Facundo Campazzo y el final de una temporada opaca

play
¡Curry definió el juego y la serie para los Warriors! (3:06)

La estrella de Golden State sumó 30 puntos y fue clave en el cierre para vencer a los Nuggets por 102 a 98 y definir 4-1 el cruce. Jokic aportó 30 tantos y 19 rebotes. Campazzo jugó 3 minutos. (3:06)

Mide lo mismo que Facundo, usa el número 7, traslada la pelota de un lado al otro de la cancha, incluso en la espalda de su camiseta se puede leer el apellido Campazzo, pero ese que está ahí no parece Facundo Campazzo.

Al que tiraron a la cancha a jugar 3 minutos en el último partido de la temporada de Denver Nuggets no se le vio la magia, la picardía, el pase distintivo y la energía contagiosa a la que nos acostumbró. Le borraron un rasgo que lo distingue de muchos: la sonrisa.

Campazzo acumuló 13:24 minutos en cuatro partidos de la serie de playoffs que marcó el final de la temporada de los Nuggets con el contundente 4-1 en favor de Golden State Warriors. El base argentino estuvo ausente por suspensión en el primer juego, tuvo su máxima cantidad de tiempo en la abultada derrota en el segundo (5:53 minutos) y la mínima en el único triunfo de los Nuggets (solo 23 segundos). Facu apenas tomó dos tiros al aro en la serie (los falló), bajó tres rebotes y repartió dos asistencias.

La segunda campaña de Campazzo en la NBA fue extraña y muy diferente a la primera. En la del debut, cuando se esperaba que necesitara un largo período de adaptación, tuvo protagonismo, momentos de brillo y mucho tiempo en cancha en momentos calientes tanto de la temporada regular como de los playoffs. En la 2021-2022, la participación de Campazzo fue de mayor a menor: comenzó como había finalizado en la anterior y terminó relegado a lo más profundo del banco de suplentes.

El punto de inflexión fue el regreso tras la pausa por el All-Star Game. A partir de allí, Campazzo se quedó sin jugar en 13 de los 24 partidos y en 5 de los 11 que jugó, estuvo en cancha menos de 5 minutos.

El entrenador Michael Malone optó primero por darle rodaje al rookie Bones Hyland, quien aprovechó sus oportunidades con un factor clave: tuvo mejor porcentaje de acierto en triples que Campazzo (36,6 contra 30,1). Y luego relegó a Facu en la rotación por detrás de Austin Rivers y Bryn Forbes.

En una entrevista reciente con NBA Latam, Facu expresó sus sentimientos sobre esta situación: "Se aprende de esto. Intento verle el lado positivo. Pongo mi energía en las cosas que puedo controlar: estar bien físicamente, bien de humor y contento por estar en la NBA, que es donde siempre quise estar. Siempre quiero jugar, pero no siempre va a ser así. Es nuevo, pero lo llevo bastante bien. Me encanta jugar, quiero jugar, pero me voy conociendo en estas situaciones y aprendiendo cómo me debo preparar".

Y agregó un detalle que demuestra su madurez: "Malone me dijo que quería probar distintas rotaciones y que intente estar siempre preparado. Si te lo tomás personal, te equivocás. El equipo está siempre por delante. El entrenador busca lo mejor para conseguir victorias".

Esos 3:09 minutos de Campazzo en el desenlace de Denver en la campaña 2021-2022 pueden haber sido los últimos del argentino con la camiseta de los Nuggets. Su futuro deportivo es una incógnita. No tiene vínculo con los Nuggets para la temporada 2022-2023, con lo que a partir del 30 de junio será agente libre y podrá ser contratado por cualquier equipo de la NBA. Es poco probable que Facu siga en Denver con la conformación actual del plantel, ya que con el regreso de Jamal Murray tras su larga inactividad por lesión, el argentino sería el cuarto base en la consideración de Malone detrás del canadiense, Monte Morris y Hyland. Campazzo tiene nivel para seguir en la mejor liga de básquetbol del mundo, eso no está en discusión. La cuestión pasa por saber si algún equipo está interesado en darle la oportunidad de demostrarlo.

Juegue en el equipo de la NBA que sea, o incluso si regresa a Europa, lo escencial no será invisible a los ojos: que Facundo Campazzo vuelva a sonreir adentro de una cancha de básquetbol.