La revolución de los Warriors 2.0

Toño Rodríguez ESPN

Coach Kerr dijo esta semana que la mentalidad de los Warriors

Más vale que preparemos nuestros ojos, porque los Warriors están listos para volver a cambiar el basquetbol como lo hicieron en la década pasada, alargándolo aún más, con adiciones en su roster que los hacen un equipo más abierto y con mayor deseo de tirar desde lejos.

En su primer juego de pretemporada intentaron no menos que 69 triples, casi el doble que su rival (Portland), una grosería de volumen ofensivo que nos deja muy en claro hacia dónde va Steve Kerr esta campaña.

No se trató de una instrucción en el plan de juego, sino de una consecuencia de las herramientas con las que cuentan, es decir, de tener un grupo de jugadores inteligentes, hábiles para pasar, compartidos y, por su puesto, capaces de poner porcentajes útiles desde la distancia, salvo casos como el de Kevin Looney, que se ocupa de otras funciones.

Jordan Poole está llamado a dar un paso hacia adelante en su tercer año y ha sido el líder anotador del equipo en sus dos partidos iniciales, encestando ocho triples; Nemanja Bjelica es un centro moderno que brilla por su capacidad de espaciar la cancha y va cinco de ocho desde el perímetro en el par de juegos; luego están Bradley, Porter Jr e Iguodala, cada uno con confianza sobrada para intentar lo suyo; sin que necesitemos escribir sobre Curry y Wiggins en este párrafo.

Los entendidos del juego sabrán que esto sólo es posible por el enfoque defensivo con el que juega Golden State bajo el control de Kerr, motor que los impulsa a un basquetbol de ato voltaje, que este año promete ser de más posesiones aún, a la luz de la facilidad que tienen para encontrar espacios en un perímetro en el que todos, o casi todos, pueden tirar en la primera o segunda unidad.

Habrá que sumar que Steph Curry viene de una de las temporadas más calientes de su carrera con 32 puntos por partido, lo que nos deja ver el nivel de su juego a través de esa combinación mortal de talento-madurez-hambre, siendo el líder de la ofensiva en condiciones normales y su salvador en condiciones extraordinarias.

Coach Kerr dijo esta semana que la mentalidad de los Warriors será cazar victorias a lo largo del calendario, y se nota que tienen prisa desde la pretemporada, por lo que a mí no me sorprendería que terminen el primer mes instalados en el top tres de ritmo de juego y en el top cinco de eficiencia ofensiva.

Dejé a propósito el tema que todos están pensando hasta el final, Klay Thompson. Se espera su regreso para diciembre después de 30 meses fuera, y aunque él mismo ha señalado que necesitará paciencia para volver a jugar “el mejor basquetbol de su vida”, su adición para la segunda mitad de la temporada sólo hará a este equipo más amplio, con lo que me mantengo en la idea de que los Warriors van a estirar los límites, otra vez, de cómo se tira en este deporte.