La lucha por el N°1 del mundo en Indian Wells

play
Federer ganó su sexto premio Laureus (2:46)

El tenista suizo habló en exclusiva con Fernando Palomo sobre lo que significa ser el deportista del año. (2:46)

La lucha por el Nº1 del mundo atrae. Es que dos de los más grandes de la historia, ambos mayores de 30 años, están peleando por la cima del ranking de la ATP. Roger Federer necesita alcanzar las semifinales en Indian Wells para mantenerse en el trono, ante la ausencia de Rafael Nadal por lesión.

Hace justo dos semanas, Federer regresó oficialmente al puesto más alto de la clasificación tras coronarse campeón en el ATP 500 de Rotterdam. Tomó allí una ventaja de 345 puntos sobre Nadal y eso le aseguró continuar como líder de la ATP hasta la final del primer Masters 1.000 del año, que arranca este jueves en la rama masculina.

Para eso, se tenía en cuenta que el español saldría a defender 300 unidades en Acapulco, otro ATP 500, tras perder la final en 2017. Pero Nadal no llegó a poder debutar en suelo mexicano por no mejorar de una lesión en la pierna derecha, que empezó a molestarlo en el Abierto de Australia. De hecho, en Melbourne, el zurdo de Manacor abandonó en pleno quinto set contra el croata Marin Cilic en cuartos de final.

Esa baja de Nadal en Acapulco le permitió a Federer estirar la diferencia a 600 puntos. El suizo optó por no aceptar una invitación en Dubai, otro certamen de categoría 500, para estar listo físicamente para este doble desafío estadounidense, ya que revalida los títulos logrados el año pasado en las canchas duras de Indian Wells y Miami.

Ahora Federer suma 10.060 unidades en el ranking y cederá 1.000 si no retiene la corona. Por su parte, Nadal cede 90 ya que hace 12 meses fue eliminado, precisamente a manos del suizo, en octavos de final. Entonces, el español, que tiene 9.460 quedará con 9.370 el lunes 19 de este mes, ni bien termine la cita en el desierto californiano.

Por eso mismo, Federer está obligado a llegar al menos a semifinales para acumular 360 puntos y así seguir como número uno del listado mundial. Si el suizo cae antes de esa ronda, automáticamente Nadal lo desplazará para volver al trono, más allá de que no pueda jugar ese torneo.

Después llegará Miami, donde Federer tendrá un poco más de aire, ya que si bien defiende otros 1.000 por haber salido campeón en 2017, Nadal perderá 600 de la final en la que cayó ante el propio suizo hace 12 meses. Será, entonces, un atractivo cabeza a cabeza, que se extenderá más adelante en la gira europea de arcilla, donde el español tratará de regresar en gran forma ya que tratará de revalidar muchísimos puntos.