Eric Davis debutó con camiseta sin número hace 36 años

Durante su carrera de 17 años en MLB, Eric Davis puso muchos números en el campo y usó varios números en sus uniformes, excepto el día de su debut con los Cincinnati Reds, un día como hoy hace 36 años, el 19 de mayo de 1984. Focus on Sport/Getty Images

Durante su carrera de 17 años en las Grandes Ligas, el jardinero Eric Davis puso muchos números en el campo y usó varios números en sus uniformes, excepto el día de su debut con los Cincinnati Reds, un día como hoy hace 36 años.

El 19 de mayo de 1984, Cincinnati llamó desde las ligas menores a Davis, de 22 años, para una serie que jugaban contra los St. Louis Cardinals en el Busch Stadium II. El equipo olvidó empacar camisetas numeradas extras y Davis fue forzado a jugar con una chaqueta sin número, bateando de emergente por el lanzador Bob Owchinko en la primera parte de la quinta entrada.

Davis bateó un rodado al campocorto contra el lanzador dominicano Joaquín Andújar, quien lanzó juego completo en el triunfo de los Cardenales 7-1. "El Rojo" Davis se convirtió en el segundo jugador, desde que las Grandes Ligas (MLB) adoptaron el uso de números en los uniformes en 1929, en accionar con una camiseta sin numeración.

El 4 de septiembre de 1961, también en su primer partido en MLB, el lanzador derecho Joe Horlen lanzó cuatro entradas de dos hits en relevo y se anotó el triunfo en el partido que los Chicago White Sox ganaron 9-5 a los Minnesota Twins en el Metropolitan Stadium, jugando con una camiseta sin número. Los Mellizos ganaron con igual marcador el primer choque de una doble cartelera en esa fecha.

Horlen, quien usaría el número 20 por la mayor parte de su carrera de 12 años, fue subido a último momento de las ligas menores ese mismo día y su equipo no cargaba camisetas numeradas extras.

También, en más de una ocasión, todos o algunos de los jugadores de uno o los dos equipos en el campo no usaron números, pero no por error, sino por estar usando uniformes antiguos en alguna celebración especial.

Aunque los números en los uniformes forman parte de la cultura del béisbol (el aficionado promedio puede reconocer la imagen de Babe Ruth con solo ver una camiseta #3 de los New York Yankees e igual ocurre con el #42 de los Dodgers que vistió Jackie Robinson, por mencionar algunos casos) en realidad no es una costumbre muy antigua.

En lo que se refiere a las Grandes Ligas, los Cleveland Indians y los Yankees (16 y 18 de abril de 1929, respectivamente) fueron los primeros clubes en usar números en sus camisetas de forma permanente. Eso significa que, contrario a lo que uno pensaría, Ruth solamente tuvo un #3 en su espalda en los últimos siete de sus 22 años en las ligas mayores.

En el caso de Davis, su vida estuvo llena de números, pese a que las lesiones impidieron que su gran talento tuviera una placa en el Salón de la Fama de Cooperstown como recordartorio perpetuo.

Davis usó el #55 el resto de su primera temporada en Cincinnati, cambió al #44 por los siguientes siete años, pero luego se se vió forzado a vestir el #33 con los Los Angeles Dodgers (1992-93) y Detroit Tigers (1994). Cuando regresó a Cincinnati en 1996 retomó su número 44, pero después usó el #24 con Baltimore Orioles (1997-98) y San Luis (1999-2000) y el #22 con los San Francisco Giants (2001).

Un súper pelotero que nunca pudo jugar más de 135 juegos en una temporada, Davis era tremendo jardinero defensivo con herramientas superiores de poder y velocidad. En 1986 bateó 27 jonrones y se robó 80 bases y al año siguiente disparó 37 vuelecercas y se estafó 50 almohadillas, sin superar los 132 juegos.

Davis ganó tres veces el Guante de Oro y totalizó 282 jonrones y 349 robos en apenas 5,321 turnos al bate.

En su carrera, Davis promedió 28 jonrones y 37 robos por cada 162 juegos.

Para que tengan una idea de lo que significan esas cifras: Barry Bonds, el único pelotero con más de 500 jonrones y más de 500 robos, promedió 41 jonrones y 28 robos por 162 juegos, mientras que su padrino, el gran Willie Mays (más de 600 jonrones y más de 300 robos) promedió 36 jonrones y 18 robos por 162 juegos en su carrera.