NBA Finales: Jrue Holiday y Bucks mantienen su rumbo al título

play
´Booker es extraordinario, pero no le alcanza jugando solo contra todo Milwaukee´: Sebastián (2:02)

Sebastián Martínez Christensen nos trae los errores que le costaron la derrota a los Suns en casa. (2:02)

PHOENIX - Jrue Holiday sabe lo que todos quieren que haga. Nadie necesita decirle que sea más agresivo ofensivamente. O para seguir disparando, que sus tiros eventualmente comenzarán a caer.

"Siempre se lo repito", dijo su padre, Shawn Holiday.

Pero Shawn ha entrenado a su hijo el tiempo suficiente para saber cuán observador de sí mismo es. Al llegar al Juego 5 de estas Finales de la NBA, Holiday había acertado solo el 33% de sus tiros (23 de 69), incluido un 4 de 20 especialmente malo en el Juego 4.

"Después del juego, podríamos subir al auto y decir: 'Eso es difícil'", dijo Shawn. "Pero realmente no hablamos mucho sobre el juego, porque él ya sabe lo que tiene que hacer".

Sea más agresivo. Sigue disparando. Confía en que eventualmente sus tiros caerán.

"Mi papá cree que soy el mejor jugador del mundo", sostuvo Holiday con una sonrisa después de anotar 27 puntos, repartir 13 asistencias y crear la jugada de la noche con un robo al escolta de los Phoenix Suns, Devin Booker, con 16.7 segundos por jugarse. A eso le prosiguió un perfecto alley-oop para su compañero de equipo Giannis Antetokounmpo y sellar la victoria de los Milwaukee Bucks por 123-119 para una ventaja de 3-2 en las Finales.

play
1:36

Bucks vencen a Suns y se ponen a un triunfo del título de la NBA

El griego, Giannis Antetokounmpo anotó 32 puntos, Jrue Holiday agregó 27 y Khris Midleton 29 para impulsar a los Milwaukee Bucks en un triunfo sobre los Phoenix Suns 123-119, poniendo al equipo a una victoria de su primer título de la NBA desde 1971.

"Simplemente siento que puedo hacer todo: jugar 48 minutos, no necesito salir, no necesito un descanso. Pero en realidad ser agresivo todo el juego".

Como señala Jrue, su padre es un poco parcial cuando se trata de él. Pero el mensaje de Shawn de mantener el rumbo es importante aquí.

¿Cuántos jugadores estrellas podrían hacer lo que hizo Holiday antes del sábado por la noche y no desanimarse?

¿Cuántos se encogerían de hombros después de una actuación de 4-20 tiros y estarían felices de que el equipo se llevara la victoria?

"Aún así ganamos", dijo Holiday. "Y sé que puedo hacer otras cosas para afectar el juego".

Como defensa.

Holiday ha sido fenomenal contra Chris Paul y Booker. Según Second Spectrum, en los 268 enfrentamientos en los que Holiday es el principal defensor de Booker o Paul, están promediando solo 22 puntos por cada 100 posesiones. Contra todos los demás defensores de los Bucks, el dúo tiene un promedio de 39.7 puntos por cada 100 posesiones. Holiday ha obligado a Paul a 10 pérdidas de balón inusuales y a Booker, ocho.

Una de esas pérdidas de balón, por supuesto, fue la jugada que terminó decidiendo el Juego 5.

Los Suns se recuperaban de un déficit de 14 puntos en el último cuarto detrás de los tiros decisivos de Booker, Paul y Mikal Bridges y una sucesión de tres tiros libres fallidos de Antetokounmpo.

Después de que Paul redujo la ventaja a 120-119 con 56 segundos para el final, Booker tuvo la oportunidad de darle a los Suns la ventaja. Pasó a P.J. Tucker y se estrelló contra la defensa de los Bucks. Antetokounmpo giró para detener su impulso, dejando a Booker con pocas opciones más que girar lejos de él.

Holiday había estado viendo cómo se desarrollaba la jugada, mientras defendía a Paul cerca del arco de tres puntos. No podía irse demasiado temprano o Booker podría encontrar a Paul abierto. Pero Holiday tampoco podía llegar tarde, o Booker habría visto claramente un disparo de su movimiento giratorio.

Como ha sido tan a menudo en esta serie, el momento de Holiday fue perfecto. Se dejó caer cuando Booker estaba girando, le arrancó el balón sin cometer falta y luego corrió por la duela en un contraataque, donde Antetokounmpo estaba en un sprint completo, listo para el alley-oop.

"Honestamente, fue una gran defensa de equipo", agregó Holiday. "Siento que sabíamos que Booker quería hacer ese último tiro y jugó una gran defensa con él y lo hizo dar la espalda, y giró directamente hacia mí. Supongo que estaba en el lugar correcto en el momento correcto", sentenció.