LaVar Ball reorganiza BBB y cambia su web

LaVar Ball está 'reestructurando' la marca Big Baller y planea lanzar un nuevo sitio web, según un portavoz de la compañía.

La compañía ha desaparecido efectivamente durante varios meses a raíz de una disputa financiera y legal con su ex socio comercial Alan Foster.

El sitio web anterior de la compañía ahora redirige a un seminario web con Foster.

"La marca Big Baller está viva y bien", dijo a ESPN Denise White, representante de LaVar Ball. "La marca se ha reestructurado y estamos trabajando para revelar el nuevo sitio web en las próximas semanas. Tendrá un nuevo aspecto y un nuevo nombre (www.BigBallerBrandInc.com).

"LaVar Ball ha puesto en marcha un gran equipo de profesionales experimentados de la industria para impulsar la marca con nuevos productos junto con zapatos y ropa deportiva exclusivos bajo el nombre de Ball. Desafortunadamente, Alan Foster continúa tratando de aprovechar el nombre de Ball Family para su propio beneficio. Alan Foster es un delincuente convicto que pasó siete años en la cárcel por defraudar a las personas con su dinero. Es un ladrón y estafador y no se puede creer ni confiar en él".

Según los documentos legales obtenidos por The Blast a principios de este mes, Foster alega que Ball malversó más de $2.6 millones de Big Baller Brand y otras compañías asociadas con la familia Ball, incluido Ball Sports Group, para financiar un estilo de vida extravagante.

Foster afirma que su demanda "busca dejar las cosas claras, limpiar su nombre, exponer el plan de LaVar para encubrir su robo de más de $2.6 millones de dinero de BBB y BSG, y hacer que LaVar Ball y Lonzo Ball cumplan con sus obligaciones contractuales".

La familia Ball negó las afirmaciones de Foster en un comunicado en ese momento.

En abril, Lonzo presentó una demanda contra Foster por daños de más de $2 millones, más intereses, alegando que Foster "conspiró para malversar millones de dólares y luego desviar esos fondos para su uso personal, incluso para adquirir activos en Etiopía".

Ball rompió lazos con Foster en marzo por la preocupación de que el viejo amigo de la familia tenía un pasado criminal y no había explicado adecuadamente el paradero de aproximadamente $1.5 millones de las cuentas personales y comerciales de Ball.