La NBA es la liga más vanguardista del mundo

El campamento en Florida es el resultado de la confianza en el futuro de los socios comerciales (Disney a la cabeza) y la buena relación entre los dueños de los equipos y sus empleados más importantes, los jugadores

Quienes la seguimos fielmente lo tenemos claro desde hace años, pero aquí está un hecho para los que no: la NBA es la liga profesional más vanguardista del mundo y ha reafirmado su posición durante la crisis del Coronavirus gracias a una planificación ejemplar dentro y fuera de la cancha.

El mejor dato para sostenerlo es que los 22 equipos en Orlando superaron la marca de dos semanas sin resultados positivos de la enfermedad antes del relanzamiento de la temporada, lo cual se vuelve más significativo si consideramos que fue justo en esta liga en donde se presentó el primer caso entres atletas profesionales en Estados Unidos el 11 de marzo.

Desde el positivo de Rudy Gobert y la suspensión de actividades, la NBA no ha hecho otra cosa que priorizar la salud de sus integrantes a todos niveles y, a partir de ahí, construyó su regreso con mente mente abierta y paciencia, al punto que esperaron tres meses antes de anunciar el calendario y decidieron jugarlo en una burbuja tan estricta, que ni siquiera será negocio en este ejercicio con un costo mayor a los 150 millones de dólares.

Pero la NBA no apuesta al corto plazo, por su puesto. El campamento en Florida es el resultado de la confianza en el futuro de los socios comerciales (Disney a la cabeza) y la buena relación entre los dueños de los equipos y sus empleados más importantes, los jugadores, representados por el sindicato y su presidente, Chris Paul, quien pulió los acuerdos a mano junto al Comisionado, Adam Silver.

La estrategia fue escuchar a todos los involucrados para tener el apoyo incluso de los ocho equipos que se quedaron fuera y de negociar pensando en el prestigio de la marca antes que en el flujo inmediato de efectivo. Así, el acuerdo fue relativamente sencillo y los atletas ganaron, entre muchas otras cosas, el poder difundir los mensajes de igualdad social que destacan en los partidos y un incremento de más del 400% en el seguro por padecimientos que terminen carreras como lesiones o un caso graves de COVID.

Lograr esto en el país con más contagios y muertes del mundo es tan complicado que las demás ligas, o están cerca de fracasar como la MLB, o tuvieron que asumir el costo de bajar equipos de último momento como la MLS, o cada día cancelan más partes de su calendario como la NFL que ahora mismo tiene más dudas que certezas hacia su reanudación.

En Orlando están el MVP, los jugadores más importantes del equipo campeón y las súper estrellas de ambas conferencias, a diferencia de Carlos Vela en el futbol y los peloteros de los Nationals que decidieron no participar en la campaña, porque la NBA supo garantizar su seguridad y ahora se beneficia de su presencia con una competencia que ha sido emocionante desde el principio.

Basta decir que cuatro de los primeros ocho juegos se definieron por una canasta o en tiempo extra para probar que la historia ha sido igual de exitosa dentro de la cancha y que el desenlace es imprescindible porque, por si fuera poco, regresaron con un formato en el que todos los partidos cuentan.