Rockets, sin presión por cambiar a James Harden y Russell Westbrook

Los Houston Rockets no sienten la presión de intercambiar a James Harden o Russell Westbrook, independientemente del fuerte deseo de las superestrellas de comenzar de nuevo con diferentes franquicias y están "dispuestos a sentirse incómodos" a medida que se abre el campo de entrenamiento y comienza la temporada, dijeron las fuentes a ESPN.

La oficina central de los Rockets, dirigida por el gerente general recientemente ascendido Rafael Stone, permanece firme en que ningún jugador será canjeado a menos que un equipo cumpla con el precio de venta.

Los Rockets no tienen ningún problema con ir al campo de entrenamiento y al comienzo de la temporada con Harden y Westbrook en la lista, incluso si las superestrellas no están contentas con la situación.

Una fuente confirmó que los Rockets y los Washington Wizards han discutido un acuerdo de Westbrook por John Wall, como informó The Athletic por primera vez, pero Houston quiere activos además de Wall, un ex base armador All-Star que viene de una lesión en el tendón de Aquiles.

Los Rockets consideran que el tiempo está de su lado debido a que ambas superestrellas están bajo contrato por al menos dos temporadas más. Harden y Westbrook tienen $133 millones en tres años, incluidas las opciones de jugador en la temporada final, restantes en sus contratos.

Los Rockets exigen un retorno especialmente pronunciado para Harden, un perenne candidato a MVP que ha liderado la NBA en anotaciones en las últimas tres temporadas: una estrella joven y probada como pieza central junto con un paquete de selecciones masivas, según las fuentes. Houston no se siente obligado a entregar a Harden a los Brooklyn Nets, su destino preferido, dijeron las fuentes.

Los Rockets también entienden que Westbrook, a quien Houston cedió a Chris Paul, dos selecciones de primera ronda y dos canjes de selecciones para obtener el verano pasado a instancias de Harden, no tendría el mismo tipo de devolución de canje que Harden. Sin embargo, Houston no está dispuesto a cambiar a Westbrook sin recibir activos como jóvenes talentos o selecciones de primera ronda.

Houston duda en vender bajo a Westbrook, un tercer equipo de la selección All-NBA la temporada pasada que tuvo problemas durante el reinicio de la NBA en la burbuja, cuando estaba trabajando para ponerse en forma después de recuperarse del coronavirus y se lesionó el cuádriceps derecho, lo que le provocó perderse varios partidos y jugar lesionado durante los playoffs.

Los Rockets creen que Westbrook, de 32 años, quien promedió 31.5 puntos, 7.9 rebotes y 6.8 asistencias mientras disparaba al 52.6% desde el piso durante dos meses y medio antes de que la pandemia detuviera la temporada, puede restaurar su valor con un comienzo fuerte de la temporada, dijeron las fuentes. No les preocupa que la infelicidad pueda afectar el esfuerzo de Westbrook, quien tiene la reputación de ser uno de los competidores más implacables de la liga.

Mientras tanto, los Rockets ya han comenzado a acumular activos que pueden ayudar a la franquicia en el futuro después de la eventual partida de ambas superestrellas.

Los Rockets acordaron el lunes por la noche canjear al alero Robert Covington a los Portland Trail Blazers por la selección No. 16 en el draft del miércoles, una futura selección de primera ronda y el alero Trevor Ariza, un veterano que puede contribuir si Houston es competitivo esta temporada o si es un chip comercial valioso como un contrato que expira.

Las fuentes dijeron que los Rockets también esperan comprar una selección, ya sea al final de la primera ronda o al comienzo de la segunda ronda, en el draft del miércoles.