Lo mejor y lo peor del año, por los protagonistas en Scrum

Getty Images

La temporada 2017 llegó a su fin, con sus puntos altos y bajos. Triunfos, derrotas, títulos, lesiones, llegadas a Los Pumas... Los jugadores hablaron con Scrum y dejaron su mirada sobre lo mejor y lo peor de su año.

Tomás Cubelli (Brumbies y Los Pumas): Lo mejor del año fue haber vivido la semana de entrenamiento en el club con los Brumbies que fue bastante especial para mí y me guardo ese recuerdo. Con Los Pumas fue la gran cantidad de chicos que pudieron debutar o aquellos que lo habían hecho seguir sumando minutos y eso es muy bueno para ampliar la base del equipo que los pone a nivel internacional. Lo peor del año fueron las lesiones: la de la rodilla y la cervical. En general lo peor fue el año que tuvimos con Los Pumas, no pudimos ganar un partido en el Rugby Championship y en la ventana de noviembre no se vio lo mejor.

Joaquín Tuculet (Jaguares y Los Pumas): Lo mejor: me quedo con el arranque del Super Rugby, muchas cosas de Los Pumas que también se hicieron muy bien. Pero lo mejor sin dudas del año fue el nacimiento de mi hija. El pero por ahí está relacionado con Los Pumas: no haber conseguido algunos resultados que queríamos. En la ventana de junio se nos escaparon unos partidos que no se tendrían que haber ido.

Lucas González Amorosino (Pucará): Lo mejor del año fue terminar primero en el URBA Top 12, fue una alegría muy grande porque trabajamos mucho para clasificar y haberlo hecho en la primera posición no era un detalle menor. Otro momento lindo fue cuando salimos campeones del Seven de la URBA, porque es otro título para el club. El peor momento del año fue cuando perdimos la semifinal, porque teníamos una ilusión muy grande y veníamos jugando muy bien, pero son cosas del rugby que a veces no se te da. Jugamos bien, no merecimos perder, pero a veces son pequeños detalles los que hacen la diferencia y fue sin dudas, el momento más triste del año.

Sebastián Cancelliere (Argentina XV, Hindú y Los Pumas): Lo mejor está entre haber sido campeón del Nacional, del URBA Top 12 y haber debutado en Los Pumas. Lo peor fue haberme lesionado el pie, una lesión bastante complicada que tuve a mitad de año.

Matías Orlando (Jaguares y Los Pumas): Lo mejor fue el crecimiento y la evolución en varios aspectos del juego pero me quedo con el arranque de la temporada (en Jaguares) donde se jugó bien, nos divertimos mucho y los resultados fueron favorables. Lo peor para mi fueron la seguidilla de derrotas que tuvimos (en Los Pumas).

Gastón Revol (La Tablada y Los Pumas 7s): Lo mejor fue haber podido estar en todos los torneos de seven del año, y haber sido protagonistas de todos los torneos que jugamos con La Tablada. Lo peor fue la final perdida del torneo de Córdoba.

Joaquín Díaz Bonilla (Argentina XV, Hindú y Jaguares): Lo mejor del año fue haber podido debutar con Jaguares, fue algo muy lindo que me pasó. A esto también sumarle los dos campeonatos con Hindú. Lo peor del año sin dudas fue la lesión en el ojo que me dejó afuera casi dos meses de las canchas luego de haber jugado mi primer partido con Jaguares, esa lesión fue bastante dura, no podía ni correr ni hacer nada y todo lo bueno que realicé en la pretemporada se vino para atrás por eso pienso que fue el peor momento del año.

Bruno Devoto (Argentina XV y CASI): Lo mejor del año fue haber zafado del descenso con el CASI y haber participado a lo largo del año con Argentina XV que fue una gran experiencia. Lo peor del año, sin dudas, fue pelear el descenso con el CASI.

Benjamín Madero (SIC): Lo mejor del año, si tengo que elegir un momento, fue la remontada contra el CASI en el clásico que terminamos ganando pese a todas las adversidades que se nos presentaron. Lo peor fue la eliminación en semifinales del torneo de la URBA frente a Alumni.

Emiliano Boffelli (Jaguares y Los Pumas): Lo mejor fue el debut en Los Pumas con un try que es algo que uno siempre sueña y la nominación de World Rugby como jugador revelación del año. Lo peor fue el partido con Inglaterra en la ventana de junio que lo perdimos en la última jugada cuando ya lo teníamos ganado.

Marcos Kremer (Jaguares, Los Pumitas y Los Pumas): Lo mejor: me quedo con el final del año, con la ventana de noviembre. Por mi parte porque jugué los tres partidos de titular y en el puesto que a mí me gusta (NdeR: jugó de ala). Lo peor del año, por así decirlo pero que también tiene su aprendizaje, fue el Mundial Juvenil que no nos fue muy bien.

Gonzalo Bertranou (Jaguares y Los Pumas): Lo mejor de este 2017, sin dudas, fue haber debutado en Los Pumas en un test match ante Inglaterra, que es lo que uno quería. Y lo peor fueron algunas derrotas que como equipo nos dolieron muchísimo y no lo pudimos solucionar. Igual a mí siempre me gusta quedarme con los aspectos positivos, con lo que hicimos bien y no tanto con lo negativo. Siempre tratar de enfocarse en lo bueno, y entrenarse día a día para que lo que viene sea mucho mejor que lo que pasó.

Ramiro Moyano (Jaguares y Los Pumas) Lo mejor de este año fue la continuidad, la confianza y el ritmo de juego, porque sacaron lo mejor de mí. Me sentí cómodo con el equipo, con confianza tanto de los entrenadores como de mis compañeros, y con el correr de los partidos, me fui sintiendo más cómodo conmigo mismo. Lo peor fue la lesión de la mano contra Australia, que me hizo pensar que no se terminaba de la mejor manera, porque no sabía si llegaba a la ventana de noviembre. Fue un susto.

Bautista Delguy (Argentina XV, Los Pumas 7s, Pucará): Sin dudas lo mejor del año fue haber llegado con el club a una semifinal después de un tiempo y compartir cancha con Lucas González Amorosino y la Pantera Montero dos grandes jugadores que jugaron en Los Pumas y que aprendo mucho de ellos. Lo peor fue, si bien llegamos a semifinales, no poder pasarlas y cumplir el objetivo que tenía el club que era ser campeón.

Santiago Gómez Cora (Entrenador de Los Pumas 7s): Lo mejor sin dudas fue este final del año. Si bien es nuestro comienzo, haber empezado la temporada con una final es muchísimo: buscábamos quebrar esa barrera y creo que lo logramos jugando buen rugby.Lo peor del año hablando rugbísticamente sin dudas fue haber tenido varias veces la chance de disputar cuartos de finales en el Circuito y no poder acceder. Nos pasó cuatro veces en la temporada, por detalles se nos ha ido y no pudimos romper esa barrera.

Rodrigo Bruni (Argentina XV, Los Pumas y San Luis): Mi mejor momento fue cuando me llamaron para la gira a Europa con Los Pumas. El momento más complicado creo que son las vueltas a la vida normal después de las concentraciones. Venir de un hotel a tenerte que hacer todo, cuesta.

Luciano González (La Tablada, Los Pumas 7s y Los Pumitas) Lo más feo que me pasó este año fue estar peleando el descenso con Los Pumitas. No nos merecíamos llegar a esas instancias, fue muy feo. Lo mejor fue el subtítulo con Los Pumas 7s en Ciudad del Cabo. Fue una alegría muy grande llegar a la final y traer la medalla de Plata, ya que hacía tres años que no llegábamos a una definición. Más allá de no ganarle a Nueva Zelanda, nadie me quita lo vivido.

Lucas Frana (Alumni y Las Águilas) El mejor momento fue lo que sentí en las finales de la URBA, pero a su vez no descarto el hecho de haber jugado en Primera: sin eso no hubiese sido posible disputar una final, que fue lo que más disfruté. También pude jugar en el seleccionado de Buenos Aires y terminé como goleador del Top 12, que era algo que no esperaba para nada. El momento más feo fue cuando escuché el silbatazo final contra Hindú. Sentí una gran desilusión, fue muy duro, es algo que no se puede explicar. A mitad de año tuve un par de partidos muy bajos, que pensaba que no me iban a seguir bancando y sentí una gran bronca conmigo mismo por no aprovechar la oportunidad, pero por suerte lo pude revertir.

José Barros Sosa (Los Pumas 7s, seleccionados de XV y de Seven de Tucumán, Tucumán Lawn Tennis): Lo mejor del año fue formar parte del plantel de Los Pumas 7s y poder jugar todas las etapas del Circuito Mundial de Seven 2016/2017, poder llegar a la final con mi club del Regional, debutar en el seleccionado mayor de los Naranjas y poder salir campeones del Seven de la República con el seleccionado también. Lo peor fueron las lesiones que tuve, sobre todo a mitad de año cuando me enteré que tenía roto el cruzado posterior de la rodilla izquierda, por lo que tuve que consultar con médicos y decidir qué hacer si seguir o no; decidí seguir y arreglarlo más adelante. Perder la final del Regional con mi club también fue muy duro.

Agustín Gómez di Nardo (Belgrano, Argentina XV, Los Pumas, Los Pumas Classic): Lo mejor es haber podido jugar una temporada más con mi club, Belgrano Athletic, haber tenido la hermosa posibilidad de haber representado a Argentina XV y Los Pumas Classic (campeonato incluido) y la semana de entrenamiento con Los Pumas previo al Rugby Championship. Lo peor fue la fractura por estrés que sufrí en el quinto metatarsiano.

Aníbal Panceyra Garrido (Tala): Este año se vivieron un montón de cosas, muchas emociones. Se empezó con un golpe muy duro con el fallecimiento de Tomás del Punta, un amigo íntimo, de todos, una persona entrañable con una sonrisa eterna, con mucha alegría y eso nos afectó a todos. Pero también hizo que el club se uniera y aunara aún más y se empezara a salir para adelante. Estuvo bueno como el club estuvo como protagonista en los torneo que jugó a lo largo del año, de la manera en que lo hizo, eso es muy importante. El hecho de jugar una final de Nacional de Clubes, después haber salido campeones nuevamente del torneo de Córdoba por cuarta vez consecutiva, dándole más títulos al club, eso fue muy positivo.

Benito Ortiz de Rozas (Argentina XV, CUBA y Las Águilas): Lo mejor que tuve en este año es sin dudas haber estado y podido jugar todos los partidos de la temporada con CUBA. Lo malo fue la rotura de ligamentos cruzados sobre el final de la temporada con Buenos Aires.

Miguel Urtubey (Newman y Las Águilas): Fue un año largo pero muy lindo, arrancamos con una gran gira por Nueva Zelanda por tres semanas y fue espectacular; eso hizo que el grupo que tuvimos fuera una de las mejores cosas. Si bien no se reflejaron en los resultados tener este grupo fue muy positivo y terminamos jugando de la mejor manera. También el titulo con Buenos Aires está entre las cosas positivas de este 2017. Lo peor fue lo cuesta arriba en cuanto a los resultados, y la cantidad de partidos que disputamos y que nos costó tanto en el club como en el seleccionado sobre el cierre de la temporada.

Rodrigo Etchart (Argentina XV, Los Pumas 7s, SIC): Sin dudas lo mejor del año fue volver a jugar al rugby después de una larga recuperación de la lesión que tuve en los Juegos Olímpicos. Sumándole a eso lo del SIC, este año fue muy bueno: haber construido un plantel tan grande y bueno se vio reflejado en los resultados. Volver a disputar partidos con Argentina XV fue también algo que me hizo muy bien para seguir aprendiendo y tomando ritmo. Y el cierre con el Seven fue espectacular: conseguir llegar a la final corona un gran año. La verdad que siempre disfrutando con mucha humildad y trabajo porque estoy haciendo lo que más me gusta que es jugar al rugby. Lo peor fue haber perdido la semifinal con el SIC, estábamos convencidos de poder ganarla para salir campeones y no se dio.

Román Miralles (Duendes- Los Pumas Classic): Lo mejor fue el campeonato de Bermudas (con Los Pumas Classics)...¡ Sin dudas! Un grupo tremendo conformado por grandes jugadores. Y lo peor fue haberme roto al minuto de la final del Litoral...

Santiago Camerlinckx (Regatas): Lo mejor del año, creo que el comienzo por como estaba el equipo. Esas primeras fechas del Nacional estábamos muy sólidos, con mucha confianza y jugando bien. También las ultimas fechas con Alumni, Newman y San Albano, por la unión que demostró el club en un momento muy duro y la humildad y confianza que tuvo el equipo para salir. Lo peor, quizás, fue la parte media del torneo donde entre lesiones y falta de confianza el equipo no encontraba el juego.

Alberto di Bernardo (Jockey de Rosario): Fue un año muy intenso y de aprendizaje. En donde el nacimiento de mi hija Allegra y la obtención del campeonato después de buscarlo mucho tiempo, lo culminaron de manera soñada. Sin embargo, creo que lo más importante que nos dejó fueron las enseñanzas a todos como grupo. El esfuerzo y la armonía entre nosotros, nos permitió alcanzar el objetivo. Momentos duros hubo todo el año y creo que sobreponerse aprendiendo fue también parte del éxito. Me parece que la derrota contra Jockey de Cordoba en semifinales del Nacional B, porque no solo nos dejó afuera, sino que nos hizo cerrar y trabajar con mayor humildad para encarar como si fueran finales los duros encuentros que teníamos por delante contra Duendes, CRAI y GER.

Francisco Viel (seleccionado de Tierra del Fuego): Lo mejor, personalmente, fue la coronación histórica de Tierra del Fuego en el Super 9. No sólo por el campeonato sino por el grupo que se generó y que seguro se ha consolidado por mucho tiempo. Claro está, ayudado por los resultados obtenidos. Lo peor en cuanto al Super 9 creo que fue la organización nuestra como delegación. Si bien no fue mala porque pudimos suplir muchas cuestiones, para seguir creciendo hay que dar un salto en ese sentido.