino’ Rodríguez ofreció sus primeras palabras y mostró, contento, su presea, acompañado de su madre, Aurelia Olivas, quien hizo el viaje desde Chihuahua para darle la bienvenida a su hijo, quien dio la primera medalla en boxeo para México en los Juegos Olímpicos en 16 años.

"(La medalla) te llena de bastante orgullo. Me doy cuenta que todo el trabajo tiene su recompensa, voy a seguir trabajando, han sido dos años de mi vida que los he vivido al máximo, muy contento y con ganas de seguir trabajando", dijo el peso mediano mexicano. "Siento que ya me cambió la vida, cambia absolutamente todo, hay que mantener los pies en la tierra y seguir trabajando", destacó el parralense.

Sobre el abrazo con Alfredo Castillo, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), dijo Misael que lo vio como un mexicano contento por el resultado, y aseguró que la falta de apoyo sólo hizo más agradable la conquista del bronce.

"Todo eso le da más sabor a a medalla, mi meta fija era el podio, pienso que nunca la perdí, y gracias a Dios la logré", externó Misael. "(A Castillo) lo veo como un mexicano que le apasiona el deporte y le da gusto que ganemos medallas. Trato de llevarla bien con todos, no me gusta tener problemas con nadie, y pues lo acepto como un mexicano más", añadió.

Rodríguez Olivas se dijo contento porque en unos días visitará Los Pinos, pues "me gusta recibir los reconocimientos por mi trabajo", expresó. Y sobre su no participación en la ceremonia de clausura de Río 2016, dijo el ‘Chino’ que fue decisión propia, pues ya quería estar de vuelta en casa.

"Ya tenía ganas de estar en México, ni siquiera conocí el Cristo en Brasil, ya quería estar en casa. Fue mi decisión volver, es una competencia de muchos días, estar manteniendo en peso, es desgastante, ya quería regresar", explicó feliz Misael para ser escoltado luego por un grupo de ocho policías hasta una camioneta de la Federación Mexicana de Boxeo, cuyo presidente, Ricardo Contreras, estoy presente para darle la bienvenida.

Finalmente, dijo Misael que siempre pensó en que iban a caer medallas, y sobre su ingreso al boxeo profesional, estableció que es algo que no ha meditado pese a que sabe de ofertas. "No sabemos si siga en amateur, tengo dos años, no sé si vaya al profesional, esta medalla me llegó muy joven, esperamos a ver qué viene. Claro que habrá ofertas, bastantes interesados, pero no he pensado absolutamente nada de eso", culminó el chihuahuense.