¿Qué hemos aprendido en la primera mitad de la temporada LIDOM 2021?

Llegó la mitad de temporada en LIDOM. ESPN

A pesar de que algunos equipos han demostrado estar jugando un mejor nivel de béisbol, ninguna de las seis escuadras ha podido aprovechar el caos de la primera mitad de temporada regular

Cuatro de los seis equipos que conforman la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM), están por disputar la fecha número veinte en el calendario de serie regular, lo que indica que se habrá jugado la mitad de la temporada.

Las tendencias generales han sido sumamente marcadas a lo largo del torneo, así como las particulares para cada una de las escuadras, lo que ha definido la tabla de posiciones hasta el momento.

Cada equipo ha atravesado por altos y bajos a lo largo de los primeros veinte partidos (algunos más que otros), sin embargo, algunos han demostrado un nivel de béisbol mucho más elevado que otros, lo cual ha marcado un contraste sumamente visible entre los buenos equipos, los malos y uno que todavía no define su identidad.

ESPN Digital hace un repaso de la primera mitad de temporada y con este, trata de establecer lo que se ha podido aprender hasta el momento.

LAS POSICIONES

Luego de la mitad de temporada, la tabla de posiciones de LIDOM se encuentra con Estrellas Orientales en el primer puesto con once victorias y ocho derrotas, le siguen los Gigantes del Cibao con once triunfos y nueve juegos perdidos, los actuales campeones nacionales y del Caribe, Águilas Cibaeñas, llegan en el tercer puesto con diez triunfos y nueve reveses, Leones del Escogido y Toros del Este se encuentran empatados con nueve ganados y diez perdidos, mientras que los Tigres del Licey se encuentran últimos con ocho victorias y doce derrotas.

EL MEJOR CUERPO DE LANZADORES

Las Estrellas Orientales han sido, por mucho, el equipo cuyos lanzadores han hecho el mejor trabajo en la primera mitad del torneo. Son los líderes en efectividad (ERA) con 2.69 y líderes en bases por bolas e imparables por entrada lanzada (WHIP) con 1.12. Del mismo modo, los demás equipos apenas le batean para promedio de .208 (mejores en dicho departamento).

LA MEJOR OFENSIVA

Por segundo año consecutivo, los Gigantes del Cibao llevan la voz cantante en cuanto a la ofensiva. Con un promedio de bateo de .252, un porcentaje de embasarse (OBP) de .318 (segundo mejor) y un slugging (SLG) de .364, buenos para un OPS de .682 (líderes). Encabezan la liga en hits (171), cuadrangulares (12), dobles (40) y anotadas (92), mientras que ocupan el segundo puesto en remolcadas con 82, tres detrás del actual líder.

LOS TOROS SON MÁQUINAS PARA EMBASARSE Y PONCHARSE

Los Toros del Este son líderes absolutos en transferencias recibidas con 118. Ningún equipo ha alcanzado ni siquiera las 65 en lo que va de torneo. Esto explica por qué son líderes de OBP en el torneo (.359) con una ventada de .041 por delante de los Gigantes.

Al mismo tiempo, son máquinas para poncharse. Los bateadores del conjunto taurino lideran la liga en ponches recibidos con 180, siete más que los Leones del Escogido, que están en el segundo puesto.

LOS LEONES DEL ESCOGIDO TIENEN UN RETO POR DELANTE

Los Leones del Escogido son un equipo inconsistente que se ha mantenido en la pelea durante todo el torneo, aprovechándose de otros que son aún más inconsistentes que ellos.

A pesar de no ser líderes en ninguno de los departamentos ofensivos ni de picheo en el torneo, el Escogido ha hecho un buen trabajo en general. Sin embargo, con récord negativo hasta el momento, han sido un equipo que no ha podido demostrar si está hecho o no para la etapa semifinal.

Segundos en promedio de bateo (.244) y cuartos en OPS (.650), mientras que son quintos en ERA (3.61) y cuartos en WHIP (1.27), lo cual demuestra que el conjunto tiene un reto por delante, en especial en cuando a picheo se refiere si quieren definirse como un buen equipo.

LE ESPERA UN VUELO TURBULENTO A LAS ÁGUILAS

Los vigentes campeones iniciaron la temporada ganando sus primeros cuatro partidos de manera consecutiva y desde ahí, han estado en un sube y baja constante, llegando a perder siete de ocho partidos durante un punto en la temporada, pero también se han beneficiado de la inconsistencia en general dentro de la liga para mantenerse en la clasificación.

Iniciaron el año como favoritos para revalidad su título, pero a mitad de temporada, los campeones no se ven con el mismo ímpetu del comienzo.

LOS TIGRES DEL LICEY SON UN MAL EQUIPO DE BÉISBOL

Los fanáticos azules tienen que entender lo siguiente: los Tigres del Licey no son un buen equipo. A pesar de tener un sólido cuerpo de lanzadores, errores defensivos tontos en jugadas básicas y la desaparición por completo de su ofensiva apuntan a que este será otro año largo para el equipo.

Ni siquiera la controvertida metida de despedir al gerente del conjunto y al dirigente con tan solo doce partidos en la campaña parece haber dado frutos, a pesar de una racha de cuatro victorias consecutivas.

Los Tigres se dirigen a otra salida temprana del torneo y a tener que responder muchas preguntas para el futuro.