Serie Final LIDOM: Gigantes del Cibao buscan exorcizar fantasmas del año pasado

La ofensiva ha cargado a los Gigantes del Cibao pero no es el único secreto de su éxito. ESPN

El equipo se encuentra con una ventaja cómoda de tres partidos sobre uno frente a su rival en la final, un año después de haber desperdiciado una ventaja similar en contra de Águilas Cibaeñas

Los Gigantes del Cibao han sido el mejor equipo de la temporada 2021-22 de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (LIDOM). Por ello, de manera contundente ganaron la serie regular, terminaron como colíderes de la tabla de posiciones en la semifinal y han podido dominar, con relativa facilidad a unas Estrellas Orientales que ganaron ocho partidos consecutivos (siete para clasificar a la final durante el Round Robin y el primero de la etapa final).

Sin embargo, desde que ganaron el cuarto juego de la Serie Final LIDOM de este año, muchos recordaron inmediatamente cómo el equipo se colocó exactamente en la misma situación actual (ventaja de tres victorias sobre una) hace apenas un año, cuando terminaron perdiendo la final contra las Águilas Cibaeñas en siete partidos.

A pesar de esto, es importante destacar que los Gigantes del Cibao de esta temporada son un animal completamente distinto al del año pasado.

Ciertamente, el equipo llegó siendo una fuerza dominante a la Serie Final 2020-21, en medio de la pandemia del COVID-19, pero fue duramente afectado por el virus, varios jugadores tuvieron que salir en plena final por lesión y el equipo, básicamente, se deshizo entre los juegos cinco y siete de la final contra Águilas, lo que aprovecharon los pasados campeones para convertirse en apenas el segundo equipo en la historia del béisbol dominicano en regresar de una desventaja de tres partidos frente a uno con el formato al mejor de siete encuentros.

En esta ocasión, las Estrellas Orientales, rivales de los Gigantes en la actual final, no han contado con esa “ventaja” competitiva. El equipo se encuentra completamente saludable y ha aprovechado cada oportunidad en todas las facetas del juego, situación que los tiene cómodos en busca de una victoria más para alcanzar su segundo campeonato en LIDOM y de ese modo, exorcizar los fantasmas de la pasada temporada.

El equipo necesitará mantener el enfoque y no confiarse, ya que las Estrellas Orientales han demostrado capacidad de reacción, en especial durante el Round Robin LIDOM, lo que podría presentarse nuevamente, al encontrarse el equipo con las espaldas contra la pared.

Es importante destacar que, a diferencia de las Águilas Cibaeñas, las Estrellas han podido contener a la mejor ofensiva de la liga. En la Serie Final 2020-21, los Gigantes batearon para promedio de .260 con un OPS de .783, 10 jonrones y 31 remolcadas en siete partidos. Los orientales han contenido al equipo de San Francisco de Macorís a un promedio de .229 y un OPS de .722 en cuatro encuentros.

Sin embargo, este año los lanzadores de los Gigantes han sido mucho más efectivos contra los bateadores rivales, logrando una efectividad de 3.35 y un promedio de bases por bolas e imparables por entrada lanzada (WHIP) de 1.17 (en cuatro encuentros), a diferencia de lo mostrado el año pasado, cuando tuvieron una efectividad de 4.35 y un WHIP de 1.16.

En términos llanos, los Gigantes están sumamente cerca de ganar su segunda corona de campeones y dejar atrás la narrativa de que no pueden ganar el partido grande, pero deben continuar haciendo las cosas bien para evitar cualquier tipo de desastre como el ocurrido frente a Águilas Cibaeñas.