Pelicans dan 25 minutos de actividad a Zion Williamson y participación en el cuarto periodo en victoria sobre Memphis

El novato Zion Williamson dejó en claro lo que sintió al estar en la duela al final de la victoria de los New Orleans Pelicans por 109-99 sobre los Memphis Grizzlies la noche del lunes.

“Me sentí vivo otra vez”, dijo Williamson a Malika Andrews de ESPN tras el juego. “Mi espíritu competitivo estaba allí y estoy contento de que el coach ytodo el equipo confiaran en mí para terminar el juego”.

Williamson estaba en lo que el equipo calificó como “restricción de juego” en los primeros dos juegos de los Pelicans en la burbuja de la NBA en Orlando tras el regreso de la cuarentena. El novato no jugó al final del primer duelo el jueves pasado, una derrota cerrada ante el Utah Jazz, y no participó en el cuarto periodo cuando New Orleans fue arrasado por los LA Clippers.

Es por ello que cuando Williamson, quien lució molesto en la banca en los cuartos periodos ante el Jazz y Clippers, no sólo pudo terminar la victoria del lunes sino también contribuir en la recta final, algo que lo hizo feliz otra vez.

Alvin Gentry, coach de los Pelicans, y el staff médico del equipo determinaron antes del juego que Williamson, quien jugó 15 minutos ante el Jazz y 14 ante Clippers, jugaría alrededor de 25 minutos ante los Grizzlies y terminaría el partido.

Williamson estaba en restricción luego de que dejó la burbuja el 16 de julio por una emergencia médica familiar y regresó hasta el 24. También hizo cuarentena de cuatro días tras su regreso, por lo que no pudo participar en los tres scrimmages de New Orleans.

A causa de ello, los Pelicans llevaron con calma sus minutos de juego en Orlando. En el vestidor, el comentario de Williamson sobre sentirse vivo se dio después de ver perder a su equipo en la banca.

“No voy a mentir es diferente en mal sentido cuando estoy en la banca en el cuarto periodo y no hay nada que pueda hacer para ayudar a mi equipo a ganar”, lamentó Williamson. “Fue simplemente grandioso estar en la duela y hacer lo que fuera para ayudar a mi equipo a ganar y sobre la energía, mis compañeros y yo nos motivamos unos a otros”.

Williamson terminó con 23 puntos, siete rebotes y empató una marca personal con cinco asistencias en poco más de 25 minutos de acción. Terminó de 21-9 en tiros de campo, una nueva marca en intentos de campo, y fue agresivo desde el inicio.

“(La agresividad) fue un poco de mí y del staff de coacheo. Me decían que intentara darle una chispa al equipo y es lo que intentaba, hacerlo caminar”, explicó el novato.

Brandon Ingram fue el líder anotador de New Orleans con 24 puntos y se combinó para 19 puntos con Williamson en el cuarto periodo.

Gentry indicó que fue agradable para Igram y Williamson entrar en ritmo al mismo tiempo para ayudar a los Pelicans a conseguir una urgente victoria.

“Sabíamos que era un juego que debíamos ganar para mantenerlos a flote, así que nuestros jugadores hicieron un gran trabajo con ello y tienes a dos jugadores realmente jóvenes que dieron un paso al frente por ti”, destacó el coach. “Josh Hart es joven también. Tenemos un núcleo de buenos y jóvenes jugadores junto con otros veteranos”.

Hart anotó 15 puntos y sumó siete rebotes desde la banca para New Orleans, que se mantuvo en la caza por un lugar en Playoffs en la Conferencia del Oeste con el triunfo y ahora está a 2.5 juegos de los Grizzlies por la octava siembra.

Williamson elogió la presencia defensiva del guardia veterano Jrue Holiday, quien ayudó a limitar al guardia de Memphis, Ja Morant, a acertar sólo cinco de 21 tiros al aro.

De acuerdo a Second Spectrum Data, Morant terminó de 7-2 cuando Holiday era el defensivo más cercano, pero Holiday también también estuvo en varias pantallas que forzaron a Morant a intentar más triples de los que acostumbra. Morant terminó de 10-1 con marcas personales en intentos de triples y fallas en ese renglón.

New Orleans regresa a la duela el jueves para jugar a la 1:30 p.m. ET ante los Sacramento Kings antes de enfrentar el viernes a los Washington Wizards.