Serena Williams, "motivada" por su hija

play
Punto de quiebre: Serena Williams (9:56)

La menor de las hermanas es dueña de una carrera formidable con detalles dignos de destacar. (9:56)

A los 36 años y tras ser mamá, Serena Williams regresa oficialmente a los courts, en singles, en Indian Wells.

No fue nada fácil este camino. Pese a vivir el momento más lindo de su vida, una cesárea de emergencia complicó las cosas y hasta pudo "perder la vida", según sus propias palabras.

"Es oficial. Mi regreso ya está aquí. Este jueves jugaré al tenis profesionalmente por primera vez desde que di a luz a mi hija. Todo este mes estuve jugando torneos en California y Florida, los estados en los que crecí. Y el jueves, el día en que jugaré mi primer partido, será el Día Internacional de la Mujer. Por eso mi regreso no pudo haber caído en un mejor día", expresó Serena en su cuenta de Instagram.

Ya enfocada de nuevo en su carrera profesional tras trece meses de ausencia aseguró: "Estoy lista. De lo contrario, no estaría aquí”.

La menor de las Williams se presentará frente a Zarina Diyas en el quinto turno de la cancha central (después del partido entre Federico Delbonis y Ryan Harrison) y ya en tercera ronda podría medirse con su hermana Venus.

"Estar acompañada por mi hija me da más motivación. Tengo lo mejor que podría tener", aseguró la múltiple campeona de Grand Slam que está de regreso. De regreso para ganar.

Serena ganó en Indian Wells en 1999 y 2001. Ese año, justamente, fue el último de las hermanas Williams en el Masters 1000 por haber sido víctimas de violencia racista. Serena retornó en 2015 y Venus lo hizo el año pasado, 15 después de aquel repudiable momento.