Las historias inolvidables de Pyeongchang 2018

play
Los que nos dejó PyeongChang 2018 (1:55)

Bernardo Osuna y Delfina Moyano comparten sus mejores recuerdos en los Juegos Olímpicos de Invierno. (1:55)

Hablaron con sus pies: Chloe Kim saltando sobre muros, Lindsey Vonn pisando fuerte al inicio de la cima de la carrera downhill antes de seguir adelante, Jessie abriéndose con su esquí izquierdo cerca de la línea de meta en la pista de cross-country, cruzando por el alambre de púas de la historia. Finalmente, tenemos a las hermanas Lamoreux, que rompieron la red con la rapidez de bailarinas sobre hielo en uniformes de hockey para así terminar con 20 años llenos de frustración.

"Me fui hacia adentro, primero lentamente y después encendí", expresó Jocelyne Lamoreux-Davidson con respecto al "Deke Alrededor del Mundo", que selló la victoria de Estados Unidos sobre Canadá en el desempate del encuentro por la medalla de oro en el hockey femenino luego que su hermana gemela Monique Lamoreux-Morando, anotó el gol del empate que cambió el destino del cotejo. Sus palabras, matizadas con afecto y practicidad, sirvieron para una metáfora para describir la manera en la cual las mujeres estadounidenses rescataron una suma de medallas en pleno declive.

Esa fue una de muchas historias de estos recién concluidos Juegos Olímpicos de Invierno que perdurarán por años por venir: El caos controlado de la competición de patinaje de velocidad en pista corta. El equipo Unificado de hockey masculino que juntó a Corea del Norte con su vecino del Sur. El sorprendente resultado en el luge masculino. Un esquiador masculino de cross-country quien hizo un impacto sin importar el lugar en el cual se ubicó en la pizarra.

Aquí les presentamos esas historias de Pyeongchang que quedarán en el recuerdo:

Fin de la sequía norteamericana en el hockey femenino

Durante 80 minutos, el equipo de Hockey femenino de Estados Unidos lo había dado todo, logrando recuperarse de un déficit 2-1 para así llevar a su rival Canadá al paredón. Una ronda de penales era lo único que las separaba del título y la medalla de oro. Cuatro años de duro trabajo quedaron reducidos a esto. En la sexta ronda, Jocelyne Lamoreux causó que la arquera canadiense Shannon Szabados quedara retorcida, llevando el disco al fondo de la malla para así darle la ventaja a Estados Unidos. Segundos después, del otro lado, la arquera de 20 años Maddie Rooney, quien jugaba su primer torneo internacional de renombre, detuvo el disparo de Meghan Agosta para así iniciar la celebración. Habían pasado 20 años desde que Estados Unidos había ganado el oro femenino en el hockey. 20 años viendo a sus rivales subir a la parte más alta del podio.

El adiós de Lindsay Vonn

play
0:17

¡Un atrevido!...El periodista se metió en terreno peligroso

Lindsey Vonn, y una reacción imperdible cuando le sugirieron que se está poniendo mayor...

Los Juegos Olímpicos de Invierno siempre han representado pruebas únicas para la esquiadora norteamericana Lindsay Vonn. Primero, en los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín 2006, Vonn se estrelló violentamente entrenando para la carrera downhill y debió ser transportada desde la pista por vía aérea. Al día siguiente, pudiendo apenas caminar, terminó en el sexto lugar en la pizarra en downhill. Esa determinación marcó el tono de sus apariciones en futuros Juegos Olímpicos.

Las lesiones afectaron su actuación en Vancouver 2010, aunque pudo hacerse acreedora de dos medallas, y una fractura en su ligamento cruzado anterior la mantuvo fuera de acción en Sochi cuatro años después. Se aspiraba que los Juegos de Pyeongchang representaran su reivindicación, ya que Vonn luchó con varias lesiones durante el último año. Se hizo acreedora de la medalla de bronce en su evento bandera, el downhill. Si Pyeongchang termina siendo su última aparición olímpica, será un punto final merecido para una atleta batalladora.

Siempre hay una primera vez

Repasamos los atletas y países que hicieron o superaron hitos históricos en Pyeongchang:

"Demostramos que cualquier persona es capaz de conseguir lo que se proponga": Seun Adigun, Akuoma Omeoga y Ngozi Onwumere son testimonio de que realmente no hay imposibles en la vida. Las nigerianas-norteamericanas pasaron de tener conocimiento cero del bobsled a las pistas de Pyeongchang. Oh, además escribieron un capítulo en los libros de historia para África.

Los kenianos que desean jugar hockey sobre hielo en los Juegos Olímpicos de Invierno: Practicaban dos veces a la semana en una pista de hielo al lado de un parque nacional en Nairobi. Los Leones sobre Hielo de Kenia tenían un sueño olímpico, y su visita a Pyeongchang alimentó sus ganas.

Randall y Diggins van hasta lo más profundo para terminar con la sequía de Estados Unidos en cross-country: Kikkan Randall y Jessie Diggins pusieron punto final a la mala racha de Estados Unidos, que no ganaba una medalla olímpica en el esquí cross-country en 42 años. El miércoles, no sólo se produjo la primera presea de este país en la disciplina desde 1976. Además, se trataba del oro.

Para el Equipo Unificado, "Sabemos que esto es más que un juego": Con apasionados aficionados y dignatarios mundiales presentes, el equipo femenino Unificado intentó poner las presiones olímpicas a un lado, debutando en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Escrito en piedra. El curling de Estados Unidos hace historia y coronan su carrera con la presea dorada: Los norteamericanos rompieron todos los pronósticos y vencieron a potencias de este deporte para así alzarse con el oro olímpico en curling, el primero para la nación del Norte.

Historias de reivindicación

No hay más interrogantes; sólo oro en las montañas para el austríaco Marcel Hirscher: El dominante Hirscher es el primer hombre en ganar medallas doradas en slalom combinado y slalom gigante en los mismos Juegos Olímpicos. Hirscher fue el vencedor en slalom gigante por 1.27 segundos, el mayor margen de victoria en el evento olímpico desde que Jean-Claude Killy se alzara con el oro en 1968.

Leyenda del luge: Shiva Keshavan de India compitió en sus sextos Juegos Olímpicos de Invierno, acercándose así a la línea de meta de una carrera cuya grandeza se mide en coraje.

El camino, no las medallas, es la mayor recompensa para Goepper y Kenworthy: Cuatro años después de haber hecho historia, los compañeros Nick Goepper y Gus Kenworthy habían tocado fondo. Tras regresar a la final Olímpica masculina en esquí slopestyle (en la cual Goepper se llevó la medalla de plata), ambos saben que su éxito en la vida va más allá de una presea.

Mikaela Shiffrin domina en todos los aspectos hasta llevarse el oro en slalom gigante: Hasta una de sus propias rivales la consideraba favorita para ganar en slalom gigante. Mikaela Shiffrin mostró con creces los motivos por los cuales hasta sus contrincantes la apoyaban, con una actuación dominante que creó expectativas ante un potencial enfrentamiento en downhill con Lindsey Vonn.

El camino de Mark McMoris, del coma al bronce Olímpico: Sufrió un colapso en sus pulmones, un bazo roto y 17 fracturas óseas, quedando en coma. Once meses después, estaba en un podio olímpico.

Ahora la perspectiva de Adam Rippon, sobre el hielo y fuera de él, queda clara: El patinador sobre hielo Adam Rippon mostró que sí es posible ser un atleta fuerte, compañero de equipo solidario y activista, todo a la vez.

Al recibir la llamada, los jugadores de Estados Unidos hicieron honor al mensaje de Johannson: El mensaje de Jim Johannson se hizo universal: "Es grandioso poder hacer esta llamada hoy". Con la súbita muerte del ejecutivo de USA Hockey aún en mente, los jugadores masculinos de Estados Unidos recordaron cuando "JJ" les contactó para decirles que iban a Pyeongchang.

Pyeongchang

Ilusión de unidad: Corea del Norte y su vecino del Sur acordaron desfilar con una bandera unificada y combinar sus equipos de hockey femenino en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang. Sin embargo, las divisiones políticas y temores siguen dominando la región.

Por qué la carne canina fue noticia en estos Juegos Olímpicos, a pesar de un lento cambio cultural: Esta historia es predecible: los medios de comunicación invaden una región para presenciar un evento y de forma miope, se concentran en lo que les parece peculiar. Este tema, difícil de asimilar para los residentes del hemisferio Occidental, está lleno de historia y tradición. Gracias a las nuevas generaciones del país, las cosas comienzan a cambiar.

Lo curioso

En pistas cortas o largas, los surcoreanos muestran cariño por sus patinadores de velocidad: Los surcoreanos tuvieron temprano éxito en este deporte y no hay marcha atrás. Los patinadores de velocidad de pista corta son héroes deportivos en esa nación y el objeto del orgullo de todo un país.

La banda de rock O.A.R agradecen a los Atletas Olímpicos de Rusia su nueva popularidad: El mundo abrevió la frase "Atleta Olímpico oriundo de Rusia" con las iniciales en inglés "OAR". La banda de rock O.A.R. vio un resurgir nostálgico ya que los aficionados comenzaron a rememorar al grupo musical de la década del 2000.

El entrenador de patinaje artístico Brian Orser, maestro de los cambios de vestuario: Brian Orser no sufrió escasez de chaquetas en Pyeongchang. Entrenador de patinaje artístico del japonés Yuzuru Hanyu, el español Javier Fernández y el surcoreano Cha Jun-hwan, tiene una chaqueta para cada ocasión... Y está acostumbrado a cambiarse de ropa en poco tiempo.

Las mayores exportaciones de Estados Unidos en 2018: Aviones, automóviles y atletas Olímpicos de Invierno: Cerca de 37 atletas de Estados Unidos compitieron defendiendo los colores de otras banderas en Pyeongchang. Por ejemplo: Charles Flaherty, oriundo de Cincinnati, quien esquió en representación de Puerto Rico.

Dos hombres llamados Nick y tres chicas de nombre Susan desean hacer su aporte en el patinaje de velocidad para Estados Unidos: Las fechas límites se cambiaron y se utilizaron telas revolucionarias, probadas en túneles de viento. Estos trajes se hicieron con la intención de dar ventaja a los patinadores norteamericanos y, por lo menos, darles mayor. Comodidad.

¡Escuchen! Pita, 'el hombre sin camisa de Tonga', tiene un serio mensaje que decir: Se robó las miradas no sólo en una sino dos ceremonias inaugurales Olímpicas, portando la bandera de su nación con el torso desnudo. Pita Taufatofua cambió el calor de Rio de Janeiro por el frio de Pyeongchang con un mismo objetivo: convertirse en motivo de inspiración en Polinesia.

El inquietante latido de Pyeongchang: Mientras amigos, familiares y aficionados esperaban los resultados de las competiciones atléticas en el área de espectadores, la tensión se acentuaba con los latidos de un corazón, distinto al de ellos.

Patinaje artístico

El estado del patinaje artístico es de fortaleza, excepto en Estados Unidos: Estados Unidos deja Pyeongchang con una de las cifras más bajas de medallas olímpicas en su historia dentro del patinaje artístico: dos medallas de bronce, una en el evento por equipos y otra en el baile sobre hielo, propiedad de Maia y Alex Shibutani.

Un final inesperado para Nathan Chen: Luego de una actuación para el olvido en el programa corto, Chen se encontró más cerca del sótano en la clasificación que de la medalla dorada en el patinaje artístico masculino.

Amigos, rivales y baten récords: Virtue y Moir alcanzan nuevas alturas: El dúo canadiense conformado por Tessa Virtue y Scott Moir ganaron su tercer oro Olímpico, marcando récords, y fueron retados en cada etapa de su competencia con sus compañeros de entrenamiento, los franceses Gabriella Papadakis y Guillaume Cizeron.

Las controversias

Atleta ruso positivo en prueba antidopaje: La delegación rusa en los Juegos de Pyeongchang anunció que uno de sus atletas, Aleksandr Krushelnitckii, salió positivo en una prueba antidopaje.

Atleta de bobsled ruso admite dopaje: Un atleta ruso practicante del bobsled quien salió positivo por el consumo de una sustancia prohibida en los Juegos de Pyeongchang admitió haber usado dicha sustancia, quedando descalificado de los Juegos olímpicos.

Shaun White pide disculpas y considera su comportamiento como lamentable: Shaun White denominó a su comportamiento como lamentable. La abogada representante de Lena Zawaideh expresó: "Ninguna mujer desea ser llamada 'chismosa' o mentirosa por su acosador".

Snowboarding

Chloe Kim alcanza su destino dorado: de 'bebé' a fiero dragón: La coreana-norteamericana de 17 años, quien era demasiado joven para competir en Sochi hace cuatro años, se alzó con el oro de manera casi perfecta. Fue un día en el cual una versión metafórica de la mitología coreana jugó un papel en la vida real dentro del escenario olímpico.

Shaun White captura el oro olímpico en su tercera carrera en los Juegos: En octubre pasado, Shaun White terminó en el hospital, del cual salió con 62 puntos de sutura en el rostro tras intentar aprender nuevas piruetas. El miércoles, se alzó con su tercer oro Olímpico de por vida, provocando una alocada celebración.

Las armas secretas de Anderson doman las condiciones y el campo, para retener el oro en slopestyle: En un día que puso a prueba la resistencia de los practicantes del snowboarding, y tras haber evitado por muy poco otra demora en la celebración del evento de slopestyle femenino, Jamie Anderson demostró toda su experiencia para así superar a sus rivales y retener su título olímpico.

Oro en el slopestyle en snowboarding para el Rojo (Gerard), Blanco y Azul: A sus 17 años, Red Gerard se convirtió en el primer medallista de oro olímpico nacido después del 2000, y el tercer dueño más joven de una presea dorada en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno.