Carrasco, decidido a vencer al cáncer

CLEVELAND - La sonrisa de Carlos Carrasco permanece brillante, su estado de ánimo y su perspectiva son tan positivas como siempre.

Por fuera, el derecho de los Cleveland Indians no parece diferente. Está decidido a no dejar que el cáncer lo cambie.

"Nunca puse nada malo en mi mente", dijo Carrasco. "Todo está bien. Entonces no me siento diferente. Simplemente me esfuerzo para trabajar más y ser más fuerte".

Diagnosticado con leucemia mieloide crónica el mes pasado, Carrasco, de 32 años, habló a los miembros de los medios el jueves por primera vez desde que su vida tomó un giro dramático e inesperado. Mientras lidiaba con tantas incógnitas, Carrasco dijo que nunca le preguntó "por qué yo" después de enterarse de su condición.

"No soy ese tipo de persona", dijo. "Si ha sucedido, es por una razón".

Carrasco dijo que supo por primera vez que algo estaba mal después de realizar su examen físico anual al comienzo del entrenamiento de primavera en Arizona. Pero después de realizarse más análisis de sangre, los médicos de The Cleveland Clinic le dijeron que tenía una forma de leucemia tratable, pero que podía continuar lanzando mientras lo sintiera.

Apenas ha disminuido la velocidad.

Carrasco ha estado lanzando sesiones de bullpen, haciendo algunos entrenamientos recientes en el Condado de Lake (A), mientras que Cleveland fue sede del Juego de las Estrellas.

Aunque dijo que todo parece normal cuando está en el montículo, Carrasco no sabe si podrá lanzar de nuevo para los Indians esta temporada.

"Hombre, no lo sé", dijo. "Sólo estoy aquí. Lo voy a tomar día a día. No lo sé. No tengo la respuesta, pero me alegro de estar aquí con mis compañeros".

Carrasco dijo que se sintió abrumado por el apoyo que recibió de sus compañeros de equipo, entrenadores y fanáticos de Cleveland.

Durante su sesión de entrevistas, el manager Terry Francona se encontraba a pocos metros del popular abridor, otro signo de la devoción del club.

El martes por la noche, Carrasco sintió todo el amor del béisbol.

Durante la quinta entrada del Juego de las Estrellas, Carrasco caminó en el campo para el saludo de 'Stand Up To Cancer' de la MLB junto con sus compañeros de equipo y los All-Star Francisco Lindor, Carlos Santana, Shane Bieber y Brad Hand.

Mientras el grupo se encontraba en la caja del entrenador de la tercera base, Carrasco sostuvo un cartel que decía: "Yo me quedo" mientras que los otros jugadores tenían pancartas que decían: 'Galleta', el apodo de Carrasco.

Cuando el grupo se mostró en el marcador gigante del estadio, la multitud estalló con gritos de alegría.

Francona describió el poderoso momento como perfecto.

"Hablas de ponerle un signo de exclamación. Fue increíble".

El lanzador de los Indians, Mike Clevinger, quien estaba sentado en una de las suites del dugout, dijo que ver a Carrasco abrazado así era especial.

"Tan difícil como era verlo, fue realmente emocionante", dijo Clevinger. "Fue bueno verlo sentir eso. Sé que él sabía cuánto apoyo había ahí fuera, pero realmente sentir eso no solo de la Liga, sino también de todo Estados Unidos, incluso cuando miré Twitter después.

"Eso fue grande para él y definitivamente grande para nosotros".

Cuando llega todos los días a Progressive Field, Carrasco dice que lo saludan rápidamente con el abrazo de sus compañeros.

Poco después de que los Indios se enteraron de su condición, se llevó a cabo una reunión sin él en la que Lindor, Santana y otros se comprometieron a ganar para su compañero enfermo.

"Todos los miembros del equipo, si pudiera mostrarles, tenía como 300, quizás 500 mensajes de ellos todos los días, preguntándome cómo me sentía", dijo Carrasco. "Son especiales para mí. Se sienten como en casa. Se sienten como en familia. Siempre me envían un mensaje de texto, incluso los que jugaban aquí antes, me envían un mensaje de texto todos los días. Se siente muy bien"

Carrasco optó por no revelar el tipo de tratamiento médico que está recibiendo.

Mientras tanto, los Indians están trabajando con Carrasco y teniendo cuidado de no apresurarlo.

"No hay un plan y no me refiero a que no nos importe", dijo Francona. "Pero la idea es que él haga todo lo que pueda, o todo lo que pueda tolerar, porque será bueno para él. Aparte de eso, no lo estamos presionando. Sólo intentamos servir de apoyo."

Y como sus compañeros lo han respaldado, Carrasco les ha devuelto el amor.

Para el All-Star Home Run Derby del lunes, Carrasco usó una camiseta personalizada con los nombres de Santana, Lindor, Bieber y Hand en la espalda.

"Por la forma en que me han apoyado, también he venido al juego para apoyarlos", dijo. "¿Por qué no?"