Inmortal jardinero de Tigers, Al Kaline, fallece a los 85 años de edad

AP Photo/Gene J. Puskar

Al Kaline, un miembro del Salón de la Fama que jugó los 22 años de su carrera con los Detroit Tigers y se ganó el apodo de "Sr. Tigre", murió el lunes, confirmó un funcionario del equipo a ESPN. Tenía 85 años.

Kaline, 18 veces seleccionado al Juego de Estrellas y 10 veces ganador del Guante de Oro en el jardín derecho, se retiró poco después de registrar su imparable 3,000 en 1974 y se unió al equipo de transmisión de los Tigers. Continuó trabajando para los Tigers después de su retiro de las transmisiones en 2002.

Se convirtió en el primer Tiger en tener su número retirado, con el "6" por el que fue conocido en la casa club subiendo a las paredes en 1980. También fue elegido al Salón de la Fama ese año, el primero en la boleta.

Nacido y criado en Baltimore, Maryland, Kaline se unió a los Tigers justo al salir de la escuela secundaria, haciendo su debut en las Grandes Ligas en 1953. Para 1955, se había convertido en el jugador más joven en ganar el título de bateo de la Liga Americana y terminó segundo detrás de Yogi Berra. en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

Al igual que muchos jugadores de su época, Kaline trabajó fuera de temporada después de ingresar a las Grandes Ligas, como vendedor de artículos deportivos de Baltimore --incluso después de ganar el título de bateo en 1955.

"Era un vendedor terrible", dijo Kaline. "La mayoría de las veces, estaba en el sótano practicando mi swing".

Kaline hizo su única aparición en una Serie Mundial en 1968, en el equipo de los Tigers liderado por los lanzadores Denny McLain y Mickey Lolich. Kaline había estado fuera de juego durante parte de la temporada con un brazo roto, y cuando regresó fue utilizado principalmente como bateador emergente o primera base porque el trío de jardineros Willie Horton, Mickey Stanley y Jim Northrup estaba jugando bien.

Cuando los Tigers aseguraron el banderín, Kaline fue adonde el manager Mayo Smith y le dijo que no merecía ser titular. Smith lo ignoró y puso a jugar a Kaline, quien bateó para .379, conectó dos jonrones y produjo ocho carreras y los Tigers vencieron a los St. Louis Cardinals en siete juegos.

Kaline terminó su carrera con 3,007 hits, 399 jonrones y un promedio de bateo de .297.

En su cumpleaños 80, dijo: "Hasta el día de hoy, no puedo creer la vida que he tenido. Quería ser jugador de béisbol y hacer lo único en lo que era bueno. Incluso ahora, me encanta mucho".