Nueva generación dominicanos podría dominar la MLB en los próximos años

Juan Soto se ha convertido en una de las principales promesas de la MLB; un jugador llamado a ser estrella. Getty

En las últimas décadas la República Dominicana ha tenido grandes jardineros en la Grandes Ligas. De hecho, en un momento específico, estrellas como Vladimir Guerrero, Manny Ramírez, Sammy Sosa y Moisés Alou jugaron en una misma época, deslumbrando al público con su calidad e impacto en el juego.

Ni hablar de la pareja de César Cedeño y Cesarín Gerónimo en los años 70, Jorge Bell, Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1987 y otras figuras que han dejado su huella en el mejor béisbol como Raúl Mondesí, José Bautista, Juan Encarnación, Starlin Marte y las grandes figuras de las primeras generaciones, los hermanos Alou y Ricardo Carty.

Ahora, aparentemente, llegó el turno de una nueva generación. Específicamente en un trío de jóvenes jardineros que tienen el talento para tomar la antorcha de esas antiguas estrellas y convertirse en grandes estelares en patrullar los bosques de las Grandes Ligas. Hablamos de Juan Soto y Víctor Robles, de los Washington Nationals y Eloy Jiménez, de los Chicago White Sox. Jugadores que en poco tiempo han mostrado que tienen las condiciones para pertenecer a la élite y establecerse entre los jardineros élite del béisbol.

JUAN SOTO

El jardinero izquierdo de los Nats apenas tiene dos temporadas en la gran carpa y ya es considerado como una estrella del deporte. El año pasado fue una figura clave para que el conjunto de Washington obtuviera la corona ante los grandes favoritos Houston Astros en la Serie Mundial luego de jugar como un veterano durante toda la postemporada.

En apenas su segunda campaña en las mayores, Soto registró un promedio de bateo de .289, porcentaje de embasarse de 401 y slugging de .548. Además, registró 34 cuadrangulares, 32 dobles, 110 carreras anotadas y 110 remolcadas, luego de una gran campaña de novato. En la Serie Mundial su línea fue todavía más impresionante con .333/.438/.741 y siete empujadas en siete encuentros.

El joven dominicano aprovechó su primer viaje a las finales de las Grandes Ligas para dejar su marca. Se convirtió en apenas el cuarto jugador en conectar un jonrón en la Serie Mundial antes de cumplir 21 años, igualando leyendas como Mickey Mantle, Andruw Jones y Miguel Cabrera y provocando reacciones de asombro de compañeros y rivales.

“Es asombroso. Él llegó a la escena y comenzó a todo vapor. Sigue mostrando su energía por el juego, la manera en que compite en cada lanzamiento, su disciplina en el plato es tan buena como la de cualquiera en la liga. Es un jugador especial. Será muy divertido ver su proceso de maduración y como la liga se ajusta a su talento”, dijo el estelar de los Nationals Max Scherzer durante la Serie Mundial del año pasado.

Con apenas 21 años, los fanáticos de Washington, las Grandes Ligas y la República Dominicana podrán disfrutar por mucho tiempo del talento del joven de los Nacionales.

ELOY JIMÉNEZ

Desde que fue firmado por los Chicago Cubs en el 2013 con un bono de $2.8 millones de dólares, las expectativas han sido muy altas para Jiménez, un jugador de gran potencial ofensivo que debutó en las Grandes Ligas la pasada campaña con los White Sox.

Eloy dejó su bate sentir inmediatamente, con una muy buena primera temporada en la que disparó 31 batazos de vuelta completa y registró un porcentaje de slugging de .513 en 122 partidos.

De hecho, Jiménez dejó lo mejor para el final de la campaña al totalizar 14 jonrones, 40 remolcadas y promedio de bateo de .308 en los últimos dos meses de juego.

Los White Sox creen tanto en el talento de Jiménez que le otorgaron antes de comenzar la pasada temporada un contrato de seis años y $43 millones, el más alto para un jugador miembro de una organización que no había acumulado tiempo de servicio en las Grandes Ligas.

Jiménez, que terminó cuarto en las votaciones para el premio Novato del Año, jugó 114 partidos en el jardín izquierdo en el 2019 y, aunque todavía necesita trabajar bastante para mejorar su defensa, finalizó la temporada con el quinto mejor porcentaje de fildeo en su posición en la Liga Americana (985).

Se espera que permanezca a largo plazo patrullando las esquinas del outfield.

VÍCTOR ROBLES

Robles fue firmado como un prospecto de gran talento en el 2015 por los Nationals y algunas lesiones evitaron que se estableciera más rápido al roster de Grandes Ligas del club. Sin embargo, en su primera temporada completa en el 2019, el jardinero central mostró la versatilidad que podría convertirlo en uno de los jugadores más emocionantes del béisbol. En 155 partidos, acumuló 17 cuadrangulares y 28 bases robadas, mostrando su combinación de poder y velocidad, pero fue en la parte defensiva donde Robles mostró su máximo potencial.

Robles encabezó a todos los jardineros centrales de las Grandes Ligas con 12 asistencias y 22 carreras defensivas salvadas, utilizando su velocidad para cubrir gran parte del terreno en los bosques.

Existen grandes expectativas para Robles en esta próxima temporada, especialmente ver su progreso en algunos aspectos ofensivos donde debe mejorar con más experiencia como su total de ponches recibidos con 140 y un porcentaje de embasarse de .326.

Un extra para el público dominicano y de todo el béisbol es que podremos disfrutar del juego de Robles y Juan Soto de manera simultánea mientras se mantengan como compañeros en Washington.