La Liga Americana está sobrecargada de campocortos

Esto también ha estado en mi mente:

Joe Sheehan agregó más tarde que suponía que Didi Gregorius sería votado como titular. No necesariamente estoy de acuerdo con eso; los fanáticos de los Yankees en realidad no tienen una historia reciente de "llenar" las urnas, ciertamente no con el celo de, digamos, los fanáticos de los Reales de Kansas. Por supuesto, hasta que Aaron Judge y Gary Sánchez surgieron el año pasado, no es como si tuvieran muchos Jugadores Estrellas en las recientes temporadas. Incluso entonces, Salvador Pérez, no Sánchez, fue votado como el receptor titular de la Liga Americana en 2017.

De todos modos, el punto es: hay cinco campocortos realmente buenos en la Liga Americana -bueno, seis si cuentas a Xander Bogaerts, que estaría entre ellos excepto que se perdió algún tiempo con una lesión- y no todos van a lograr este en el equipo Jugadores Estrellas, especialmente dado que el tamaño del roster se redujo la temporada pasada de 34 a 32 jugadores (sin incluir todos los reemplazos que finalmente sean llamados).

En 2002, el apogeo de la era Alex Rodríguez-Derek Jeter-Nomar Garciaparra en la la Liga Americana logró meter cinco torpederos en roster, con A-Rod como titular y Jeter, Garciaparra, Miguel Tejada y Omar Vizquel, como reservas. Esto se logró al no seleccionar un segunda base suplente, sin embargo, solo había 10 lanzadores en el equipo; ese fue el juego que terminó infamemente en un empate 7-7. Las reglas actuales requieren un segunda base suplente y 12 lanzadores.

Aparte del dilema del Juego de las Estrellas, lo que realmente me interesa es: ¿Alguna posición en una liga ha estado tan cargada? Sé que es temprano en la temporada y los números cambiarán, pero a partir del jueves por la mañana, ve dónde clasificaron los campocortos de la Liga Americana en WAR entre todos los jugadores de posición de Grandes Ligas:

Baseball-Reference.com

2. Francisco Lindor, 3.0

5. Andrelton Simmons, 2.3

10. Manny Machado, 2.1

20. Carlos Correa, 2.0

33. Didi Gregorius, 1.4

FanGraphs

4. Lindor, 2.8

6. Machado, 2.3

8. Simmons, 2.3

16. Correa, 1.7

21. Gregorius, 1.6

Gregorius se ha deslizado después de una reciente caída, pero estuvo entre los líderes de la liga a principios de mayo. Ninguno de estos muchachos es una gran sorpresa, aunque Simmons ha elevado su juego ofensivo a un nuevo nivel con un bateo de .342 / .408 / .493. En esta era de ponches, Simmons es un retroceso refrescante: en 41 juegos, solo tiene nueve ponches. Ese es un fin de semana para Joey Gallo.

Pero Simmons fue extremadamente valioso la temporada pasada y ocupó el sexto lugar en B-R WAR con 7.1 y 18 en FanGraphs en 5.1. (Esa gran diferencia en el valor proviene principalmente de cómo se evaluó su defensa). Correa y Lindor estuvieron entre los mejores 20 jugadores la temporada pasada y Machado ha estado ahí en el pasado como tercera base. Gregorius conectó 25 jonrones la temporada pasada y ha aprovechado aún más poder a principios de este año al perseguir menos lanzamientos (ya casi ha igualado su total de pasaportes desde 2017).

Regresemos al 2002. ¿Qué tan buenos fueron esos cinco campocortos estrellas? Bastante buenos:

Baseball-Reference WAR

2. Alex Rodríguez, 8.8

8. Nomar Garciaparra, 6.8

19. Miguel Tejada, 5.6

61. Derek Jeter, 3.7

84. Omar Vizquel, 3.0

(No logró el equipo Jugadores Estrellas el campo corto de los Angelinos, David Eckstein, quien se ubicó en el puesto 23 con 5.3 WAR).

FanGraphs WAR

2. Rodriguez, 10.0

22. Jeter, 5.2

35. Garciaparra, 4.8

43. Tejada, 4.5

44. Eckstein, 4.5

70. Vizquel, 3.3

Bien, pero no es lo que estamos viendo este año. De hecho, el mejor año para el trío de A-Rod / Jeter / Nomar fue 1998, cuando se clasificaron primero, tercero y noveno en Baseball-Reference WAR. Después de ellos, sin embargo, se cae a Vizquel en el 67 y Gary DiSarcina y Mike Bordick en el 70 y 71, respectivamente. 


La mejor temporada para el grupo en esa época podría haber sido 1999, ya que Jeter y Vizquel tuvieron sus mejores años en el plato. Jeter ocupó el primer lugar en B-R WAR, Garciaparra el 10 y Vizquel el 16, y los tres se clasificaron entre los 15 primeros en FanGraphs WAR. A-Rod pegó 42 jonrones, jugó solo 129 juegos y quedó en los lugares 40 y 39 en la clasificación, justo por delante de Bordick.

Miremos esto desde otra dirección. Usando el Índice de Juego en Baseball-Reference, busqué cada posición por liga para ver cuántos jugadores en esa posición alcanzaron 4.5 WAR en una temporada determinada (deben haber jugado al menos el 50 por ciento de los juegos en esa posición). En ambas ligas, solo una posición nos da siete jugadores con 4.5 o más WAR: segunda base en la Liga Americana 2014. Así es como ese grupo se clasificó entre todos los jugadores de posición:

10. Robinson Cano, 6.4

12. José Altuve, 6.1

15. Ian Kinsler, 5.8

22. Howie Kendrick, 5.4

29. Brian Dozier, 5.2

32. Ben Zobrist, 5.0

37. Dustin Pedroia, 4.7

Ciertamente es impresionante, aunque solo uno hay con Canó uno entre los 10 mejores. Seis posiciones nos dan seis calificadores con este método (clasificados por orden de WAR para esta temporada):

-Primera base de la Liga Americana en 2002: Jim Thome, Jason Giambi, John Olerud, Mike Sweeney, Carlos Delgado y Rafael Palmeiro.

-Tercera base de la Liga Americana en 1971: Graig Nettles, Sal Bando, Brooks Robinson, Bill Melton, Rico Petrocelli y Paul Schaal.

-Jardín central en la Liga Americana en 1999: Brady Anderson, Kenny Lofton, Bernie Williams, Ken Griffey Jr., Chris Singleton y Carlos Beltran.

-Jardín central en la Liga Nacional en 1970: Tommie Agee, Bobby Tolan, Willie Mays, Cito Gaston, Jim Wynn y Willie Davis.

-Jardín derecho en la Liga Nacional en 1998: Vladimir Guerrero, Brian Jordan, Sammy Sosa, Bobby Abreu, Larry Walker y Derek Bell.

-Jardín derecho en la Liga Nacional en 2001: Sosa, Walker, Shawn Green, J.D. Drew, Abreu y Guerrero.

Ese grupo de terceras base en la Liga America fue muy impresionante, con Nettles que ocupa el segundo lugar general en el WAR, Bando en noveno, Robinson en décimo primero y Melton en décimo quinto. Melton es el nombre oscuro ahí, pero lideró la Liga America en jonrones ese año. Quizás recuerdas a Sosa ganando el JMV en la Liga Nacional en 1998, pero su 6.5 WAR estuvo empatado con el puesto 14. Guerrero terminó sexto (7.4), Jordan décimo primero (7.0), Abreu décimo séptimo (6.4), Walker vigésimo noveno (5.7) y Bell trigésimo sexto (5.4).

En el grupo del 2001, con cuatro de los mismos nombres podría haber sido aún más impresionante:

2. Sosa, 10.3

7. Walker, 7.8

11. Green, 7.0

26. Drew, 5.5

33. Abreu 5.2

36. Guerrero, 4.9

(Y en la Liga Americana, Ichiro Suzuki fue nombrado JMV).

Por supuesto, estas listas se inclinan hacia las últimas dos décadas cuando hemos tenido mas equipos. Una posición impresionante desde más profundo en el pasado fueron los tercera base en la Liga Nacional en 1964. En una liga de 10 equipos, cinco jugadores alcanzaron nuestro límite de 4.5:

2. Ron Santo, 8.9

3. Dick Allen, 8.8

15. Ken Boyer, 6.1

24. Jim Ray Hart, 5.3

31. Eddie Mathews, 4.6

Tienes dos integrantes al Salón de la Fama en Santo y Mathews, un chico en Allen que muchos creen debería estar en el Salón de la Fama, más Boyer, quien ganó el JMV el premio en Liga Nacional ese año y tiene tiene credenciales de Salón de la Fama bastante fuertes también, con más de 60 carreras WAR. Hart bateó 32 jonrones como novato (Allen fue también novato) y fue un jugador muy bueno durante cinco temporadas.

Si consideramos la era previa a la expansión, cuando solo había 16 equipos en las Mayores, podemos considerarlo como una “liga”. La primera base se cargó en la década de 1930. En 1934, obtienes este grupo y ya que era la década de 1930, vamos a incluir los números de bateos locos:

1. Lou Gehrig, 10.4 (.363/.465/.706, 49 HR, 166 RBI)

2. Jimmie Foxx, 9.0 (.334/.449/.653, 44 HR, 130 RBI)

7. Ripper Collins, 6.3 (.333/.393/.615, 35 HR, 128 RBI)

8. Hank Greenberg, 6.2 (.339/.404/.600, 26 HR, 139 RBI)

9. Bill Terry, 5.8 (.354/.414/.463, 8 HR, 83 RBI)

11. Hal Trosky, 5.5 (.330/.388/.598, 35 HR, 142 RBI)

Mi posición favorito de todos los tiempos, sin embargo, tiene que ser el jardín central en la década de 1950. En 1956, los tres mejores jugadores en las mayores eran jardineros centrales: Mickey Mantle, Luke Snider y Willie Mays. Richie Ashburn, cuarto integrante al Saló de la Fama, estuvo en el puesto 15. Larry Doby, un quinto Salón de la Fama, estuvo en le puesto 19. Y Jimmy Piersall tuvo una gran temporada ese año para los Medias Rojas y se ubicó en el puesto 22.

Cinco integrantes del Salón de la Fama en una posición de un total de 16 equipos, todos más o menos en su mejor momento. La cosecha actual de torpederos de la Liga Americana es increíble, quizás algún día incluso escriban una canción sobre ellos.