Staff de Lakers no se hizo prueba de COVID-19

Aunque Los Angeles Lakers revelaron esta semana que todos sus jugadores, incluidos los dos que previamente dieron positivo para COVID-19, no presentaron síntomas después de un período de autoaislamiento de dos semanas, el entrenador en jefe Frank Vogel admitió que no tiene forma de estar seguro de si él o alguno de sus entrenadores alguna vez tuvo el coronavirus también.

"Que yo sepa, el resto del personal no fue evaluado", dijo Vogel en una conferencia telefónica con periodistas el jueves. "Las únicas personas que fueron evaluadas por las noticias de los resultados positivos de los Brooklyn Nets fueron nuestros jugadores".

Cuatro jugadores de los Nets, incluido Kevin Durant, dieron positivo por el virus, lo que llevó a los Lakers a hacer arreglos rápidamente para que sus jugadores reciban las pruebas. El último partido de Los Ángeles antes de la pausa de la NBA fue contra Brooklyn en el Staples Center el 10 de marzo.

Vogel, quien está pasando el receso en casa con su esposa y sus dos hijas, dijo que sus seres queridos le preguntaron si quería hacerse una prueba por sí mismo, considerando la proximidad con la que se encuentra un entrenador con sus jugadores, pero dijo que eligió seguir las instrucciones que le dieron.

"Es solo que no nos dijeron que nos hiciéramos la prueba", dijo Vogel. "Y obviamente todos reconocieron la escasez de pruebas y solo íbamos a hacer lo que el departamento de salud local nos dijo que hiciéramos. Por lo tanto, no nos pidieron que nos hiciéramos la prueba en ese momento".

"Le aseguré a mi familia que estaba bien de salud y, obviamente, mientras había estado cerca de esos tipos, había algunas pautas de distanciamiento social establecidas, así que me sentí bien y también me sentí seguro de que no era necesario un examen para mí, pero cada caso es distinto".

Más allá de optar por no hacerse la prueba, Vogel le dijo a Jackie MacMullan de ESPN que ni siquiera está tratando de averiguar quién de su equipo dio positivo.

"Ni siquiera sé quiénes son", le dijo a MacMullan, "Y estoy totalmente bien con eso".

Vogel también está tomando el enfoque de controlar lo que puede fuera de la cancha. Se levanta todas las mañanas para hacer ejercicio con su esposa; él revisa el trabajo escolar de sus hijas y los respectivos ejercicios de lacrosse y fútbol; la familia preparó pizzas caseras y botanas, vio Stranger Things y All American, en Netflix y películas como Just Mercy y Good Will Hunting.

"Simplemente pasando el tiempo, divirtiéndonos tanto como podamos y disfrutar del lado positivo de esto, que es el tiempo de la familia", dijo Vogel.

Aún así, para el entrenador que vio su primera temporada con los Lakers abruptamente detenerse después de guiarlos al No. 1 en la Conferencia Oeste con 49-14, la idea de perder el resto de la temporada debido a una pandemia mundial es rara.

"Todo es posible", dijo. "Ciertamente es una posibilidad y sería una gran decepción si no pudiéramos jugar. Sin embargo, lo entendemos, y esto es más grande que el baloncesto. Y volver a la cancha no es lo más importante para el mundo ahora mismo.

"Espero que tengamos esa oportunidad, y si no podemos hacerlo, sería una gran decepción, pero creo que cruzaremos ese puente cuando lleguemos a él".

Mientras tanto, dijo que está tratando este período como la temporada baja, sabiendo que si la Liga puede reanudar la temporada 2019-20 en algún momento, su equipo necesitará energía para regenerar el éxito que tuvo antes de la suspensión.

"Vamos a tener que recrearlo", dijo Vogel. "Y creo que va a ser difícil decir: 'Hey, mantengan, mantengan, mantengan (durante el descanso) y simplemente tenemos que retomar justo donde lo dejamos'. Tenemos que restablecer nuestra química, restablecer nuestra ética de trabajo, restablecer nuestro condicionamiento y ritmo y tiempo.

"Pero todos los equipos de la Liga tendrán que hacer eso".