James Harden, el hombre que rechazó 50 millones de dólares

ESPN

Harden lo tiene todo, empezando por el dinero, pero las finales de la NBA solo las conoce con el Thunder

¿Por qué alguien pudiera negarse a convertirse en el primer jugador de la historia en ganar 50 millones de dólares garantizados en una sola temporada? Ningún otro deporte ha visto jamás cómo un atleta no resulta seducido por semejante cantidad de dinero.

Independientemente de cómo acabe su carrera, James Harden pasará a la historia por eso. Obviamente Harden ha generado mucho más que eso a lo largo de su carrera y por ende puede darse el lujo. El todavía guardia de los Rockets ha ganado más de 400 millones de dólares entre patrocinios y contratos por jugar basquetbol, además tiene todavía 140 millones pendientes en su vigente acuerdo con Houston.

¿Cuál es la razón detrás de esta decisión?

Harden lo tiene todo, empezando por el dinero, campeón mundial y olímpico con Estados Unidos, pero las finales de la NBA solo las conoce cuando aún con el Thunder las jugó como sexto hombre.

Ahora, 'La Barba' está dispuesto a ceder dinero y más allá de eso, su rol protagónico, con tal de unirse a Kyrie Irving y Kevin Durant como lo reportó Adrian Wojnarowski de ESPN. Para Harden hoy el dinero no lo es todo, pero tampoco lo es el ser la estrella del equipo, ha doblado las manos, se ha dado cuenta que siendo el número uno, la ventana de oportunidad para ser campeón se cerró. El experimento del Smallball no funcionó, ni funcionará. No fue con Westbrook ni tampoco con Chris Paul, ahora sin Mike D’Antoni el proyecto da otro bandazo y Harden no quiere ser parte de ello.

James Harden también sabe que alcanzar las finales en la NBA resulta mucho más accesible en el Este, porque ahí no están Lebron ni Anthony Davis, Kawhi y los Clippers ni los Nuggets que serán contendientes. La decisión y el movimiento, en caso de darse, serán criticadas tanto o más como lo fue la huida de Kevin Durant de Oklahoma a Golden State.

Lo interesante es como funcionaría ese tridente, una legión de rebeldes, jugadores que buscan validación; el que salió de Warriors por no sentirse querido y saberse que siempre antes que él estaba Steph Curry, Irving quien antes y después de Lebron ha perdido más partidos que pocos, y ahora la llegada de Harden, quien ha aceptado que él no puede ser el número 1 del equipo y necesita refuerzos. ¿Quién cederá ante quién?