¿Qué harán ahora los Angelinos después de perder a Gerrit Cole?

play
Carolina Guillén, sobre los Yankees y Gerrit Cole: 'Esta firma va a traer Serie Mundial y anillo' (1:22)

'Nadie podrá garantizarlo como el derecho de 29 años', concluyó. (1:22)

SAN DIEGO - En los pasados cinco años, el total promedio de victorias que se han necesitado para conseguir un puesto a la postemporada en la Liga Americana se ha redondeado a 91. Para Los Angeles Angels, quienes buscan convertirse en aspirantes legítimos a ser contendientes lo más rápido posible, eso significa encontrar 19 victorias más en una temporada baja. Hay equipos que lo han hecho - 29 de ellos desde el 2000, siendo el más reciente los Minnesota Twins en 2019 y los Oakland Athletics el 2018 - pero no es algo fácil de lograr.

"Pienso que se necesita algo de riesgo", dijo el gerente de los Angels Billy Eppler. "Así que uno tiene que estar preparado para tomar riesgos, estar dispuesto a buscar en ambos lados, en la agencia libre y en el Mercado de cambios, para poder lograrlo".

La mejor oportunidad para los Angels de poder cerrar un poco esa brecha se desvaneció el martes, cuando Gerrit Cole se unió a los New York Yankees con un contrato de nueve años y $324 millones. Ahora los Angels tienen mucho dinero para gastar pero sin un lugar obvio para gastarlo. Aparentemente comenzaron el martes con suficiente espacio de nómina para darle a Cole un enorme contrato, aunque tal vez no haya sido tan grande. Luego enviarona a la 15ª selección en el draft del 2019 a los San Francisco Giants para poder liberarse de los casi $13 million que todavía le deben a Zack Cozart.

Ahora se proyecta que los Angels estarán casi $70 millones por debajo del límite del impuesto de lujo para el 2020, que fue establecido en $208 millones, según el portal Cot's Contracts. El dueño Arte Moreno ha declinado reveler su presupuesto de operaciones para la próxima temporada, pero Eppler reconoció que el equipo "probablemente" tenga los medios para firmar a varios jugadores con contratos que superen los $20 millones anuales. Hablando unas cinco horas antes de que Cole tomara su decision, Eppler había expresado optimismo sobre su habilidad para adquirir lanzadores abridores de calidad más allá de Cole, especificamente a través del mercado de cambios. Sonrió cuando se le preguntó sobre si podría conseguir esos jugadores sin tener que salir de su mejor prospecto, Jo Adell.

"Sí", dijo, "me siento confiado en eso".

El record actual y el Pitagoreano de los Angels fue el mismo en la pasada temporada: 72-90. Ellos necesitan aumentar ese total de victorias a por lo menos 91, pero ¿cómo? Primero ellos necesitan contar con mejoras en las actuaciones en los jugadores que ya tienen.

Uno obvio es Shohei Ohtani, quien volverá a su rol dual la próxima temporada. Steamer lo proyecta con un valor en WAR de 4.7 según FanGraphs para el 2020, lo que sería un 2.9 más del valor que tuvo en el 2019. Además Steamer proyecta un aumento de 1.8 fWAR para el jardinero izquierdo Justin Upton, quien tuvo problemas de salud la pasada temporada. Se le proyecta un 2.3 fWAR del recién llegado Dylan Bundy, quien probablemente tome el puesto de un abridor de nivel reemplazo. En un mundo ideal, ahí ya se sumarían siete victorias.

play
1:23

Gerrit Cole y Yankees llegan a un acuerdo récord

El codiciado lanzador y el equipo de New York lograron pactar por nueve años y $324 millones, situación que impactará en toda la agencia libre.

Si Adell puede de algún modo igualar el 3.6 fWAR que Fernando Tatis Jr produjo en 84 partidos como novato para los San Diego Padres esta temporada, eso podría calificar como un aumento de una victoria sobre Kole Calhoun, el hombre que eventualmente reemplazará. Ahora, estamos en un máximo de ocho.

¿De dónde podrán sacar los Angels el resto? Abajo les damos varias opciones. Echamos un vistazo a la nómina de Impuesto de Balance Competitivo (Competitive Balance Tax payroll), que utiliza el valor anual promedio de los contratos, y lo coloca en $190 millones, lo que le da al equipo un estimado de alrededor de $52 millones para gastar. Les pedimos algo de indulgencia ya que este es un ejercicio muy inexacto, especialmente porque no estamos tomando en cuenta los posibles reemplazos de los recién llegados.

1. Una ruta fácil: Firmar a los lanzadores abridores Hyun-Jin Ryu y Dallas Keuchel, firmar al C Martín Maldonado
Costo estimado para el 2019: $42 millones
fWAR proyectado añadido: 6.7

Esto es simple y directo. Los Angels quieren moverse a la siguiente cepa de abridores agentes libres, y esperan que dos de ellos puedan acercarse o sobrepasar la producción que el equipo habría recibido con Cole. Se espera que Ohtani lance una vez por semana, no cada cinco juegos, lo que significa que los Angels van a necesitar un sexto abridor de cuando en cuando. Esto les daría una rotación de Ryu, Keuchel, Ohtani, Bundy y Andrew Heaney y les permitiría mantener bajo el total de entradas para chicos jóvenes como Griffin Canning y Patrick Sandoval. Además les daría algo de flexibilidad en su nómina y mantendría intacto su sistema de fincas mientras les daría una oportunidad de alcanzar un puesto en la postemporada. Es algo seguro. ¿Demasiado seguro?

2. Una ruta alternativa: Firmar al 3B Josh Donaldson, firmar a Keuchel, conseguir en cambio al C Willson Contreras
Costo estimado: $45 millones
fWAR proyectado añadido: 8.6

Donaldson le agrega más a la alineación, dándole a los Angels a alguien que probablemente pueda jugar en la primera y la tercera base y que le haría más fácil la tarea a chicos tales como David Fletcher, Tommy La Stella y Luis Rengifo. Keuchel no es un as, pero puede convertirse en el segundo abridor, lo que le daría a los Angels una rotación respectable con Ohtani, Keuchel, Bundy, Canning y Heaney. Contreras, que llegaría en cambio desde los Chicago Cubs, solidificaría el puesto de receptor con alguien que el nuevo manager Joe Maddon quiere y respeta. No es algo necesariamente sexy, pero si es algo sólido.

3. Una ruta más atrevida: Firmar al 3B Anthony Rendón, conseguir en cambio al lanzador abridor Corey Kluber, conseguir en cambio al relevista Josh Hader
Costo estimado: $55 millones
fWAR proyectado añadido: 10.4

El costo sería alto, tanto financieramente como en prospectos, pero sería algo divertido. Rendón se uniría a una alineación con Mike Trout, Ohtani y Upton. Kluber estaría en el tope de la rotación, lo que la convertiría en un grupo formidable. Hader sería la fuerza zurda dominante en un bullpen que incluye a Keynan Middleton, Hansel Robles y Ty Buttrey.

Los Angels sería un equipo bastante completo, uno que podría ser capaz de vencer a unos Houston Astros que parecen dispuestos a todo con tal de volver a los primeros planos. Conseguir a Rendón requerirá un gran contrato, pero Kluber y Hader son asequibles. La pregunta es: ¿Podrán los Angels conseguir a esos dos sin tener que salir de Adell? ¿Serán suficientes tipos como Canning, Fletcher, Brandon Marsh y Jeremiah Jackson?