LaMelo Ball se compromete a jugar en Australia

Alius Koroliovas/Getty Images

LaMelo Ball se unió a los Illawarra Hawks de la Liga Nacional de Baloncesto de Australia, anunció el lunes ESPN's The Jump.

Ball, un base armador de 17 años, compitió durante un año en Lituania en 2018, por lo que es poco probable que pueda jugar en la universidad bajo las reglas de elegibilidad de la NCAA.

La NBL se ha convertido en un destino para los jugadores que buscan obtener un año de juego competitivo antes de ser elegibles para el draft de la NBA. Es una liga de nueve equipos que comienza a principios de octubre y termina a fines de marzo. Ball pactó un acuerdo de dos años con cláusulas de salida a la NBA.

"Mis agentes hicieron un montón de investigación sobre las opciones que tenía para jugar la próxima temporada y Australia realmente tenía sentido para mí", apuntó Ball a ESPN. "Tienen una liga muy fuerte, con excelentes entrenadores y excelentes jugadores, incluidos antiguos y futuros jugadores de la NBA, y excelentes programas de acondicionamiento y fuerza. Mi objetivo es ser la primera opción en el draft del próximo año y creo que pueden ayudarme a alcanzar eso. Además, el calendario de la temporada funciona bien con el calendario del draft del próximo año".

Ball, el prospecto No. 21 en la clase ESPN 100 de 2019, se unirá al prospecto No. 5 de ESPN RJ Hampton como adolescentes que eligieron pasar en la liga australiana lo que hubiese sido su primer año de universidad. Hampton firmó con otro equipo de la NBL, los New Zealand Breakers, a fines de mayo. Ambos jugadores fueron incluidos en el programa Next Stars de la NBL, que se ha convertido en un competidor del baloncesto universitario y la Liga G como vías para llegar a la NBA.

"Ya había decidido jugar en la NBL antes de la decisión de RJ, simplemente no había escogido aún al equipo", reconoció Ball. "Pero tener a RJ allí solo aumenta la emoción. Creo que será una buena experiencia para los dos estar allí al mismo tiempo y poder jugar uno contra otro".

El hermano de LaMelo, Lonzo, fue la selección No. 2 en el draft de la NBA 2017 y un componente clave en el intercambio por Anthony Davis entre los New Orleans Pelicans y Los Angeles Lakers que se materializó este fin de semana.

LaMelo Ball pasó cuatro meses en Lituania a principios de 2018 con BC Vytautas. Ball promedió 6.5 puntos y 2.4 asistencias en 13 minutos en ocho partidos en la primera división lituana, a pesar de tener solo 16 años en ese momento. Su mejor partido de la temporada fue contra el campeón de la liga lituana Zalgiris, un equipo que se clasificó para la Final de la Euroliga más tarde ese año, con 19 puntos y seis asistencias en 27 minutos.

"Tengo muchas ganas de jugar profesionalmente esta temporada, para poder concentrar todo mi tiempo y energía en el baloncesto", apuntó Ball. "Mi experiencia en Lituania ayudará a facilitar el ajuste. Jugar en el extranjero profesionalmente con solo 16 años me puso en un lugar donde tenía que resolver las cosas rápidamente, y creo que esa experiencia marcará una gran diferencia para mí en Australia".

Si bien no se tomó una decisión, se consideró que Ball no podía jugar al baloncesto universitario porque estaba atado a Vytautas, estaba representado por un agente y tiene su propia línea de zapatillas. Todas esas cosas podrían violar las reglas de elegibilidad de la NCAA.

Ball regresó a los EE. UU. esta temporada para jugar básquetbol en la escuela secundaria de la Spire Academy en Ohio, donde fue entrenado por el ex jugador de la NBA Jermaine Jackson. Jackson, quien jugó 130 partidos durante cinco temporadas en la NBA e internacionalmente, acompañará a Ball a Australia para ayudarlo en la transición.

"Tener a JJ conmigo ha sido increíble", indicó Ball. "Su experiencia, orientación y tutoría han sido un gran beneficio para mí, y tenerlo allí en Australia solo continuará ayudando a mi desarrollo dentro y fuera de la cancha".

Ball fue clasificado como el prospecto número 7 en su clase de escuela secundaria, según las clasificaciones de reclutamiento de ESPN, cuando su padre, LaVar, lo retiró abruptamente de la escuela secundaria de Chino Hills poco después de cumplir 16 años. Ball se comprometió con la UCLA en ese momento. Las acciones fuera de la cancha de LaVar, que incluyeron el inicio de su propia compañía de zapatillas deportivas, la liga de baloncesto y un reality show en Facebook, han atraído una gran cantidad de atención mundial, ayudando a LaMelo a desarrollar un seguimiento global que incluye a 4.5 millones de seguidores en Instagram. Solo desde el punto de vista de marketing, la firma de Ball es una gran ventaja para la NBL, que actualmente cuenta con 78,000 seguidores en Instagram.

Ball se unirá a uno de los equipos de mercado más pequeño en Australia. Los Hawks juegan en Wollongong, una ciudad de 300,000 habitantes, fundamentalmente de clase obrera, ubicada a 55 millas al sur de Sydney. El equipo terminó la temporada pasada empatado en el sexto lugar en la NBL con los Breakers. Se espera que Ball compita por un tiempo de juego significativo en ambos puestos de guardia.

"Las conversaciones con el equipo realmente me hicieron sentir que esto va a ser un gran ajuste", dijo Ball. "Sentí que comprendían mis objetivos y tenían un plan para mí en términos de crecimiento y desarrollo, y yo estuve realmente entusiasmado con sus objetivos para ganar".

"No podríamos estar más emocionados de que LaMelo se una a la NBL esta temporada", dijo el CEO de NBL, Jeremy Loeliger, a ESPN. "Creo que es una verdadera situación de ganar-ganar para todos los involucrados. Le brinda una oportunidad fantástica para jugar contra algunos profesionales duros, lo que creo que hará maravillas en términos de prepararlo para su año de novato en la NBA. Tendrá la oportunidad de responder muchas preguntas que se hacen muchas personas - y por todo lo que he visto me hace pensar que tomará a muchos de ellos por sorpresa".

El nuevo entrenador en jefe de Illawarra, Matt Flinn, se hizo eco de esos pensamientos: "Los Illawarra Hawks tienen una larga historia en el desarrollo de grandes jugadores jóvenes, muchos de los cuales han hecho grandes cosas en Australia, Europa y la NBA, y la firma de LaMelo es un testimonio de eso", comentó. "Juntos trabajaremos duro para que él pueda lograr su objetivo final".

Con 6 pies y 7 pulgadas (2.01 metros), Ball tiene un talento único para el juego moderno de la NBA con su excelente tamaño, creatividad, manejo de balón, habilidad de pase y amplio rango de tiro. Los exploradores de talento querrán evaluar su estructura delgada, sus mecanismos de tiro poco ortodoxos, su estilo de juego informal y su esfuerzo inconsistente a la defensiva. La NBL es conocida por su juego físico y supondrá un desafío importante para el joven de 17 años, que no posee mucha experiencia contra niveles más altos de competencia.

Ball ha impresionado este verano con sus actuaciones en la Drew League, un torneo de verano profesional que atrae a algunos de los mejores talentos de Los Angeles, pero que se juega al ritmo del Juego de Estrellas. Antes de esta noticia, Ball ocupaba el puesto número 33 en el último simulacro de ESPN del draft 2020, en parte debido a la incertidumbre que rodea a su situación de juego para 2019-20. Él será proyectado como una selección de primera ronda en el próximo pronóstico de ESPN publicado después del draft de la NBA el jueves.