Adam Rippon cuenta con su forma olímpica

play
Adam Rippon: 'Tu cuerpo es una herramienta' (2:01)

El dos veces campeón mundial se encontró a sí mismo como competidor cuando anuncio que era gay en 2015. "Senti que mi patinaje tenía un mayor propósito, que no era solamente para mí". (2:01)

ADAM RIPPON
Patinador artístico sobre hielo
Medalla de bronce olímpico en patinaje artístico por equipos

EDAD: 28
ESTATURA: 5-7 P
ESO: 145 libras (65,8 kg)

Si el lector no había escuchado nombrar al patinador artístico Adam Rippon antes de los Juegos Olímpicos de Pyongyang, no hay duda que ahora sí lo conoce. Rippon ganó una medalla de bronce para EE. UU. en la competición por equipos de patinaje artístico sobre hielo... y se robó el espectáculo gracias a su personalidad y valiente historia. Antes de posar para la edición 'Body' de ESPN, el campeón de "Dancing with the Stars: Athletes", se animó a declararse gay, superar lesiones y hablar sobre competir al más alto nivel.

Yo no podría haber hecho esta fotografía mientras estaba "en el closet". Creo que con mi experiencia de "salir del closet", me sentí muy liberado de muchas maneras distintas.

No quiero decir que nunca volveré a estar en esta forma, pero nunca estaré en esta forma. Voy a estar en otra forma. Este es un hito de todo el trabajo que me costó llegar al punto de ser un patinador artístico y ganador de una medalla olímpica.

Creo que la resistencia es la parte más intensa del patinaje artístico. No creo que los patinadores artísticos reciban el crédito que merecen pero, al mismo tiempo, este es nuestro trabajo; queremos que todos nos vean actuar y piensen que lo hacemos sin esfuerzo. Si nuestra tarea reflejara el esfuerzo y la fuerza que se requieren, se perdería completamente el punto de la actuación. El punto es que todo parezca realmente fácil.

En cierto modo, los giros son como los héroes anónimos del patinaje. Yo soy realmente bueno haciendo giros, y eso requiere un núcleo fuerte y una impresionante dosis de equilibrio y flexibilidad. Pero si se le pregunta a cualquier patinador qué eliminarían de sus programas, elegirían eliminar los giros. Son tan agotadores. Pero son mis favoritos.